PROVINCIA

Vidal y Frigerio unifican interlocutor con municipios para obras

Se trata de Lucas Delfino, a quien le encargaron el vínculo con intendentes para “agilizar” la distribución de la obra pública, herramienta clave de la provincia de cara al 2017.

La decisión se tomó hace pocos días. Hay que hacerlo “rápido” y con “elegancia”, aseguran en el gobierno de la provincia de Buenos Aires. “Es prioridad”, devuelven en el Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación. Con la mente en los comicios de medio término del año que viene, María Eugenia Vidal y Rogelio Frigerio quieren acelerar las obras de infraestructura en la madre de todas las batallas electorales y “cuidar” el diálogo con los intendentes. Para eso decidieron unificar la interlocución con los jefes distritales y le encargaron la tarea al Subsecretario de Asuntos Municipales de la Nación, Lucas Delfino, que deberá “aceitar” ese vínculo.

 

La gobernadora bonaerense y el ministro político del gabinete de Mauricio Macri coinciden en avanzar con la ejecución y presentación de obras en todo el territorio de la provincia que encabeza el listado de electores de la República Argentina. Los trabajos se basan en la garantía de servicios como agua potable, cloacas, viviendas sociales y obras hídricas para evitar inundaciones.

 

Según pudo saber Letra P, en concepto de obras hídricas, Vidal y Frigerio acordaron avanzar y presentar un avance destacable antes de los comicios en la Cuenca del Salado “por lo que representa para la matriz productiva” y la de Luján, para evitar foto de eventuales inundaciones en época de campaña. En la gobernación bonaerense todavía recuerdan el “golpe” que fue para Daniel Scioli y el peronismo las impactantes fotos de la fatal inundación y la mítica Basílica de Luján rebalsada de agua, justo el mismo día de la PASO del 9 de agosto.

 

En concreto, Vidal le solicitó a Frigerio que “apure” la ejecución de obras públicas en la provincia de Buenos Aires, tanto para intendentes opositores como para los oficialistas. Bajo esa premisa, ambos acordaron que Delfino encabece el diálogo con los jefes distritales para que la agilización de la distribución de obras sea “equitativa” y  “consensuada”.

 

Si bien el objetivo es llegar a marzo de 2017 con una serie de trabajos listos para exhibir ante los vecinos de distintos municipios bonaerenses, el subsecretario ya comenzó la ronda de encuentros con jefes comunales de todos los colores políticos. El objetivo es que los intendentes puedan ver avances reales en lo que queda de este año y Delfino tendrá doble tarea: actuará como nexo con los dirigentes territoriales y determinará cuáles son las obras más importantes y para las que se necesita mayor celeridad.

 

Como prueba de esto, en el marco del Plan de Hábitat que lleva adelante el Ministerio del Interior, el funcionario nacional firmó convenios con los municipios de Olavarría, Adolfo Alsina, Rauch, Saladillo, Suipacha y Roque Pérez, entre otros. En esa gestión también participan los secretarios Domingo Amaya (Vivienda y Hábitat) y Sebastián García de Luca (Interior).

 

Días atrás, una decena de jefes comunales de Cambiemos dejaron sus despachos bonaerenses y se acercaron hasta la Casa Rosada para verse con Frigerio y su equipo. La discusión por las obras fue el atractivo principal del encuentro del que también participaron García De Luca, Delfino, Amaya y los subsecretarios Iván Kerr, Jorge Sábato y el presidente de AySA, Martín Heinrich.

 

“Este encuentro es para ver cómo estamos parados y cómo vamos a planificar el año que viene”, destacó el ministro y subrayó que la meta del gobierno es continuar con las obras de vivienda, agua, cloacas e infraestructura que ya se están ejecutando “con buen ritmo”. Semanas atrás, el mismo grupo de funcionarios recibió a los jefes comunales del Frente para la Victoria.

 

sin leyes ni pacto de mayo, milei monto su show para ocultar las derrotas
Los muchachos de Javier Milei.

También te puede interesar