Brutal Ataque

CFK, que puso a Szpolski de candidato en Tigre, se solidarizó con Tiempo Argentino

La ex presidenta pasó por la redacción del diario y se reunió con los trabajadores que se hicieron cargo de la empresa luego del vaciamiento que ejecutó el empresario K Sergio Szpolski.

En el marco de su estadía en Buenos Aires, la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, visitó la redacción del diario Tiempo Argentino, que el domingo último sufrió un repudiable ataque intimidatorio de parte de una patota comandada por quien dice ser el dueño de la empresa, Mariano Martínez Rojas. Sin embargo antes de que la empresa llegue de manera poco clara a manos de Martínez Rojas fueron los empresarios Sergio Szpolski y Matías Garfunkel los encargados de ejecutar el vaciamiento a través de los desmanejos empresariales, pese a la cuantiosa pauta estatal recibida durante el gobierno –justamente- de Cristina. 

 

“El vaciamiento fraudulento de empresas es una carga penal que se tiene que denunciar con nombre y apellido” dijo este miércoles Cristina en la redacción del diario. 

 

El vaciamiento que se dio en el Grupo 23 que contaba entre sus medios al diario Tiempo Argentino no fue de un día para el otro. Desde la administración de Sergio Szpolski la empresa empezó a desprenderse de los medios hasta dejar de pagar los sueldos de los trabajadores. Todo, a termómetro con la pauta estatal que recibía de parte del Gobierno Nacional.

 

Fue en la primavera kirchnerista cuando el Grupo mostró su mayor crecimiento. La relación entre el kirchnerismo y Szpolski sobrepasó las barreras propagandísticas y llegó al plano político-electoral. En las últimas elecciones, el propio dueño del Grupo fue candidato a intendente en Tigre.

 

Así, se convirtió en la figura que pergeñaron desde las usinas K para la catastrófica ingeniería electoral. Se sacó fotos con Daniel Scioli, Wado De Pedro, Gabriel Mariotto, el Chino Navarro, Diego Bossio, Julián Domínguez, Fernando Espinoza, entre otros. Caminó Tigre vestido de candidato para intentar hacer pie en las tierras del Frente Renovador y no lo logró. Después de la derrota, se desprendió también de los medios.

 

Los trabajadores de Tiempo Argentino tuvieron que aprender a montar una cooperativa para no quedarse sin trabajo. Todavía les adeudan sueldos y en la madrugada del lunes último un grupo de tareas intentó –otra vez- dejarlos sin trabajo con un repudiable ataque a la redacción. El miércoles Cristina Kirchner, aprovechando sus días en la capital federl visitó la redacción, se reunió con los trabajadores y dijo que “el vaciamiento fraudulento de empresas es una cargo penal que se tiene que denunciar con nombre y apellido”. 

 

Las Más Leídas

También te puede interesar