X

Hablaron sin testigos. "Avanzo", le adelantó el jefe de Gobierno sobre la demanda por la quita de fondos. Seguirá el vínculo por la gestión de la pandemia.

Por 17/09/2020 21:08

Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta se reunieron media hora a solas. Nadie entró ni salió de la oficina durante ese lapso. Fue una conversación cara a cara y "respetuosa", coinciden fuentes cercanas a ambos gobernantes. Solo estuvieron acompañados por la pantalla de la televisión y la oscuridad de la noche que se filtraba por la ventana del despacho de Olivos, inmortalizada en la foto que comunicó Presidencia. El Presidente y el jefe de Gobierno buscaron limar asperezas luego del recorte del 1,18% de la coparticipación que recibe la Ciudad y, aunque acordaron mantener el vínculo para la gestión sanitaria, no firmaron la paz.

Durante la reunión, Larreta le confirnó a Fernández que la Ciudad avanzará con la demanda ante la Corte Suprema, mientras el Gobierno promueve una mayor reducción a la masa de recursos que recibe el pago chico PRO a partir de un proyecto de ley que ingresó este jueves al Senado.

La discusión por los pasos a seguir en torno a la cuarentena por coronavirus se había cancelado minutos antes en un encuentro del que también participó el gobernador bonaerense, Axel Kicillof. La bilateral Fernández-Rodríguez Larreta tuvo como único tema la discusión por los fondos y cómo reconstruir el vínculo, lesionado por la decisión del oficialismo que el jefe de Gobierno salió a repudiar en duros términos.

 

 

Rodríguez Larreta le adelantó a Fernández que, a primera mañana del viernes, accionará ante la Corte para resistir la medida. El gobierno porteño irá por doble vía al máximo tribunal: presentará una demanda de inconstitucionalidad del decreto presidencial y un recurso de amparo con el objetivo urgente de conseguir una medida cautelar que frene el goteo.

El viernes por la tarde, el jefe de Gobierno brindará una conferencia de prensa para detallar anuncios sobre cómo seguirá el aislamiento en la Ciudad. De acuerdo a lo conversado en Olivos, Rodríguez Larreta tiene luz verde para abrir patios y terrazas de bares y para habilitar obras de construcción privada a 90 días de finalizarse. Una semana después lo harán las obras de más de 5 mil metros cuadrados.

En rigor, la aprobación estaba antes de la reunión de la triple alianza del AMBA: se acordó en un diálogo telefónico entre los jefes de Gabinete Santiago Cafiero y Felipe Miguel que allanó el camino para la reunión del Presidente y el jefe de Gobierno en Olivos.

 

 

Tanto Fernández como Rodríguez Larreta coincidieron en mantener el vínculo para paliar la crisis sanitaria. El jefe de Gobierno lo expresó con una publicación en sus redes sociales en la que sostuvo que elige “el camino del diálogo” y que “por encima de las diferencias que expresé la semana pasada, siempre voy a estar dispuesto a trabajar de manera coordinada para cuidar la vida de los argentinos”.

Este jueves volvieron a tener contacto por primera vez desde que el miércoles pasado, pocos minutos antes de hacer el anuncio público, Fernández le enviara un mensaje a Rodríguez Larreta para comunicarle su decisión de recortarle fondos a la Ciudad para darle una solución a la crisis policial de la provincia de Buenos Aires. Ese fue el último intercambio de WhatsApp entre ambos, que el porteño jamás respondió.

Rodríguez Larreta no entrará en una dinámica de golpe por golpe con Fernández y el Frente de Todos (FdT) ni buscará mayor gravitación en la interna opositora, pero el vínculo con el Presidente se resintió. Durante la semana, la comunicación entre Olivos y Parque Patricios se mantuvo entre el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello, y el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli. También, hubo contactos entre Cafiero y Miguel.