Economía

El derrumbe del petróleo frustra la última salida de YPF a los mercados

Letra P.- Galuccio suspendió la colocación de obligaciones negociables prevista para diciembre. El silencio cómplice de Kicillóf. Novedades literarias en la CNV y el pedido de Manzano.

Miguel Galuccio tiene un fin de año ocupado en diversos frentes. El más reciente, y menos esperado, es el derrumbe del precio del barril del petróleo. La situación que conmueve a la economía global llevó el último viernes al CEO de YPF a suspender la última colocación de Obligaciones Negociables en Nueva York prevista para el mes de diciembre.

 

Este año YPF fue una de las acciones de mejor rendimiento en las bolsas de Nueva York y Londres, al punto que la petrolera llegó a ser una de las pocas firmas que en una sola colocación agotó el stock de títulos ofrecidos al mercado.

 

Esa buena racha pareciera llegar a su fin por el frente externo en el cual el crudo se derrumba, incluso por debajo de los 70 dólares. El dato  preocupa y a la vez agrada a Axel Kicillof, quien disiente en diversos aspectos con Galuccio.

 

El ministro de Economía asegura tener el dato que en la embajada de Estados Unidos ya desde mayo de este año se avisaba que el petróleo iba a caer por la gran producción de shale oil que hubo en el país norteamericano. “Raro que Doris Capurro que va cada dos por tres a la embajada no le haya comentado”, deslizó el ministro respecto de la vocera de Galuccio.

 

Las visiones de la economía que conviven en el kirchnerismo a veces no pueden disimular sus antagonismos. A Galuccio, con un pasado de alto ejecutivo en México y Gran Bretaña, le parece de otro planeta que el flamante titular de la Comisión Nacional de Valores, Cristian Girard, promueva libros en los cuales se vilipendia al capital financiero. Uno de ellos escrito por Alejandro Vanoli, titular del Banco Central.

 

Suspendida la colocación de títulos en el exterior (con la correspondiente absorción de dólares), YPF deberá contentarse con el mercado interno. Antes de diciembre las aseguradoras se aprestan –por el llamado inciso K de la CNV, que las obliga a invertir en títulos estratégicos para el país– a comprar las ON ofrecidas por Galuccio.

 

El CEO tiene otras dificultades de índole doméstico. Sucede que el presidente del HSBC, banco investigado por el Gobierno por supuesto lavado de dinero, Gabriel Martino, es muy cercano Galuccio y colaboró en sucesivas ocasiones con la salida de YPF a los mercados. Ahora Martìno está en la mira de la AFIP y la UIF lo cual llevó a que ambos ejecutivos interrumpieran sus encuentros en sus respectivas oficinas.

 

No todas son malas nuevas. De hecho, el año terminará sin que Sergio Massa motorice la tan mentada denuncia contra la petrolera y su presidente en Estados Unidos. En la city, donde se descuenta que de ser electo Massa eyectaría a Galuccio de su oficina de Puerto Madero, atribuyen la dilación de esa denuncia a un pedido, siempre escuchado, del empresario José Luis Manzano.

 

Por qué el RIGI será la pesada herencia de Javier Milei
Javier Milei y Kristalina Georgieva.

También te puede interesar