X

Así lo resolvieron este viernes tras el congreso provincial de delegados. Reclaman una convocatoria urgente a paritarias.

Redacción 06/01/2017 16:19

El próximo miércoles 11 de enero, los médicos realizarán el primer paro del año contra la gobernadora María Eugenia Vidal. Así lo decidieron este viernes en el congreso provincial de delegados, en reclamo por la falta de convocatoria a paritarias y por la grave crisis que atraviesa el sistema de salud bonaerense. La medida de fuerza afectará a todos los hospitales y centros de salud de la provincia de Buenos Aires.

"Ese mismo día vamos a hacer una acción local en el hospital de Wilde. El 1 de enero los trabajadores padecieron una situación de violencia, con golpes y robos de parte de un grupo de personas, sin contar con la prevención indispensable que está acordada con el ministerio de Salud", dijo el titular de la CICOP, Fernando Corsiglia.

Para Corsiglia hay "una situación extremadamente crítica del sistema de salud, la falta de personal de una manera sistemática en las guardias de casi todos los hospitales de la provincia, y falta de respuestas: no hay convocatoria a paritaria, falta de cumplimiento del pase a planta de los becarios acordado en la última paritaria y falta de avances en la aplicación del cambio de régimen jubilatorio". Por eso paran.

Todo, en el marco de la última paritaria fallida previo al fin de año. Hablan de una "insólita la actitud del gobierno provincial de Vidal, rayana en la irresponsabilidad, que nos obliga a redoblar esfuerzos en la primera semana del año". Es que los profesionales de la salud habían denunciado que el aumento ofrecido por las autoridades de la Provincia fue de 98 pesos. El rechazo fue inmediato y la postura se endureció.

"La falta de convocatoria a una nueva reunión paritaria, luego de la irrisoria oferta del jueves 22/12, rechazada in límine en la propia mesa de negociaciones por nuestros delegados y delegadas de paritarias, reafirma la ausencia de compromiso fehaciente de parte de la gobernadora Vidal con la salud pública en la provincia de Buenos Aires", dispararon los médicos y agregaron: "La notable distancia entre los discursos y la práctica se torna muy evidente con esta realidad; de poco sirve decir que la salud es una de las prioridades de gestión cuando la situación de las y los trabajadores es la que padecemos y el destrato se convierte en marca registrada de parte de los funcionarios; enviar a la Legislatura para su aprobación un presupuesto para el área de Salud aún menor a los padecidos en los últimos años es una definición política que va en consonancia con las decisiones paritarias que vienen adoptando".