Economía

Empresarios en pie de guerra con massistas que cobran impuesto a la nafta

La bronca contra varios intendentes del Frente Renovador crece a diario desde sectores importantes de la Economía provincial y nacional. Según le dijeron a Letra P desde la Federación de Empresarios de Combustibles de la República Argentina, la norma impuesta por los mandatarios que responden a Sergio Massa, y que tanta polémica genera en la administración de Daniel Scioli, es absolutamente “ilegal”.

La polémica por el incremento de tasas genera, una vez más, cortocircuitos entre la Provincia, los municipios massistas y los empresarios de combustibles, enojados con el Frente Renovador de Sergio Massa por el cobro de un impuesto extra a los usuarios que circulan por las estaciones de servicio del conurbano bonaerense.

 

La situación rememora las críticas del gobernador Daniel Scioli contra los dirigentes que se quejaban de las negociaciones con los sectores agropecuarios, pero instalaban en sus territorios una tasa que aumentaba los precios de la nafta. “Algunos (massistas) se horrorizan por el incremento del 18 por ciento en el Inmobiliario Rural y luego aplican tasas de más del 40″, advertía el titular del ejecutivo bonaerense.

 

Los dichos del mandatario provincial vuelven a tener efecto, y se reproducen en el sector empresario, totalmente enemistado al Frente Renovador. “Dicen que todavía les falta dinero, pero obligan a pagar una tasa absolutamente ilegal. Esto no tiene límites, son los intendentes que vinieron a instalar el tema de la transparencia, de que buscan cambiar el país, pero colocan una norma que es ilegal”, le asegura a Letra P la titular de la Federación de Empresarios de Combustibles de la República Argentina (FECRA), Rosario Sica.

 

“Estos son los que hablan de cambiar todo, pero plantean excusas. Es lo mismo que salgan a  la calle, que agarren un vecino y le saquen dinero”, insiste Sica, que recuerda lo sucedido en Capital Federal, y compara la situación de Vicente López, distrito que maneja Jorge Macri, primo del jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri.

 

Sin filtro, recuerda la actitud del intendente de la primera sección electoral, un aliado de Sergio Massa en las últimas elecciones, quien presiona a los titulares de las estaciones para que cobren la medida impuesta.

 

“A (Jorge) Macri lo llamé cientos de veces y no me atendió, pero lo peor es que la iniciativa se reprodujo en San Isidro, San Fernando, Pilar, Escobar y Junín”, plantea la titular de FECRA, quien se refiere a los problemas que tiene, además, con Gustavo Posse, Luis Andreotti, Humberto Zúccaro y Mario Meoni.

 

“Estos señores no pueden disponer del combustible, porque sólo pueden implantar tasas, que es la prestación de un servicio. Les voy a hacer una movilización, un paro o algo porque estamos hartos”, advierte la dirigente, que enciende una alarma en la Casa de Gobierno, aunque le envía un agradecimiento a Daniel Scioli.

 

“Me merece más respeto Scioli, que siendo el gobernador no implantó esa media porque es ilegal. Si no lo hace él ¿por qué si los intendentes?”, se pregunta la empresaria, para recordar la jugada de los jefes comunales, que “recaudan” con la polémica medida en sus distritos.

 

“Cuanto más aumente el combustible, suben la tasa. Si esto continúa, va a llegar el momento que los usuarios deberán abonar un peso y pico de tasa, mientras ellos se pasean por los programas de televisión defendiendo sus gestiones, y por detrás, con guantes blancos, le quieren sacar el dinero ilegalmente: no pueden ser gobernantes, son ilegales”.

 

La historia promete un nuevo capítulo, mientras el Estado nacional negocia con las grandes empresas e implanta otro acuerdo de precios.

 

Nicolás Posse y Eduardo Rodríguez Chirillo
Javier Milei en el almuerzo organizado por el Consejo del Comercio y la Producción (Cicyp). 

También te puede interesar