Reapareció el Ku Klux Klan en Estados Unidos y una mujer fue atacada

Una mujer afrodescendiente fue atacada el domingo pasado en Luisiana, Estados Unidos, por tres hombres vestidos con capuchas blancas.

La víctima fue Sharmeka Moffitt, de 20 años, a quien rociaron un líquido inflamable, que le causó quemaduras de tercer grado. La mujer trató de apagar las llamas con agua de un grifo del parque de la ciudad de Winnsboro, antes que la Policía respondiera a su llamada al 911.

 

Los agresores pintaron con aerosol el capó del automóvil de la víctima y escribieron las iniciales “KKK”: Ku Klux Klan.

 

En el lugar donde se produjo el ataque no hay cámaras de vigilancia, por lo que el laboratorio de criminalística de la región analiza todos los objetos encontrados en el lugar para dar con el paradero de los victimarios.

 

El FBI investiga el ataque calificado como un posible “crimen de odio”. Hasta el momento no hay arrestos.

 

Por su parte, el alcalde de Winnsboro, Jackie Johnson, afroestadounidense, afirmó que “no debemos sacar conclusiones apresuradas (…) No estoy totalmente convencido de que se trate de una agresión racista. Debemos mantenernos al margen de la investigación hasta que la Policía encuentre a los responsables”.

 

Los investigadores, que no disponen aún de pistas o testigos, tampoco determinaron si se trata de un agresión arbitraria o si la víctima había sido elegida con premeditación.

 

La agresión causó vivas reacciones, principalmente en las redes sociales, donde muchos aseguran que la joven fue agredida porque vestía una camiseta con el retrato del presidente y candidato estadounidense, Barack Obama, algo que las autoridades desmintieron.

 

También te puede interesar