28|8|2021

Médicos van al paro exigiendo que Vidal convoque a la paritaria de salud

02 de mayo de 2018

02 de mayo de 2018

Será este jueves. Así lo definió Cicop, que prevé otra medida de fuerza para la semana próxima. También, cuestionan el congelamiento de pases a planta y magras condiciones laborales.

Además del docente, otro foco de conflicto que se presenta en territorio bonaerense es el que mantiene el gobierno de María Eugenia Vidal con los médicos y profesionales de la salud, los cuales decidieron realizar un paro de 24 horas para este jueves en los 80 hospitales de la provincia en reclamo por ser convocados a la paritaria del sector.

 

“Con eje en los salarios y las condiciones laborales, las asambleas seccionales se pronunciaron por retomar paros, acciones regionales y movilizaciones que expresen con la mayor contundencia posible la adversa coyuntura actual”, señala en un comunicado el gremio Cicop para detallar que la medida de fuerza contará con acciones locales – actividades ya pautadas en Paroissien, Belgrano, Eva Perón y hospitales de Avellaneda - para el jueves 3 de mayo y “un nuevo paro de 24 horas para la semana siguiente, con fecha y movilización a consensuar con las organizaciones dispuestas a construir una acción común”.
 

 


“La Salud sigue ocupando uno de los últimos lugares en la agenda del Gobierno provincial. Lamentablemente, venimos padeciendo esta cuestión desde hace bastante tiempo. Pero las deficiencias se han agudizado bruscamente en los últimos años, con grandes dificultades para conseguir personal profesional y servicios que funcionan con muchas menores posibilidades que las que debieran tener. Los muy bajos salarios y las malas condiciones laborales provocan que no sea apetecible ingresar o permanecer en el sistema público bonaerense, con la consiguiente afectación en la calidad de las prestaciones”, añadieron desde la entidad gremial conducida por Fernando Corsiglia.

 

En ese sentido, se remarcó que en la paritaria del sector de 2017 se acordaron varias temáticas “que luego no fueron cumplidas por el gobierno de María Eugenia Vidal”. Así, se denunció “la interrupción del proceso de pases a planta de los becarios, la vuelta atrás de la propuesta de reglamento para el funcionamiento de las residencias –que otorgaba derechos a los residentes que siguen confiscados -, la falta de abordaje de las cuestiones relacionadas con Violencia e Infraestructura, manteniendo decisiones autoritarias y sin consenso que no contribuyen en nada a evitar malestares en la tarea cotidiana, son parte de sus incumplimientos flagrantes”.