Samsung deberá pagarle a Apple después de un juicio por copia ilegal

Samsung le deberá pagar más de mil millones de dólares a Apple, después de que un juicio en Estados Unidos fallara en contra de la empresa surcoreana.

La demanda la inició Apple, que acusó a Samsung de copiar ilegalmente el diseño de algunos de sus aparatos. Por ello, pidió una compensación de 2,5 mil millones de dólares, aunque finalmente la suma que recibirá será de $1,05 mil millones por concepto de daños.

 

Los dueños de teléfonos Samsung involucrados en los alegatos de Apple no se verán inmediatamente perjudicados: el fallo no afecta directamente a los aparatos que ya fueron vendidos.

 

Sin embargo, en un largo plazo el triunfo de Apple podría reducir el entusiasmo en torno al sistema operativo Android, lo que a la larga podría derivar en menor cantidad de aplicaciones disponibles.

 

Quienes deseen comprar teléfonos inteligentes de Samsung todavía pueden hacerlo, ya que la venta de los aparatos envueltos en la batalla legal no  fue prohibida en Estados Unidos, aunque Apple buscará que lo sea en una audiencia el próximo 20 de septiembre.

 

Los productos más recientes de Samsung, como el Galaxy S III y el Galaxy Note, no se verían afectados en la audiencia.

 

En el caso de que la venta de algunos productos de Samsung fuera prohibida, el fallo no tendrá efecto fuera de los Estados Unidos, por lo que los teléfonos inteligentes y tablets de la empresa seguirán en el mercado por ahora.

 

​Apple asegura que Samsung copió algunas de las características de sus teléfonos inteligentes, como el “rebote” que realiza la pantalla cuando el usuario llega al final de una página y la habilidad de acercar y alejar el contenido separando o juntando dos dedos, además del diseño del borde del aparato.

 

La empresa fundada por Steve Jobs ganó el duelo, pero se espera una apelación por parte de Samsung.

 

Las Más Leídas

También te puede interesar