X
El secretario de la Comisión por la Memoria, Roberto Cipriano García, señaló a Letra P que la gobernadora prometió reformas en el Servicio Penitenciario aunque no dio detalles.
Redacción 21/10/2016 15:14

La Comisión Provincial por la Memoria (CPM) mantuvo el último jueves un encuentro con la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, a quien le entregaron el informe anual del organismo sobre el sistema de encierro y políticas de seguridad. Sobre la reunión, el secretario de la entidad defensora de los Derechos Humanos, Roberto Cipriano García, señaló a Letra P: “Lo que le dijimos es que no veíamos medidas estructurales para transformar esta realidad. A pesar de que no se había completado el año de gestión, si las políticas seguían siendo las mismas, si el sistema penal seguía penalizando como lo hace, si seguían creciendo los índices de prisionización, la situación se va a agravar”.

Ante eso, el secretario de la CPM dijo que Vidal prometió que en las próximas semanas iba “a anunciar una reforma estructural del Servicio Penitenciario que iba a cambiar totalmente lo que es la institución”. De todos modos, recalcó: “No nos dio ningún detalle de la reforma. Sí nos dijo que había un problema muy serio de formación de los operadores del Servicio Penitenciario, también de Niñez, la Policía, van a fortalecer todo el tema de formación y capacitación constituir carreras profesionales para que quienes asuman esos puestos sean personas capacitadas”.

Asimismo, Cipriano García comentó que la comitiva encabezada por los presidentes del organismo, Adolfo Pérez Esquivel y Víctor Mendibil, describió los ejes centrales de una persistencia de las violaciones graves a los derechos humanos en las cárceles la provincia. “Escuchó el diagnóstico que le dimos, estuvo de acuerdo, dijo que efectivamente el Gobierno reconocía que se estaba ante una situación muy compleja, muy grave”.

En la misma línea, expresó que Vidal dijo estar “muy preocupada por las retenciones en comisarías y que estaban trabajando para resolver los problemas de detenciones en comisarías”.

En este sentido, el secretario de la CPM observó que “no son delitos complejos o eslabones importantes de la cadena delictiva las que se detienen, sino que la Policía tiene muchas personas por causas pequeñas o por códigos de faltas o por averiguación de identidad que hoy pueblan las comisarías ese tipo de detenciones”.

Por esto, detalló que la gobernadora les expresó que pedirá al ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, un informe sobre los delitos por los que las personas se alojan en las comisarías y la cantidad de tiempo.

Por otro lado, Cipriano García señaló que se realizó el planteo por parte de la CPM en lo que refiere a la necesidad de que se reconozca a la comisión como el organismo provincial para la prevención de la tortura. “Dijo que lo estaban viendo”, expresó.

Aunque el organismo defensor de los derechos humanos destacó el “avance de la separación de asuntos internos del Servicio Penitenciario y el accionar que lleva adelante la Auditoría de asuntos internos del Ministerio de Seguridad”, el secretario del CPM apuntó: “Con eso sólo no alcanza, pero sí destacamos que se ha mejorado la persecución de las faltas administrativas graves que no es menor”.

En tanto, el organismo insistió en el pedido de desplazamiento del cargo del actual jefe del Servicio Penitenciario, Fernando Díaz, imputado en una causa de corrupción en curso por irregularidades en la compra de alimentos en el Servicio Penitenciario Federal cuando se desempeñaba como auditor: “Dijo que lo iban a considerar, que estaban analizando cómo seguían la causa judicial y el sumario administrativo que se está haciendo a nivel federal”, comentó Cipriano García sobre la respuesta de Vidal a dicho pedido.

Por otra parte, en lo que refiere a la “tasa muy elevada de muertes en neuropsiquiátricos” abordada en la reunión, el secretario de la CPM detalló que Vidal se mostró “muy impactada y dijo que una de las preocupaciones era esa, que habían establecido un plan para reducir año a año las personas encerradas en manicomios, que iban a fortalecer los dispositivos de externación e integración y que la idea es en estos años ir reduciendo paulatinamente la cantidad de personas encerradas en manicomios”.