Mursi ganó las elecciones presidenciales de Egipto

El candidato de los Hermanos Musulmanes, Mohamed Mursi, se convirtió el domingo en el primer islamista al frente del país más poblado del mundo árabe, tras ser el vencedor de las elecciones presidenciales egipcias.

En su página web, el presidente electo rindió “un homenaje particular a la justicia en Egipto, a las fuerzas armadas y a la policía por haber protegido el proceso democrático”.

 

Mursi consiguió 13,2 millones de votos frente a los 12,3 de su rival Ahmed Shafiq, último primer ministro de Hosni Mubarak, derrocado por una  revuelta popular.

 

El primer presidente electo desde el gobierno Mubarak tiene 60 años, es ingeniero y posee diploma de una universidad estadounidense.

 

Su victoria llenó de alborozo la plaza Tahrir de El Cairo, donde miles de simpatizantes suyos gritaban “Alá akbar” (Dios es grande), lanzaban fuegos artificiales y coreaban “¡Abajo el poder militar!”.

 

El Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas (CSFA), que dirige el país desde la caída de Mubarak, se comprometió a entregar el poder ejecutivo al nuevo presidente antes del final del mes. Su jefe, el mariscal Husein Tantaui, felicitó a Mursi.

 

Pese a contar con la legitimidad que le confieren unas elecciones en las que los egipcios pudieron elegir libremente a su presidente, Mursi dispondrá de un margen de maniobra muy reducido frente al Consejo militar, ya que el ejército recuperó el poder legislativo tras disolver a mediados de junio el Parlamento, controlado por los islamistas, a raíz de una sentencia judicial que declaró ilegal el modo de escrutinio.

 

Cualquier reforma estará supeditada a los militares hasta que se elija a una nueva Cámara de Diputados.

 

El ejército también se reserva un derecho de control sobre la redacción de la futura Constitución del país, y prerrogativas importantes en materia de seguridad y de mantenimiento del orden en este país de unos 82 millones de habitantes.

 

La tasa de participación en la segunda vuelta de las presidenciales, celebradas el 16 y 17 junio, fue del 51%, frente al 46% de la primera, el 23 y 24 de mayo.

 

Mursi dirige el Partido de la Justicia y la Libertad, el escaparate político de los Hermanos Musulmanes, por lo que se ha beneficiado del activismo de esta cofradía, la más importante y mejor organizada de las formaciones políticas del país.

 

También te puede interesar