X
Sorprendido, sentenció que “el último trimestre es el peor de la historia desde 2002” para el sector, y negó que “se llene de plata”. La familia y los huesos de pollo.
Redacción 29/06/2017 11:40

Federico Braun, tío del secretario de Comercio, Miguel Braun, y titular de la cadena La Anónima desde hace 40 años, negó este jueves que los supermercados “se llenen de plata” con este modelo económico. Muy por el contrario, dio toda una definición: alertó que “el último trimestre es el peor de la historia desde 2002” para el sector, y se mostró “sorprendido” por “lo que han caído las ventas” en los últimos meses.

 

 

“Todo el mundo cree que nos estamos llenando de plata, y es comprensible que sea así en una sociedad que desconfía de todo”, admitió Braun, pero señaló que “el último trimestre (enero-febrero-marzo) es el peor de la historia desde 2002 hasta acá, y el próximo probablemente sea peor, porque bajó el consumo y los impuestos han aumentado”.

Braun negó que los supermercados “estén remarcando el 500%” del precio de la carne. Recordó que “Argentina era hace 20 años el tercer exportador de carne vacuna”, pero “ahora estamos en el puesto 14, debajo de Paraguay y Uruguay”. “La gente cree que (Los supermercados) somos los formadores de precios, pero solamente vendemos el 7% de la carne que se vende en el país”, aclaró.

“Estoy sorprendido por lo que han caído las ventas. Hace meses que no recupera”, se alarmó el dueño de La Anónima en una entrevista con Radio Con Vos, donde además reveló que tuvo varias ofertas para desprenderse de La Anónima, pero las rechazó: “Lo último que voy a hacer es vender esta compañía”.

En palabras del ex secretario de Comercio, Guillermo Moreno, Braun es un “oligarca bueno”. Su hipermercado, propiedad de la familia Brown desde principios del siglo XX, concentra su enorme poder en la Patagonia.

En el reportaje, Braun fue consultado sobre su parentesco con el jefe de Gabinete, Marcos Peña. “Yo tengo 64 primos y 147 sobrinos segundos. Marcos Peña es uno de esos 147 sobrinos segundos”, explicó, y comentó que “hasta hace dos años no conocía” al funcionario. Y, sobre el vínculo familiar con Miguel Braun, confesó que “lo último que hubiera deseado es que fuera secretario de Comercio, porque naturalmente genera esta desconfianza”.

POLÉMICA AL HUESO. Braun dio explicaciones por la foto que circuló en las redes sociales -compartida por la ex presidenta Cristina Kirchner- donde se ve una bandeja de huesos de pollo a la venta en La Anónima. El empresario explicó que “un empleado colocó por error” dos bandejas, pero “las autoridades bromatológicas vinieron y no hubo ningún afectado” ya que no fueron vendidas.

De todos modos, informó que “el hueso de pollo, lo mismo que la carcasa, se vende en cantidades importantes”, y, en respuesta a quienes definieron la foto como un símbolo de la crisis, sostuvo que “no tiene nada que ver con la pobreza, al contrario: es un producto buscado por los especialistas de cocina como saborizante”.

Además, reveló que “en la búsqueda de aprovechar todas las partes del animal”, tienen en funcionamiento un “un trozadero de pollos” para cubrir la “demanda”, ya que “se venden 3.500 kilos por mes de carcasa”.

 

1

 

 

 

 

Braun, dueño de La Anónima, alertó sobre la caída de ventas en supermercados

Sorprendido, sentenció que “el último trimestre es el peor de la historia desde 2002” para el sector, y negó que “se llene de plata”. La familia y los huesos de pollo. 

Federico Braun, tío del secretario de Comercio, Miguel Braun, y titular de la cadena La Anónima desde hace 40 años, negó este jueves que los supermercados “se llenen de plata” con este modelo económico. Muy por el contrario, dio toda una definición: alertó que “el último trimestre es el peor de la historia desde 2002” para el sector, y se mostró “sorprendido” por “lo que han caído las ventas” en los últimos meses.

 

 

“Todo el mundo cree que nos estamos llenando de plata, y es comprensible que sea así en una sociedad que desconfía de todo”, admitió Braun, pero señaló que “el último trimestre (enero-febrero-marzo) es el peor de la historia desde 2002 hasta acá, y el próximo probablemente sea peor, porque bajó el consumo y los impuestos han aumentado”.

Braun negó que los supermercados “estén remarcando el 500%” del precio de la carne. Recordó que “Argentina era hace 20 años el tercer exportador de carne vacuna”, pero “ahora estamos en el puesto 14, debajo de Paraguay y Uruguay”. “La gente cree que (Los supermercados) somos los formadores de precios, pero solamente vendemos el 7% de la carne que se vende en el país”, aclaró.

“Estoy sorprendido por lo que han caído las ventas. Hace meses que no recupera”, se alarmó el dueño de La Anónima en una entrevista con Radio Con Vos, donde además reveló que tuvo varias ofertas para desprenderse de La Anónima, pero las rechazó: “Lo último que voy a hacer es vender esta compañía”.

En palabras del ex secretario de Comercio, Guillermo Moreno, Braun es un “oligarca bueno”. Su hipermercado, propiedad de la familia Brown desde principios del siglo XX, concentra su enorme poder en la Patagonia.

En el reportaje, Braun fue consultado sobre su parentesco con el jefe de Gabinete, Marcos Peña. “Yo tengo 64 primos y 147 sobrinos segundos. Marcos Peña es uno de esos 147 sobrinos segundos”, explicó, y comentó que “hasta hace dos años no conocía” al funcionario. Y, sobre el vínculo familiar con Miguel Braun, confesó que “lo último que hubiera deseado es que fuera secretario de Comercio, porque naturalmente genera esta desconfianza”.

POLÉMICA AL HUESO. Braun dio explicaciones por la foto que circuló en las redes sociales -compartida por la ex presidenta Cristina Kirchner- donde se ve una bandeja de huesos de pollo a la venta en La Anónima. El empresario explicó que “un empleado colocó por error” dos bandejas, pero “las autoridades bromatológicas vinieron y no hubo ningún afectado” ya que no fueron vendidas.

De todos modos, informó que “el hueso de pollo, lo mismo que la carcasa, se vende en cantidades importantes”, y, en respuesta a quienes definieron la foto como un símbolo de la crisis, sostuvo que “no tiene nada que ver con la pobreza, al contrario: es un producto buscado por los especialistas de cocina como saborizante”.

Además, reveló que “en la búsqueda de aprovechar todas las partes del animal”, tienen en funcionamiento un “un trozadero de pollos” para cubrir la “demanda”, ya que “se venden 3.500 kilos por mes de carcasa”.

 

1