Cambiemos. el diario del lunes

Hace un año, Vidal celebraba el acuerdo con los docentes “gracias al diálogo”

En la Legislatura, describió “la Provincia quebrada”. Auguró un tiempo de “crecimiento sostenido”.  Cuando habló de inundaciones, prometió estar presente “las 24 horas, los siete días de la semana”.

En el minuto uno de su gestión, la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, destacaba el diálogo con los maestros y celebraba, frente a la Asamblea Legislativa: “¡Empezamos las clases a tiempo! Hoy podemos decir, con alegría, que todos los chicos de nuestra provincia están en las aulas y esto lo logramos gracias al diálogo y al trabajo que venimos haciendo con los gremios docentes desde que empezamos el Gobierno”. 
Además, mientras por estos días, con la paritaria docente al rojo vivo, se fogonea desde redes sociales la campaña de voluntariado para dar clases, la mandataria prometía, aquel 1 de marzo de 2016, en un discurso de 44 minutos, un “Plan de Formación, Capacitación y Actualización Docente sin precedentes en esta provincia, para recuperar la autoridad pedagógica del maestro”. 

 


Como había hecho horas antes el presidente Mauricio Macri en el Congreso, en la inauguración del primer período de sesiones ordinarias de la Legislatura con ella en el poder, Vidal cuestionó en duros términos al gobierno de su antecesor, Daniel Scioli. "Nos duele la provincia quebrada", dijo y, en la misma línea, agregó: "Encontramos un Estado que está más preparado para obstaculizar que para gobernar".
En materia de seguridad, prometió “una gran compra de equipamiento y móviles”. También dijo que se iba a “modernizar la estructura policial estableciendo un orden que permita lograr mejores resultados y que los agentes estén más cerca del vecino”.
Dijo: “En 88 días de gobierno, armamos tres centros de operativos de emergencia, incorporamos camionetas 4x4, botes,  generadores y 1.300 pluviómetros que nos van a permitir anticipar inundaciones. La honestidad no es sólo no robar. Honestidad es decir la verdad. Es estar ahí cuando nos necesitan, a disposición las 24 horas, los siete días de la semana, sabiendo que la gente cuenta con nosotros y que nuestra responsabilidad es dar respuesta. Tal como me comprometí el 10 de diciembre, sigo recorriendo los barrios y hablando cara a cara con la gente y no voy a dejar de hacerlo. Durante la campaña no prometí soluciones mágicas y no voy a hacerlo ahora”.
Lo prometió en su campaña y también frente a la Asamblea Legislativa: la llegada del SAME a la Provincia. “Estamos trabajando en la creación de un verdadero sistema integrado de emergencias en el área metropolitana, que es un proyecto compartido con la Ciudad de Buenos Aires y que va a cambiar para siempre la vida de los vecinos de la Capital y del conurbano bonaerense. Este plan incluye la ampliación de la cobertura del sistema de emergencias SAME”.
Este miércoles, a las 18, la gobernadora volverá a enfrentar a los diputados y a los senadores de la provincia con un mensaje que ya no podrá hacer eje en la herencia. De hecho, en los últimos días adelantó que hablará, incluso, de lo que cree que hizo mal. Hasta el cierre de esta nota, al menos, el secretario de Comunicación, Federico Suárez, el funcionario que coordinó la elaboración del discurso, cumplió a rajatabla la orden de mantener esa pieza bajo siete llaves. 
 

 

macri vuelve recargado
Axel Kicillof y Julio Alak, oradores en un curso de formación política

También te puede interesar