X

Acorralado, Aníbal intentará retener el control del club Quilmes

El ex candidato a gobernador renunció como titular del hockey pero le queda el Cervecero. La oposición teme que se valga de sus contactos en la Justicia bonaerense para ganar la elección.

Redacción 06/07/2016 9:34

El 31 de julio son las elecciones en el club Quilmes. Aníbal Fernández se desligó de la institución el año pasado por su actividad política y hoy sigue alejado, aunque su licencia venció y debería estar al frente. En aquella ciudad del sur del conurbano aseguran que el ex candidato a gobernador por el Frente para la Victoria quiere reflotar, pero que aún no tiene una estrategia clara. El oficialismo presentó misteriosamente un padrón con más de mil socios nuevos y los opositores temen que los contactos del ex jefe de Gabinete de la Nación con hombres de la Justicia bonaerense y con la Procuradora María del Carmen Falbo, inclinen la balanza y hagan que los Meiszner retengan el poder del que gozan hace más de tres décadas.

Aníbal pegó el portazo este martes como presidente de la Confederación Argentina de Hockey, pero aún le queda una difícil misión: retener el poder en el club del que es hincha. Todo, en el marco de la persecución que está sufriendo en las causas del Fútbol para Todos y la efedrina, en donde lo siguen vinculando al triple crimen de General Rodríguez. 

En Quilmes, en la última elección hubo alrededor de 5 mil socios habilitados para votar y hoy hay más de 6 mil 200. La oposición puso la lupa inmediatamente sobre esta situación, porque sospechan que desde el club dibujaron el nuevo padrón. "Hay que ver si metieron socios truchos", le dijo a Letra P una fuente ligada al Cervecero. Según pudo saber este portal, varios dirigentes de la alianza opositora que lleva como candidato a presidente a Marcelo Calello, ya están preparando el cruce de datos para corroborar esta cuestión e ir a Personas Jurídicas.

Todos los ojos se posan sobre la figura de Aníbal, de estrecha relación con Falbo. En los últimos días, desde el gobierno de María Eugenia Vidal volvieron a salir al cruce contra ella. Fue el ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, quien dijo que "ella (Falbo) tiene un compromiso político con los sectores del peronismo. Ella ha trabajado y militado con Aníbal Fernández". "Ya cumplió un ciclo en la Provincia", tiró además.

En Personas Jurídicas, dependiente del ministerio de Justicia bonaerense, Aníbal tiene contactos; concretamente hay una persona -Raúl Puhl- que fue la encargada de realizar y firmar todos los balances de Quilmes en la era Meiszner y Fernández.

Ese punto es clave para las intenciones de Aníbal. Cada vez que le preguntan se hace el desentendido y niega insólitamente estar al mando del club Quilmes, pero en el fondo no quiere entregar el cargo sin ofrecer resistencia. La pregunta es de qué manera el oficialismo buscará ganar las elecciones, porque el club está destrozado económicamente, su titular está ausente desde hace aproximadamente 1 año, la barra continúa con mucho poder y el equipo terminó el último torneo muy bajo en los promedios.

Los oficialistas están coqueteando con el empresario Luciano López, quien en la última elección fuera candidato opositor, pero que hoy en día mantiene una mala relación con los anti anibalistas, a raíz de un enojo por no conseguir la vicepresidencia del nuevo armado. En su entorno niegan que sea el candidato del oficialismo, pero es algo que aún puede modificarse.

Por otra parte sigue latente la intención de candidatear a Roberto "Mata" Rodríguez, actual mandamás del club Berazategui y secretario general de los Empleados de Comercio de Quilmes, Berazategui y Florencio Varela. Este plan también preocupa a la oposición, porque imaginan la inserción en esta historia del sindicalismo. "Nos van a mandar a la UOCRA", pronostican.

A priori, el panorama parece pintar muy adverso para la actual conducción, pero desde la oposición son muy cautos. Concretamente temen que el 31 se manipulen los resultados. Por lo bajo, socios de Quilmes disconformes con la Comisión Directiva advierten que "los dirigentes tienen la posibilidad de crear carnets truchos" y que eso "es incontrolabe". "Lo sabe todo el mundo acá eso", le dijo a este portal una fuente cercana a la institución.

El 19 de julio es la fecha límite para presentar las listas y ahí se sabrá cuál es el verdadero plan de Aníbal para intentar retener el club.