Dólar y precios

El tipo de cambio ya roza el valor que se estimaba para fin de año

Se acercó a los $15,40, al borde de los $16 que consultores y Hacienda pretendían para diciembre. Cómo impactará, de transformarse en tendencia, en los precios de la economía en general.

Hay imponderables que el Gobierno nacional no pensaba dentro de su plan económico de corto plazo. Uno de ellos es la salida de Gran Bretaña de la zona euro, un hecho que repercutirá en el flujo de créditos e inversiones externas que la administración Macri tenía planeadas para apuntalar la recuperación económica. Pero hay otras cuestiones que, según los analistas, son escollos para el segundo semestre: una de ellas, los movimientos bruscos que viene teniendo el dólar en cuestión de días. De hecho, el alza en torno a los $15,40 lo dejó a centavos de los $16, cifra que todos los consultores y hasta el propio Ministerio de Hacienda habían calculado como una cotización de fines de año.

 

El dato preocupa por varias razones. En primer lugar, por cómo impactará la suba –de sostenerse como tendencia- en los precios de la economía en general. Las razones del alza se explican, en parte, por el impacto mundial del éxodo británico; y, en segundo término, por la expectativa que hay en torno a cuántos dólares ingresarán por el blanqueo de capitales anunciado por la Nación. Hay confianza en que la amnistía tributaria permita el ingreso de hasta U$S 30 mil millones, lo que debería redundar en una baja del precio. Pero todo depende de cuánto y cuándo se blanqueará. Lo cierto es que, para los analistas, el blanqueo debería ser extremadamente exitoso para que se produzca un movimiento en la cotización. De todos modos, en los bancos saben que el tipo de cambio a $14 no estaba siendo considerado por ningún sector de la economía. Ergo, no va a sorprender a nadie, salvo a la gente común, una suba a $16.

 

Quienes a diario hablan con el presidente del Banco Central, Federico Sturzenneger, aseguran que el manejo del tipo de cambio es compartido con Economía. Que actúan como un bloque de concreto, en relación a concepciones económicas que tienen otros ministerios vinculados a la toma de decisiones. Sin ir más lejos, apuntan que la política monetaria actual está guiada por la marcha de la inflación. Y que el BCRA corrigió interviniendo porque consideró que en $14 o por debajo era demasiado abajo, logrando una especie de punto de equilibrio en $15.

 

Lo positivo para el Gobierno es que esta situación se da en un contexto de sobre población de divisas. Sin ir más lejos, los asesores económicos del presidente Mauricio Macri le llevan tranquilidad en este sentido. Es que el país no precisa ya las inversiones para apuntalar las reservas, sino para algo aún más urgente: generar producción que redunde en creación de puestos de trabajo ante una plaza local alicaída.

 

En la otra esquina, los que no están para nada conformes son aquellos que apostaron a las Lebacs. En casi todas las consultoras que tienen clientes hay, desde la semana pasada, un pedido de análisis de condiciones para pasarse de los títulos al dólar.

 

La otra duda que genera el dólar en los niveles actuales es si habrá traslado a precios. Los especialistas descuentan que, cuando se produjo la devaluación, los comerciantes remarcaron por sobre el dólar a $14, por lo que deberían estar cubiertos. Pero hay otro dato importante para descartar que la micro devaluación se vea en las góndolas: el mercado interno está muy ajustado y es incapaz de volver a cargar una suba sin que se resienta aún más el volumen de demanda.

 

El ministro de Finanzas, Luis Toto Caputo, designó como nuevo secretario de Agricultura a Sergio Iraeta, un funcionario vinculado a los negocios de Juan Pazo, virtual viceministro.
Las modificaciones que sufre el mercado laboral con la ley ómnibus de Javier Milei

También te puede interesar