Piñera quiere ser jefe de la oposición chilena y se despega de Pinochet

El ex presidente Sebastián Piñera está dispuesto a liderar la oposición en Chile, y su partido, Renovación Nacional (RN), ratificó una nueva declaración de principios en la que se asume socialcristiano y elimina toda alusión al golpe militar de 1973, al que el texto anterior exaltaba como “gesta libertadora”.

“Sin duda que no estoy jubilado; estoy muy activo y no soy indiferente”, advirtió Piñera, quien en marzo de este año traspasó el gobierno a la socialista Michelle Bachelet, quien ya había sido su predecesora en el cargo.

 

“Me preocupa y me ocupa lo que pasa con Chile, y yo, por ADN o herencia de mis padres, asumo mis compromisos con mucha pasión, vocación y dedicación”, agregó el ex mandatario.

 

Piñera remarcó que “es necesario hablar del futuro” y sostuvo que la posibilidad de que la centroderecha regrese al poder “está más abierta que nunca” porque “este  gobierno está cometiendo demasiados errores”.

 

En ese sentido, consideró “importante” que el sector al que representa sea capaz de proponerle al país “un gran proyecto de futuro” sobre la base de “tres valores fundamentales”, como definió a la libertad, la equidad y el progreso.

 

No obstante, reconoció que iniciar ahora una campaña, cuando faltan tres años para las próximas elecciones presidenciales, “resulta poco estético”.

 

Por otra parte, 86,5 por ciento de los militantes de RN aprobaron en plebiscito la nueva declaración de principios de la agrupación, propuesta en noviembre pasado por las autoridades partidarias.

 

“Esta declaración de principios, primero que todo, zanja finalmente que este partido se defina como socialcristiano, y no alude a hechos históricos puntuales”, aunque “sí valoramos el rol que han tenido históricamente las Fuerzas Armadas”, afirmó el secretario general de RN, Mario Desbordes.

 

La nueva declaración de principios deberá ser inscripta en el Servicio Electoral y publicada en el Diario Oficial, tras lo cual tendrá vigencia por 30 años.

 

Un grupo de militantes que se oponía a eliminar de la carta los elogios al golpe de estado comandado por el general Augusto Pinochet anunció que recurrirá a la justicia electoral para pedir que declare la nulidad de los cambios.

 

Las Más Leídas

También te puede interesar