17|11|2021

Ante el peronismo movilizado, Fernández abrió la competencia interna para 2023

17 de noviembre de 2021

17 de noviembre de 2021

El Presidente dijo que "es hora de poner las diferencias sobre la mesa" y pidió alzar las voces "con las convicciones de siempre". 

"Mi mayor aspiración es que en 2023 desde el último concejal hasta el Presidente de la República lo elijan primero los compañeros del Frente de Todos". Con esa frase y ante el peronismo movilizado a Plaza de Mayo, el presidente Alberto Fernández abrió la competencia interna para las próxima elecciones presidenciales. 

 

"La militancia que durante tantos años resistió para que el general (Juan Domingo Perón) volviera a a Argentina nunca murió. Quiero darle las gracias a cada compañero y compañera militante que se movilizó cuando vieron la derrota que tuvimos en las PASO y salió a pedirle a sus vecinos que nos acompañen", exclamó. 

 

Y agregó: "Las urnas nos dejaron un mensaje y nosotros escuchamos eso, mejoramos y muchos compatriotas nos acompañaron en las elecciones del domingo. Queda mucho por hacer, pero hay muchos que descreen y esperan que hagamos mucho más".

 

Asimismo, el jefe de Estado consideró que "es un día oportuno" para dar inicio a la segunda etapa de su gobierno y empezar a "levantar lo que haya que levantar". "El primer objetivo es recuperar la economía de una vez y para siempre, es llenarla de trabajadores, es hacer crecer al campo, es hacer que la riqueza se distribuya igualitariamente entre todos los argentinos", apuntó.

 

En otro tramo de su discurso, apuntó contra la oposición y subió al ring a su antecesor: "Si (Mauricio) Macri no quiere hablar, que se quede sólo con sus amigos haciendo negocios". Además, apuntó contra el diputado electo Javier Milei: "Si no quiere hablar que se quede encerrado, nada tenemos que hablar con ellos".

 

Palazzo: “El acto es un apoyo a las políticas del Gobierno de Alberto y CFK”

El secretario general de la Asociación Bancaria y diputado electo por el Frente de Todos, Sergio Palazzo, respaldó la masiva marcha a Plaza de Mayo por el Día de la Militancia y dijo que el acto es “un apoyo a las políticas del gobierno de Alberto Fernández y Cristina Kirchner”.

 

Al participar de la movilización, convocada por la CGT, La Cámpora y los moviemientos sociales, el dirigente gremial manifestó su acompañamiento al gobierno nacional que, a su entender, pasó “momentos duros y difíciles”.  

 

“Después del resultado electoral tenemos una oportunidad de empezar a crecer, crear empleo y producción. (El acto) es un apoyo a las políticas del gobierno que encabeza Alberto Fernández y Cristina Kirchner”, señaló en diálogo con Letra P.  

 

Asimismo, analizó los resultados electorales: “Cuando uno mira en términos de poder, se ganó porque conservamos la primera minoría en la Cámara de Diputados y en el Senado. Recuperamos la mayoría en el Senado provincial. Técnicamente, hubo un punto de diferencia a favor de ellos, pero en estructura de poder es un gran avance del Frente de Todos”.

 

La CGT, La Cámpora y los movimientos sociales ya marchan a Plaza de Mayo

El tridente oficialista compuesto por la Confederación General del Trabajo (CGT), La Cámpora y los movimientos sociales se moviliza por las calles de la Ciudad hacia la Plaza de Mayo a la espera del discurso del presidente Alberto Fernández, estipulado para las 17. Con el objetivo de conmemorar el Día de la Militancia, el Gobierno busca pasar de página y dar una muestra de fuerza y unidad luego de la derrota electoral del domingo.

 

De esta manera, será la primera vez desde su asunción que el Presidente hable ante los sectores movilizados que lo apoyan en la histórica plaza, luego de haber suspendido su participación en la celebración por el Día de la Lealtad peronista el pasado 17 de octubre. Esta vez la excusa será celebrar los 49 años del primer regreso a la Argentina del exilio del expresidente Juan Domingo Perón y tiene como lema la consigna “Todos unidos triunfaremos”. Para ello se esperan, como mínimo, según asegura la organización, unas 100 mil personas.

 

En la previa de la jornada, el secretario de Economía Social del Ministerio de Desarrollo Social y dirigente del Movimiento Evita, Emilio Pérsico, adelantó que será una movilización que tendrá una “imagen de masividad” y “unidad”, ya que participa “todo el conjunto de los sectores y espacios que forman parte del Frente de Todos”. “La marcha va a ser muy masiva, incluso más que la del 17 de octubre, y va a ser una marcha de unidad", declaró este martes.

 

En el mismo sentido se manifestó el dirigente sindical de la Sanidad e integrante del triunvirato que conduce la CGT, Héctor Daer, quien afirmó que la movilización de este miércoles “será un acto de la militancia, pero también un escenario para hablarle a todo el pueblo argentino de lo que se viene”. Además, a raíz de la reducción de la brecha electoral por la cual el oficialismo perdió los comicios legislativos, Daer candidateó al Presidente para la reelección en 2023: “Yo creo que el éxito que pretendemos para estos dos años que vienen en la Argentina sin pandemia seguramente lo van a posicionar al Presidente con muchas posibilidades de ser reelecto”, declaró.

 

Las redes sociales también han sido utilizadas en las horas previas al cónclave por los distintos actores que convocan a participar. A través de Twitter, el canciller, Santiago Cafiero, llamó a “abrazar la militancia” y “celebrar la unidad”. El ministro de Desarrollo Social, Juan Ignacio Zabaleta, también invitó a la cita al destacar que “el militante abraza las luchas colectivas por sobre las individuales, con amor y compromiso, para toda la vida”. “Militamos todos los días con amor y desde el amor, buscando igualar derechos para todos y todas”, publicó en las redes sociales el exintendente de Hurlingham.

 

En esta jornada de mística peronista el Gobierno se aglutina en una fecha que no genera diferencias al interior de la coalición para fortalecerse de cara a los próximos dos años de mandato de Fernández, luego de haber sido derrotado en las legislativas del domingo. Lejos de las disputas políticas que estallaron en su interior tras la derrota de septiembre y de la carta-bomba de la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, en esta oportunidad el Frente de Todos busca enviar un mensaje de unidad y fortaleza.