X
Por Bruno Bimbi
Redacción 06/09/2012 05:55 PM

Primero, decían que era él quien realmente mandaba. Que ella estaba de adorno, testaferro de su poder, pero el verdadero presidente era el marido. Se pasaban por alto toda su trayectoria como diputada y senadora, cuando ella era más conocida que él, gobernador de una provincia patagónica con poco protagonismo en la política nacional. Como era inconcebible que una mujer estuviera gobernando por sí misma, hablaban del gobierno “del matrimonio Kirchner” o, peor, del “matrimonio presidencial”. Otra expresión que se volvió muletilla de político o periodista opositor: “doble comando”.

 

Pero cuando él murió y ella ganó su reelección con más votos de los que él había tenido en vida en una elección nacional, se les terminó el argumento. Una de sus últimas apariciones fue en la revista brasileña Veja, que publicó el testimonio de un “especialista en América Latina” que dijo sobre la muerte de Kirchner que él era “el hombre fuerte” del Gobierno — para ser fuerte, claro, hay que ser hombre — y ella, “un títere del marido”. La palabra títere fue a la bajada de la nota.

Lilita Carrió se había anticipado a ese momento, cuando dijo que lo mejor que le podía pasar a Cristina era un buen divorcio o que “también podría quedar viuda, sería divino”. Divino. También había dicho, según La Nación: “Estamos en manos de un dictador con un presidente títere que es su esposa”. La frase fue título. Y agregaba: “El que debe caer es el dictador. Kirchner, no fue elegido por el pueblo, hay que voltearlo”. Voltearlo.

No hizo falta. Cuando, por primera vez, una profecía de Carrió se cumplió y la Presidenta quedó viuda — ay, qué previsibles —, empezaron a decirle “la Viuda”. Así, con mayúscula. Es impresionante la cantidad de notas y discursos de esos días, en Argentina y en el exterior, que se refieren a ella usando esa palabra de modo despectivo, aunque la V mayúscula no llegaba a los diarios, limitándose a internet. “Quizás, lo mejor que tiene la señora Kirchner es su viudez”, escribió en El País uno de sus columnistas estrella, Miguel Ángel Bastenier —aunque muy en serio no lo podemos tomar: en su columna, también decía que Néstor Kirchner había tenido dos mandatos (“de 2000 a 2008″, pero perdió las elecciones “en 2099″, recontra sic) y llamaba “Juan Carlos” al ex presidente Duhalde. “Mientras la viuda recorre zonas del jardín otrora sólo frecuentadas por su esposo, la escena peronista va cambiando de configuración”, escribió Pagni en La Nación. “No voten a la viuda de”, diría luego Carrió en campaña. Tiempo después, el diario español La Razón, en medio de la furia por la estatización de YPF, tituló: “La viuda negra y las hienas peronistas”.

Pero “la Viuda” no es el único apodo peyorativo que le han puesto a Cristina. Otra columna de El País, también post YPF, comenzaba así: “La Señora no celebra Consejos de Ministros ni concede reportajes, entrevistas ni conferencias de prensa en Argentina. Pero La Señora pronuncia dos, tres y hasta cuatro discursos a la semana”. Ahí sí, la S mayúscula llegó a la imprenta. Otro diario español, el monárquico ABC, no se quedó atrás con la Señora: “Tiene mucha facilidad para desquiciarse. Y más desde que le operaron y le quitaron la glándula tiroides. Si no estás bien medicado, sufres cambios bruscos de humor. Tiene ataques de ira. Les pega a las criadas”. A las criadas. Y sigue: “A veces da la impresión de ir empastillada. ¿Litio?”. También volvía sobre la idea del títere del marido, asegurando que Néstor “le regaló la Presidencia para que no incordiase mientras él llevaba las riendas en la sombra”. Le regaló, dicen ellos, que defienden la monarquía, sobre un país que celebra elecciones. Le atribuyeron el texto a dos periodistas argentinas, una de las cuales negó haberlo escrito.

Desde que Ella asumió la presidencia, se han publicado decenas de notas criticándole la ropa o el maquillaje, hablando de sus supuestas cirugías estéticas —la palabra “botox” fue metaforizada en distintos contextos por políticos y periodistas a lo largo de estos años, al igual que la marca de carteras Luis Vuitton— o revelando supuestos estudios psicológicos sobre de los colores de su vestido. Se habló más de su vestuario que de todas las corbatas de los presidentes de los últimos cien años. Ríos de tinta se han escrito sobre sus carteras: dónde las compra, cuánto cuestan, de qué marca son, cuántas tiene. El principal columnista político de La Nación publicó que corría el rumor de que la Presidenta había gastado una fortuna en zapatos en un viaje oficial a Nueva York y remató su columna diciendo que, teniendo en cuenta la adulteración de las estadísticas del INDEC, la historia de los zapatos “tiene algo que la vuelve verosímil: la obsesión por maquillar”. Esa frase fue título. El periodista más amarillo del país, Darío Gallo, cita en su blog una nota que fue tapa de Noticias, en la que la revista prometía revelar: “Una por una, sus cirugías y tratamientos secretos. De la lipoaspiración y las siliconas a la radiofrecuencia y los rellenos faciales. Sus cremas top”. Son apenas unos pocos ejemplos, ustedes recordarán otros.

Sin embargo, pese a tanto foco en su femineidad, desde el primer día hay muchos que a la Presidenta le dicen “la Presidente”. Nunca he visto una dificultad tan grande y extendida entre políticos y periodistas para hacer concordar el artículo con el sustantivo en un sintagma nominal tan simple — y no, no es un simple caso de variación sociolingüística, es a propósito. El fenómeno gramatical es tan curioso que hasta cierta periodista mujer, cuyo odio la consume cada día más, resalta cada vez que puede su rechazo a admitir que la Presidenta pertenece al género femenino. Y habla de sus zapatos y sus carteras, que la obsesionan políticamente.

La tildaron de “bipolar” desde la tapa de Noticias, en una insólita “investigación periodística” que incluyó la voz experta de psicólogos que la diagnosticaron a distancia sin nunca haberla atendido y a los que sólo les faltó medicarla. No: lo hicieron en otra tapa, después de la muerte del marido. Claro: locas siempre fueron ellas — locas, brujas, sin alma, histéricas y con desórdenes hormonales que afectan sus facultades mentales. En una columna sobre las actividades de la agrupación “Vatayón Militante” en las cárceles, el insufrible Reynaldo Azevedo, de la brasileña Veja, eligió como título: “Cristina Kirchner, la loca, moviliza ahora presidiarios para su tropa de choque fascistoide”. Veja es la revista de información general más leída en Brasil y Azevedo —sí, siempre escribe así— es una de sus estrellas. “La loca”, decía el título.

Loca. Bipolar. Medicada. Títere del marido. Viuda negra. “La Monto”

Cuando Cristina eligió a Amado Boudou como candidato a vicepresidente, Noticias la mostró en tapa en un fotomontaje andando en moto con él —y él manejaba, claro—, con la frase “CFK-Boudou: secretos de la pareja del año” y el título: “Amado mío”. Más directa, la página Tribuna de Periodistas, dirigida por el fantasioso Christian Sanz, tituló: “El vínculo amoroso entre Cristina y Boudou, el secreto oficial mejor guardado”, usando la tapa de Noticias como ilustración de la nota. Desde que murió Néstor, muchos parecen estar buscándole a la Presidenta un nuevo macho que la controle, porque no puede una mujer gobernar sola. En otro artículo del diario español La Razón, el elegido para ello fue Axel Kiciloff: “A doña Bótox, la viuda negra, se le rocían las enaguas cuando lo mira. Es joven, guapo y peronista, casi montonero, íntimo amigo del niño Kirchner, que será el próximo Presidente de Argentina. Kicillof es un muchacho violento, chulo, arrabalero”, escribió en sus páginas el columnista Alfonso Ussía. Es en serio.

Hace un tiempo empezaron a decirle “la Yegua”. Es el apodo preferido de los que no la quieren en ciertos barrios porteños y en las redes sociales. En otras épocas, fue “la Perona”. Yegua, además, remite a puta, la palabra a la que tarde o temprano se llega en estos casos.

¿Hay algo que sintetice mejor el machismo que moviliza una parte importante del odio a Cristina?

Sí, hay. La tapa de Noticias de esta semana, ocupada por una ilustración —extraída de un video erótico que circula por internet— que muestra a la Presidenta de la Nación masturbándose, despeinada y en éxtasis frente a una torre de texto que luce vertical frente a su boca abierta y lleva por título: “El goce de Cristina”. Nunca fue todo tan, digamos, explícito.

A él —a cualquier él— no se lo hubieran hecho.

Pero a esa yegua…

79 comentarios en La yegua

  1. Mario Responder

    29/12/2013 en 16:10

    EXCELENTE! muestra con crudeza la genesis desde donde muchos y muchas de los imbeciles que repiten, una y otra vez aquellas frases hechas en contra de nuestra PRESIDENTA.
    Yo solo hubiera agregado un parrafo haciendo alusion a lo danino de este metodo de destrato, o mejor expresado mal trato, hacia no solo la PRESIDENTA de una Nacion sino que tambien hacia la investidura que representa, esa misma investidura que desde la oposion se llenan la boca diciendo respetar.
    *PD. acentos y enies faltantes.

  2. Añoska Responder

    31/08/2013 en 16:31

    Comparto la crítica sobre la falta de respeto a la mujer. Yo no voté a Cristina y veo muy poco realizado de lo que en realidad hubiese podido realizar este gobierno y lo que más me molesta es la mentira y la corrupción. Es decir políticamente no la puedo defender. Pero me molesta cuando no la atacan por su política sino por ser mujer.
    Eso debe cambiar, no es aceptable, es un abuso.

  3. Guillermo Caviglia Responder

    18/09/2012 en 11:55

    Me parece de muy mal gusto la nota en esa revista. No estoy de acuerdo para nada con la forma de “gobernar” de la Presidente, me parece terrible su idiosincrasia política, social, moral, y ejecutiva, pero ES LA PRESIDENTE ELECTA y debemos respetar su investidura si queremos ser respetados con nuestras opiniones en disidencia. Mi disconformidad con la Presidente la manifestaré en las urnas y en el debate político, y mi disconformidad con la grosería, mal gusto, y chabacano de la nota la manifiesto con éste comentario, con otros de igual tenor, y pidiéndole a mis amigos q no compren ese ejemplar para no colaborar con los que si llegan a ser gobierno lucen peores.

    • sara belen Responder

      26/02/2013 en 11:49

      coincido con vos, esta nota es una falta de respeto al presidente actual. yo no comparto lo que esta mujer esta haciendo con la argentina, soy docente y en este momento en particular estoy mas que indignada con ella y su forma de manejarse.
      pero tenemos que ser mas educados y esta chabacaneria también lo provoca el presidente actual, ya que es ella misma la que se dirige de forma chabacana e irrespetuosa para con las demás personas!
      Pero esta es la Argentina que el gobierno actual esta construyendo, la ARGENTINA DE LA ARROGANCIA Y DE LA PREPOTENCIA!!

  4. Lilia Responder

    13/09/2012 en 23:59

    Excelente nota, Bruno. Como siempre. Clara, contundente. Las feministas te damos las gracias

  5. Daniek Responder

    13/09/2012 en 16:01

    Esa tapa de Noticias es una verguenza.

  6. Cecilia Responder

    11/09/2012 en 14:48

    Lamentable, una falta de respeto total, pero lo único que logran es que cada vez nos nazca mas amor, respeto y admiración por nuestra presidenta. A seguir luchando! Nunca menos!!.

  7. Javier D. Responder

    11/09/2012 en 11:58

    La “cierta periodista”, ¿sería la señora Vió?
    Buena nota Bruno.
    Saluti.

  8. Laura ayude Responder

    11/09/2012 en 10:32

    Hago un ejercicio de mi memoria y me transporto a los años en que nuestros politicos, Menem, De la Rua, Macri, De Narvaez, iban a los programas de humor, Menem en “Gran Cuñado”, Macri bailando y cantando en Videomatch y los miticos papelones de De La Rua en el mismo programa. Despues de eso me teletransporto nuevamente a la actualidad y pienso si Cristina haria algo por el estilo que dirian de ella, cuales serian los comentarios de las revistas que ahora la insultan con un odio sorprendente, casi como en las epocas de “VIVA EL CANCER”, escrito en las paredes de la ciudad de Buenos Aires.

  9. Alicia Campo Responder

    10/09/2012 en 15:02

    Se puede estar de acuerdo o no criticar acciones políticas o no, lo inaceptable es la critica a una mujer por el hecho de serlO
    Misoginia: Aversión u odio a las mujeres.

  10. anandi Responder

    10/09/2012 en 7:49

    Juan , el estado de conciencia de nuestro pueblo se ve lamentablemente en estas notas…
    Le recuerdo además que no somos Islandeses.
    Y le pregunto: el Sr Menem , las hacía bien ? …no se pregunta por´que no se lo critricaba ?
    Cómo duele nuestro país …. y desde afuera , no le cuento …

  11. Evelin Responder

    10/09/2012 en 1:47

    Muy bueno el artículo, coincido sobre todo en que, te guste o no, compartas o no su accionar como primera mandataria, el respeto a su cargo debería existir, tanto como se le tuvo a más de un “presidente” elegido o no por el pueblo que se merecía mucho menos que ella, pero que por ser hombre no se lo trataba ni la mitad de mal que a Cristina.
    De todos modos ella se defiende más que bien, en silencio. No creo que haya peor resistencia a este machismo incorporado que el silencio marcando la superioridad de quien sabe que tiene razón.
    Igualmente no hay que ser tan ingenuos, muchos de los que la critican no son machistas (o sí, pero ese no es el motivo) sino que usan el hecho de que sea mujer para generar temores y disconformidades en algún sector de la sociedad.
    Me asusta de todo esto la cantidad de golpistas que todavía andan dando vueltas (y opinan en medios importantes) en nuestro país.

  12. Hro Responder

    10/09/2012 en 1:13

    Esta tapa idiota plantea a los kirchneristas la “Batalla Cultural” en los términos que a ellos les conviene. Porque la discusión sobre esta tapa también tapa a Cirigliano, Cristobal Lopez, Eskenazi, Pedraza, etc, etc….

  13. SUAREZ ALEJANDRO Responder

    09/09/2012 en 22:59

    CREO Q LA TAPA DE LA REVISTA 23 ESTA BUENISIMA!!! MACRI CON INDUMENTARIA DE LA KGB,BUENISIMA!!! DE ESO HABLAN ,NO???

  14. Daniela Petrucci Responder

    09/09/2012 en 22:01

    lamentablemente, y voy a dar una opinion estrictamente personal, el machismo es demasiado fuerte aún en nuestro país. Y en realidad, y mas lamentablemente aún, las mas machistas son las mujeres. No soportan la idea del protagonismo femenino. Por eso repiten como loros todo aquello que algun “iluminado periodista” de la oposición o de los monopolios reinantes escriben en sus notas que transpiran hiel por los cuatro costados. Algún día creceremos, maduraremos y nos daremos cuenta que lo importante es la capacidad, sin diferenciación de sexo o color político.

  15. Diego Moscatelli Responder

    09/09/2012 en 21:28

    Toda esta gente – con perdón de la auténtica gente – forma parte de lo que yo llamo “LA CRÍA DEL PROCESO”. Entonces, no nos tienen que llamar la atención las agresiones, insultos, mentiras, noticias tétricas sobre la economía, etc. etc. Ellos buscan el caos, el desorden y si es posible alguna muerte. De esa manera intentan justificar su absoluta impotencia – seguramente se puede incluir la sexual también – y la nula posibilidad de ganar elecciones. Están DESESPERADOS. El 7 de diciembre se les viene encima. Mientras tanto nuestra PRESIDENTA, sigue gobernando y transformando el país. Sigamos su ejemplo, aunque debo confesar, que resulta difícil tragarse la bronca que despiertan hechos como estos.

  16. Martín Alaluf Responder

    09/09/2012 en 21:20

    INSTITUCIONES, MACHISMO Y LUJOS PRESIDENCIALES

    Una comparación de tapas

    Por Martín Alaluf

    Hacer una referencia al claro ataque a las instituciones (la del poder ejecutivo en este caso) como el realizado en una tapa como la que publica la Revista Noticias en su último número, es una verdad de perogrullo y uno no debería siquiera darle demasiada importancia a esos manotazos de odio enmascarados bajo el eufemismo de “libertad de expresión”. Sí creo que es importante notar una cosa: aquellos que atacan las instituciones (sólo porque no les gusta el color del partido de turno) son los primeros en llenarse la boca hablando de cómo se vulneran las mismas. Como decían en el barrio: la gallina que primero cacarea… Baste esto.
    Pero volvamos al pasado de la Revista Noticias. Volvamos a un sábado del mes de julio de 1990. ¿Qué nos encontramos en esa tapa? A la “lamepitos” oficial María Julia Alzogaray posando semidesnuda con un tapado de piel. Es interesante esa tapa se la mire por donde se la mire. En primer lugar la foto tiene un claro contenido erótico; por otro lado hay una clara actitud de ostentación lujosa en el uso de una piel. Pero lo interesante se completa con el titular: “María Julia y su romance con el presidente. REINA PERO NO GOBIERNA”. Antes de sacar algunas conclusiones comparemos esa tapa con la última de la citada revista. En esta vemos una caricatura bastante realista de Cristina Fernández con la boca abierta, los ojos cerrados y la cabeza hacia atrás, en una clara actitud de éxtasis sexual. La bajada dice: “El goce de Cristina. Se muestra cada día más desenfadada, sensual y hasta procaz. La sumisión del otro es ya un requisito indiscutible de su liderazgo. Por qué el ejercicio del poder y el contacto con la masa actúan como factores erotizantes”.
    Varias son las cuestiones que me gustaría remarcar:

    1) En los años 90, la reputación de “ganador” y mujeriego que se le atribuía a Menem, no parecía ser un problema. Es más, creo que hasta era un rasgo positivo del modelo de éxito social que tanto sedujo a la clase media argentina. Esto, sin embargo, no es simétrico en su juicio hacia Cristina. El goce presidencial (provocado por lo que fuere) es fustigado y asociado a un problema “psicológico” tal como lo sugiere la tapa de la revista. Creo encontrar ahí la expresión de un odio convertido en idiosincrasia: el más lato y puro machismo. Esto no sólo afectaría a la presidenta, sino que alude a todas las mujeres en su libre posibilidad de ejercer su sexualidad como se les plazca.
    2) El lujo que ostenta María Julia es materia de festejo y alegría, no de críticas. Esto también responde, a mi entender a lo mismo que pasaba con la reputación de Menem y las mujeres. No sólo esto. La famosa Ferrari de Carlos Saúl era también un signo del tipo de presidente que muchos querían: exitoso empresario desenfadado. Ante esto sólo basta recordar la inane frase de muchos que dicen que con la guita, la presidente se compra carteras y zapatos…
    3) Que María Julia reine, cual consorte de un monarca, no parece ser algo muy grave para la Revista Noticias (para gran parte de los que los votaron en los 90). Por otra parte uno no se cansa de escuchar que vivimos bajo una monarquía o en el peor de los casos, y haciendo un ejercicio de marcada violencia contra la historia, en una dictadura.

    En definitiva, hay dos odios que avalan estas maneras tan distintas de medir las cosas: el antiperonismo y el machismo. Son estos sentimientos airados los que se intentan racionalizar en ataques a supuestos lujos, sexualidad, e instituciones vulneradas. Sin embargo, cuando esas mismas actitudes que se le achacan a este gobierno, son llevadas adelante descaradamente por otro gobierno más afín a los intereses económicos y políticos de aquellos que critican, dichas actitudes no sólo no son condenadas, sino también, de alguna manera, son elevadas a deseables en tanto valores sociales. La verdad nunca está desligada del interés, al menos la de la Revista Noticias y la de aquellos que repiten acríticamente las barbaridades publicadas.

  17. Monica Responder

    09/09/2012 en 21:10

    El odio ciego que sienten es la impotencia porque saben que Cristina tiene el apoyo de la mayoria de los argentinos, que no se dejan mentir por los monopolios informativos.
    Pero se envenenan solos y muy pocos les creen.
    Ahora entiendo el odio que sentìan por Eva, es igual.

  18. matta Responder

    09/09/2012 en 15:33

    cada vez mas decadente los que se llaman periodistas independientes

  19. Juan Futinni Responder

    09/09/2012 en 13:29

    Si la Sra Presidenta estuviese haciendo las cosas bien, no ocurrirían estas cosas que en verdad son muy desafortunadas.
    Islandia, tuvo una mujer de Presidenta, y actualmente lo hay en otras partes, pero cuando una mujer hace las cosas bien, el hombre es el primero en cerrar la boca y reconocer su idoneidad.
    Pero si se vive en un país que supuestamente tiene superavit hace años, y se le paga una MISERIA a los jubilados que pusieron el hombro a este país toda su vida…algo anda muy mal. Y obvio…cuanto más pobre es la jubilación, peor remunerado se está.
    Si faltan remedios, insumos, y tantas otras cosas ahora….y pasan los años y la juventud está cada día peor en educación y cultura, algo pasa..será que la educación, el respeto, el arte y las buenas costumbres no pasan por tener o no una Netbook.
    Si tenés en tus filas MAFIOSOS como De Vido y Moreno, algo anda mal.
    Si se intenta reinstalar un escenario que ocurrió hace 40 años, algo es muy anacrónico y anda mal.
    Si NADIE puede investigar cómo se enriquecieron tanto en estos años los Kirchner….algo anda mal. Porque las Declaraciones Juradas están, no es cierto?
    Lamentable y repudiable tapa la de Noticias, pero…muy triste un Pueblo que piense que esta mujer lo va a salvar…

    • Laura Responder

      13/09/2012 en 15:26

      O sea que según su tesis, no existen las actitudes machistas sino en respuesta a la inoperancia, ineficiencia, maldad o equivocación de las mujeres, o de esta mujer en particular.

      Personalmente apoyo con muchos matices el gobierno de Cristina y entiendo -hasta comparto- algunas de las críticas que usted hace a su gestión. Pero de ahi a hablar de “el hombre es el primero en cerrar la boca y reconocer su idoneidad” me parece que incurre en una falacia de discurso cada vez más anacrónico que indica que el machismo es una reacción a las faltas femeninas. De otra época, bah.

    • Claudia Responder

      14/09/2012 en 18:27

      Si, Laura, hasta se parece a los que le dicen a las mujeres: “Si fueras buena no te golpearía”.

    • NORMA. Responder

      16/12/2012 en 0:36

      No sólo se les da una miseria; encima, cuando lo expresan con lógica coherencia aparecen críticas de quienes si fuesen a llevar una definición anacrónica les cabría por lo menos un “Las que nunca lavaron un plato”……. Que hoy mucho mas agiornada se traduciría como “Beneficiarias de los créditos” … Con pena, se nota de lejos de dónde provienen los fondos.

  20. Elizabeth Responder

    09/09/2012 en 12:46

    Realmente es increíble como la gente puede caer tan bajo. Me dan asco. Siendo mujer me siento insultada. Son tan misóginos. ¡Cuándo van a aprender a luchar en la palestra en vez de intentar ensuciar a la persona que viste la investidura del momento! Sino estás de acuerdo con la ideología política o como gobierna decilo pero hacer ¡Esto! Son peor que Tinelli con esos programas en que denigran a la mujer llevándolo a lo más bajo.

  21. sarita Responder

    09/09/2012 en 3:32

    Estoy convencida de que la mayoría de las infamias que se dicen y propagan acerca de Cristina se originan en mujeres -soy mujer- que envidian que una mujer, esta mujer de mi generación, sea una líder política indiscutida, reconocida en el mundo entero como tal, disponga de una retórica ordenada, racional, convincente, didáctica y persuasiva (lógicamente si se permiten escucharla con ecuanimidad y razonabilidad, no con prejuicios), haya logrado con trabajo y convicción el lugar que ocupa y además…además , sea linda, femenina, objeto de miradas masculinas aprobadoras. Sí, es triste pero es cierto, el denuesto porque envidian el lugar y la imagen que tiene, además de la adhesión de los que sabemos ver, recordar, mensurar y compartimos su ideología, eso que algunos consideran, -porque no saben lo que dicen-, un defecto, cuando en realidad no es otra cosa que el marco conceptual, de valores y creencias con que nos movemos en el mundo.De no tener ideología seríamos una tabla rasa. También hay hombres que la desprecian, esos son misóginos u opositores que no logran ni el 20 % de sus votos.

  22. Ayelén Responder

    09/09/2012 en 2:01

    Me parece que ante todo es una mujer, es la presidenta y hay que respetarla como tal, más allá de la ideologia que tengas. Además, no solo es una falta de respeto hacia ella, sino que también descalifica ( una vez más ) a la oposición de este bendito país que no es capaz de hacer una critica constructiva.
    \/

  23. manuco Responder

    08/09/2012 en 21:20

    Esa tapa habla peor de quien la produce y la consume que de quien se pretende injuriar con ella

    • alfredo Responder

      09/09/2012 en 1:57

      La nota transmite odio y quien puede hacer comprender a quien odia?????????

    • sarita Responder

      09/09/2012 en 3:33

      Exactamente, muy bien…

  24. Angel Ramos Responder

    08/09/2012 en 18:49

    Mas claro echale agua! La vida por CFK !

    • Cecilia Responder

      11/09/2012 en 14:49

      Claro que si!!!

  25. guillermo Responder

    08/09/2012 en 18:15

    Muy buena nota, convengamos que a Nestor tambien le dijeron de todo ( incluso que era ella quien gobernaba ) y en la tapa de la revista noticias el estaba disfrazado de Hitler.

  26. Chelo Responder

    08/09/2012 en 17:18

    se murio el pulpo paul, el pinguino nestor… y para cuando la yegua cretina???

  27. enoe martha elizondo Responder

    08/09/2012 en 15:17

    aclaro que debi decir bruno en mi escrito.gracias.

  28. enoe martha elizondo Responder

    08/09/2012 en 15:04

    tengo 72 años ,soy profesora de historia y nunca vi una persona tan inteligente y con buen discurso que la sra presidenta.sin ser peronista siempre los vote desde el primer gtob.de l 2003. por supuesto lo de bipolar me parece muy cruel porque tengo una amiga que sufre el mal y a pesar de que no es ignorante no podria llevar adelante ni su familia.mi hija desde españa acaba de mandarme el comentario de mario y le agradezco que me tenga informada.

    • Anónimo Responder

      09/09/2012 en 9:31

      Vaya a leer Cosmel Ivañez

  29. Marcela Responder

    08/09/2012 en 15:00

    Muy buen análisis. Es indignante. ¿Cuál será el límite de la hijaputez?

  30. teresita Responder

    08/09/2012 en 14:40

    exelente, una recopilacion del odio sin fronteras, de la impotencia de una opocicion sin ningun tipo de proyecto

  31. silvia villar Responder

    08/09/2012 en 10:43

    Bruno, excelente racconto de lo dicho y no dicho sobre la presidenta, aun no salgo de mi asombro hasta donde van a llegar, y ademas creer q están en lo correcto, por q estan luchando contra el poder absoluto y otras yerbas, leyendo tu nota, resalto el epíteto de “loca” se lo pusieron los milicos también a las Madres de la Plaza de mayo ,no? esa descalificación , les salio cara!!, por q enfrente tenían unas locas” dispuestas a luchar con recursos justos y democráticos,y a larga van logrando justicia y castigo.Si asi pretenden luchar contra el absolutismo cristinista , no han entendido nada!! , y están tan ciegos como los q escribieron Viva el cáncer.Hay miles de cosas de este gobierno que no me gustan pero otras me parecen cambios importantes, si me opongo lo hago con recursos racionales y democráticos, aceptando que otros no piensen como yo, nunca pero nunca descalificando, llevando la lucha política a una lucha en el barro, en la promiscuidad del poder económico q no esta dispuesto a ceder nada, y es capaz de todo hasta esa tapa que Zunino editor de Noticias se ufana de haber hecho.

    • Anónimo Responder

      08/09/2012 en 21:42

      Muy respetable lo que escribís, así me da gusto leer a un “no kitchnerista”. Lo que yo creo es que “del otro lado” no está la revolución, está mas de “lo de antes”, por eso la oposición ciega es pasto para las fieras que nos quieren devorar.

  32. fabian Responder

    08/09/2012 en 10:25

    Bruno, cada día escribís mejor. felicitaciones por tu claridad y solvencia. Cada uno de esos epítetos a Cristina están documentados, más los otros que no me canso de leer en las redes sociales y escuchar a algunxs fachxs.

  33. carmen Responder

    08/09/2012 en 1:24

    Ladran Sancho…

  34. Julia Responder

    08/09/2012 en 1:20

    La tapa es una provocación, hace mucho que no se secuestran revistas en nuestro pais, por ahí se les daba, cómo hacer para que todos hablen de la revista? todos los que hablen la promueven, hasta yo que al oir el primer comentario no la busqué ahora que varios blogs la comentan fui a ver que había pasado!
    No pasa nada, otra muestra de la lacra que integra la free press

  35. patricia danishewsky Responder

    08/09/2012 en 0:26

    sin palabras!!! Lo comparto con amigos…. y enemigos que me leen de reojo en facebook

  36. Pingback: El odio a Cristina, y los homicidios « La primavera de los pueblos

  37. Mirta Responder

    07/09/2012 en 23:54

    muy buena nota….excelente !! cuando será el día que los argentinos usemos con mas frecuencia ese órgano tan importante …el cerebro !! y demos entrada al análisis critico !! Esto llegó justo en el momento que había puesto en mi muro de face que me molestaba sobremanera esas repeticiones de insultos, descalificaciones y otros comentarios sin análisis previos y que eso daña sistemáticamente lo que tanto debemos cuidar: la democracia !!

    • Mario Responder

      08/09/2012 en 8:42

      Esta bién….! La pregunta es como hay que tratar a una persona, que quito 46 casas en una dictadura, que habla de los pobres sin tierras y compro terrenos en 7 dolares…que mientras otros esperan días un miserable turno en un hospital..ella usa el tango 01 para su hijito con dolor de rodilla??… Ni hablar de comprar dolares…y de su patrimonio…En fin…

      Esta bien… Nada de YEGUA….!

      • Martín Responder

        08/09/2012 en 10:27

        No seas miserable, Mario. Ninguno de los ataques personales que Bruno enumera en su artículo se relacionan con los negocios de CFK, sino con su vida privada. No intentes justificar lo injustificable.

        • Erica Responder

          09/09/2012 en 0:19

          Bueno Martín, está muy bien…si hablamos de su vida privada entónces hablemos del despliege que hizo con el avión presidencial (que pagamos nosotros) para trasladar al hijo a un hospital privado, por una rodilla que perfectamente podía ser atendida en su provincia.
          Eso es uso y abuso de bienes públicos.
          Y lo hizo con su vida personal.

          Más allá de todo, no estoy para nada a favor de los insultos. Creo que solo muestran la incapacidad de defender las propias ideas desde el pensamiento y el criterio.

          • silvia villar

            14/09/2012 en 21:25

            Erica desde la época de Ongania la flia del presidente es cubierta por el estado por q ? para evitar q el presidente tenga q ocuparse de temas personales, y se dedique de lleno a su actividad política, al día siguiente ella viajaba a las naciones unidas para presentar el reclamo por Malvinas, ademas esto es norma común a todos los poderes ejecutivos democráticos mundiales,hayn una peli q cuenta como lahija del presidente de EEUU viaja a una fiesta con amigos en el avion presidencial, etc, etc. aclaro un tema q considero irrelevante.

  38. Virginia Responder

    07/09/2012 en 23:30

    Gracias por esta nota excelente que dice tantas verdades. Siempre me dijeron que Perón era un h de p y que Evita una loca desquiciada. Crecí con esa versión. Hasta que llegó el momento de que el tiempo me demostrara la verdad con los hechos. Hoy insultan y difaman a una presidenta que merece todo el respeto por su investidura, les guste o no a quienes se oponen a ella. Y con esto doy por sabido que lo que me decían era mentira. Es vergonzoso ver cómo se ensañan cuando aparece una figura que realmente trasciende y puede modificar la historia. Si querer demostrar cierto partidismo, no puedo sentir mas que tristeza, asco y dolor por tanta mentira y ensañamiento. Y dolor también por los que a costa de sus intereses no dudan en querer destruir a todo aquello que sea bueno por no dejar un poquito de esos mismos intereses a favor de que de una vez por todas, volvamos a ser un país fuerte, grande y con identidad.

  39. Roberta Responder

    07/09/2012 en 23:29

    EXCELENTE E IMPECABLE!!! …el periodismo vive tiempos complicados.

  40. Hugo Alcalde Responder

    07/09/2012 en 22:09

    Un artículo excelente. Me felicitop por seguirte desde que leí tu libro “Matrimonio Igualitario”.
    Sos un ejemplo de ecuanimidad, claridad y consición.

  41. Oscar Responder

    07/09/2012 en 21:59

    Ya hemos vivido la verguenza de Evita en su lecho de muerte y pintadas que decían “viva el cáncer”. Ya hemos vivido que Perón era un boludo impotente. Ya hemos vivido que Belgrano era puto y Rosas un tirano. Ya hemos escuchado y leído “el libro negro de la segunda tiranía” (La primera era la de Rosas) dónde acusaban a Perón de pedófilo y a las chicas de la Unión de Estudiantes Secundarios de sus amantes (Si, porqaue si sos mujer, militante y peronista, para ellos debes ser indefectiblemente puta). TODO, TODO, ha sido dicho y escrito con un solo objetivo: Que los jóvenes, que el pueblo no se ocupe de la política.Porque si se ocupan, si se preparan, por ahí se desasnan y comprenden que en Argentina hubo gobiernos de distinto signo, democracias, pseudodemocracias, dictaduras, pero los dueños de los medios de comunicación siempre fueron los mismos y los dueños del aparato de producción y la riqueza concentrada también. Avivados, por ahí les tocamos el poder (bolsillo). Y para que no te avives, si te acercás a la verdad política de la opresión y postergación de la Argentina, sos corrupto, puta, puto, negro, ignorante, populista, demagogo, zurdo, subversivo etc, etc etc. Se me ocurre una sola frase como cierre: Tiemblen gorilas y vayánse un poco, uds y sus voceros a la puta madre que los parió!
    Ah, la nota, impecable!
    Gracias Letra P!!!

  42. Carlos Responder

    07/09/2012 en 21:41

    Lo de yegua no es nuevo, viene del famoso “maten a la yegua” q se escuchó en una grabacion cuando fue el incidente del helicoptero.

  43. Dario Gularte Responder

    07/09/2012 en 21:41

    Algo en todo eso está correcto: la mina está gozando increiblemente a una manga de giles retrógrados… Jaja

  44. Daniela Responder

    07/09/2012 en 20:54

    Esta mujer es admirable, y la nota excelente.

  45. lucho Responder

    07/09/2012 en 20:33

    Bruno, impecable el artículo. Comulgo absolutamente con el sustento de este texto. Sin ser para nada simpatizante de la figura de la presidenta, me molesta absolutamente el poco nivel de algunos periodistas y de aquella parte de la sociedad argentina, que siendo opositora, no encuentran argumentos sólidos de crítica y análisis, y culminan siempre con este tipo de expresiones banales y machistas. Felicitaciones por expresarlo tan claro y con la seriedad que se merece el tema. Lo comparto. Slds

  46. Gonzalo Alderete Responder

    07/09/2012 en 20:27

    Muy buena art, impecable

  47. Mariela Responder

    07/09/2012 en 20:22

    Bien ahí!

  48. Mónica Responder

    07/09/2012 en 19:50

    Lo de ésta “gente” se reduce a un único adjetivo calificativo: IMPOTENTES (en todo sentido).
    Impecable nota, Saludos.

  49. china mansilla Responder

    07/09/2012 en 19:48

    excelente!!

  50. Marcos Responder

    07/09/2012 en 19:35

    Impecable la nota… te felicito.

  51. Cesar Alberto Responder

    07/09/2012 en 19:25

    Nada de malo tiene ser mujer, nada de malo tiene desear una pareja, y nada de malo tendría que Boudou fuera un montonero: Cien veces más honrados esos caudillos federalistas que esa prensa vendida.

  52. Carlos Responder

    07/09/2012 en 19:09

    Excelente entrada!!!!, justamente recien vi el video y le comentaba a mi esposa ” esto a un hombre no se lo hacian”

    Insisto, muy buena entrada!

  53. Ludovico Mori Responder

    07/09/2012 en 19:00

    Excelente columna! Me sorprendió la inclusión de M.A.Bastenier, un tipo a quien, aquí como en la FNPI (sic!), siguen valorando y dándo trabajo y espacio para que tirar mierda a todo el periodismo de la región desde su postura neo-colonialista disfrazada de pragmatismo cínico. Felicitaciones de nuevo Bruno. Mis respetos! @ludomori

  54. Marcelo Durè Responder

    07/09/2012 en 18:59

    Brunito, mi mas absoluta, eterna e inalterable admiraciòn por tu pluma!
    Aquele abraço!

  55. Victoria Responder

    07/09/2012 en 18:55

    Estoy de acuerdo en la carga de machismo que hay en ciertos comentarios en contra de Cristina Kirchner, como también los hay en general contra cualquier mujer que se destaque en ámbitos mayoritariamente masculinos. También a Carrió, como encima no se “arregla”, no es lo suficientemente coqueta como para criticarle los zapatos, se la rebaja con el (qué obvio) “gorda” o “lesbiana”. Aclaro que no estoy hablando de posturas políticas, sino de la mirada hacia las mujeres en general.
    Pero hay un punto en el que disiento, y es el lingüístico. El uso del término “presidente” no es machista, es así. Las mujeres también somos “estudiantes”, “adolescentes”, “amantes”, “cantantes”: son participios activos de un verbo, y, como tal no son masculinos, son NEUTROS. De hecho si buscás “presidente” en el diccionario de la Real Academia Española, dice “persona que preside”. “Persona”, no “hombre, y no, no tiene género. Existe y está aceptado el término “presidenta”, pero lo que quiero aclarar es que el uso del otro NO ES MASCULINO, ni machista, ni falta de respeto. Quién lo diga y su intención detrás, bueno, eso es otra cosa.

    • Bruno Bimbi Responder

      07/09/2012 en 19:03

      Sobre ese tema, escribí más detalladamente acá: http://bit.ly/sJ2BWo. Saludos.

      • Camila Responder

        07/09/2012 en 21:02

        Bruno, es cierto que es aceptado por la RAE, pero por favor no me tildes de machista porque no me gusta decir presidentA. Del mismo modo no me gusta decir Setiembre… Es una cuestión estética. En todo lo demás concuerdo contigo. Saludos!

      • Federico Responder

        07/09/2012 en 23:03

        Yo venía a decir lo mismo, me gusta decir presidente, como digo que mi viejo es psiquiatra (u obstetra, o dentista) sin que sea por eso femenino, como digo paciente, indigente, creyente, sin denotar género.
        Por lo demás me encantó la nota.

    • Adriana Responder

      07/09/2012 en 19:34

      No podés ignorar la carga simbólica del lenguaje. El lenguaje no es nunca inocente.
      Si buscás en el diccionario de la RAE, Presidenta es Mujer que preside.
      Y, como bien dice el autor en la nota, nadie se escandaliza ni teoriza ni se sorprende por el uso de la palabra SIRVIENTA. Se ve que no molesta que seamos las mujeres las que “naturalmente” ocupemos esa función.

      • Roberta Responder

        07/09/2012 en 23:25

        Entiendo que no se puede ignorar la carga simbólica q el lenguaje posee y también entiendo que la RAE haya aceptado la palabra presidenta, pero a mi tambien me choca escucharla, es como si alguien dijese q yo, siendo mujer, soy residenta de Buenos Aires (sirvienta también siempre me ha molestado, aunque x más de una razón…)
        Pero sobre todas las cosas me lchoca porque en mi opinion presidente es una palabra de género neutro, y me parece correcto q así lo sea; es mas, la palabra “presidenta” siempre me ha resultado sexista: me da la sensación de que busca marcar la diferencia (no vaya a ser que alguien se confunda) y al final de cuentas… ¿A quién le importa (o debería importarle) el género de quien preside?
        Mujer/hombre/transexual, desde mi punto de vista y a los fines del caso, son lo mismo: son la conducción, el modelo y las decisiónes politicas lo único que debe estar sobre el tapete, son las únicas cosas sobre las que deberíamos discutir. Todo lo demás es superfluo y facilista.

  56. Rosana Responder

    07/09/2012 en 18:50

    Bimbi!! Buenisima… me encanto

  57. MARIIII Responder

    07/09/2012 en 18:50

    Es clarisimo, ala vilolencia de género se suma la impotencia fascista Que coctel explosivo!!!!!

  58. Diego Sanchez Responder

    07/09/2012 en 18:36

    Impecable, Bruno. Como siempre.
    Es tan real, que indigna. Acaso no son los mismos que dicen que no hay libertad de expresion en el pais?
    A pesar de cada una de estas “investigaciones” jamas cerraron o censuraron una edicion de ningun medio.
    Tampoco hay que olvidar, que fue este gobierno, por decreto, que anulo calumnias e injurias como delito de periodistas.
    Leyendo este tipo de cosas, uno sabe en que vereda se encuentra. Y se enorgullece que las convicciones, no pueden ser doblegadas por mas campañas mediaticas que existan.
    Un abrazo enorme
    @Diego_B_Sanchez

  59. RENEE Responder

    07/09/2012 en 18:28

    MUY BUENA NOTA! GRACIAS! COMO MUJER TE LO DIGO..

  60. Andres Responder

    07/09/2012 en 18:23

    genio Bimbi, impecable como siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

La yegua

Por Bruno Bimbi

Primero, decían que era él quien realmente mandaba. Que ella estaba de adorno, testaferro de su poder, pero el verdadero presidente era el marido. Se pasaban por alto toda su trayectoria como diputada y senadora, cuando ella era más conocida que él, gobernador de una provincia patagónica con poco protagonismo en la política nacional. Como era inconcebible que una mujer estuviera gobernando por sí misma, hablaban del gobierno “del matrimonio Kirchner” o, peor, del “matrimonio presidencial”. Otra expresión que se volvió muletilla de político o periodista opositor: “doble comando”.

 

Pero cuando él murió y ella ganó su reelección con más votos de los que él había tenido en vida en una elección nacional, se les terminó el argumento. Una de sus últimas apariciones fue en la revista brasileña Veja, que publicó el testimonio de un “especialista en América Latina” que dijo sobre la muerte de Kirchner que él era “el hombre fuerte” del Gobierno — para ser fuerte, claro, hay que ser hombre — y ella, “un títere del marido”. La palabra títere fue a la bajada de la nota.

Lilita Carrió se había anticipado a ese momento, cuando dijo que lo mejor que le podía pasar a Cristina era un buen divorcio o que “también podría quedar viuda, sería divino”. Divino. También había dicho, según La Nación: “Estamos en manos de un dictador con un presidente títere que es su esposa”. La frase fue título. Y agregaba: “El que debe caer es el dictador. Kirchner, no fue elegido por el pueblo, hay que voltearlo”. Voltearlo.

No hizo falta. Cuando, por primera vez, una profecía de Carrió se cumplió y la Presidenta quedó viuda — ay, qué previsibles —, empezaron a decirle “la Viuda”. Así, con mayúscula. Es impresionante la cantidad de notas y discursos de esos días, en Argentina y en el exterior, que se refieren a ella usando esa palabra de modo despectivo, aunque la V mayúscula no llegaba a los diarios, limitándose a internet. “Quizás, lo mejor que tiene la señora Kirchner es su viudez”, escribió en El País uno de sus columnistas estrella, Miguel Ángel Bastenier —aunque muy en serio no lo podemos tomar: en su columna, también decía que Néstor Kirchner había tenido dos mandatos (“de 2000 a 2008″, pero perdió las elecciones “en 2099″, recontra sic) y llamaba “Juan Carlos” al ex presidente Duhalde. “Mientras la viuda recorre zonas del jardín otrora sólo frecuentadas por su esposo, la escena peronista va cambiando de configuración”, escribió Pagni en La Nación. “No voten a la viuda de”, diría luego Carrió en campaña. Tiempo después, el diario español La Razón, en medio de la furia por la estatización de YPF, tituló: “La viuda negra y las hienas peronistas”.

Pero “la Viuda” no es el único apodo peyorativo que le han puesto a Cristina. Otra columna de El País, también post YPF, comenzaba así: “La Señora no celebra Consejos de Ministros ni concede reportajes, entrevistas ni conferencias de prensa en Argentina. Pero La Señora pronuncia dos, tres y hasta cuatro discursos a la semana”. Ahí sí, la S mayúscula llegó a la imprenta. Otro diario español, el monárquico ABC, no se quedó atrás con la Señora: “Tiene mucha facilidad para desquiciarse. Y más desde que le operaron y le quitaron la glándula tiroides. Si no estás bien medicado, sufres cambios bruscos de humor. Tiene ataques de ira. Les pega a las criadas”. A las criadas. Y sigue: “A veces da la impresión de ir empastillada. ¿Litio?”. También volvía sobre la idea del títere del marido, asegurando que Néstor “le regaló la Presidencia para que no incordiase mientras él llevaba las riendas en la sombra”. Le regaló, dicen ellos, que defienden la monarquía, sobre un país que celebra elecciones. Le atribuyeron el texto a dos periodistas argentinas, una de las cuales negó haberlo escrito.

Desde que Ella asumió la presidencia, se han publicado decenas de notas criticándole la ropa o el maquillaje, hablando de sus supuestas cirugías estéticas —la palabra “botox” fue metaforizada en distintos contextos por políticos y periodistas a lo largo de estos años, al igual que la marca de carteras Luis Vuitton— o revelando supuestos estudios psicológicos sobre de los colores de su vestido. Se habló más de su vestuario que de todas las corbatas de los presidentes de los últimos cien años. Ríos de tinta se han escrito sobre sus carteras: dónde las compra, cuánto cuestan, de qué marca son, cuántas tiene. El principal columnista político de La Nación publicó que corría el rumor de que la Presidenta había gastado una fortuna en zapatos en un viaje oficial a Nueva York y remató su columna diciendo que, teniendo en cuenta la adulteración de las estadísticas del INDEC, la historia de los zapatos “tiene algo que la vuelve verosímil: la obsesión por maquillar”. Esa frase fue título. El periodista más amarillo del país, Darío Gallo, cita en su blog una nota que fue tapa de Noticias, en la que la revista prometía revelar: “Una por una, sus cirugías y tratamientos secretos. De la lipoaspiración y las siliconas a la radiofrecuencia y los rellenos faciales. Sus cremas top”. Son apenas unos pocos ejemplos, ustedes recordarán otros.

Sin embargo, pese a tanto foco en su femineidad, desde el primer día hay muchos que a la Presidenta le dicen “la Presidente”. Nunca he visto una dificultad tan grande y extendida entre políticos y periodistas para hacer concordar el artículo con el sustantivo en un sintagma nominal tan simple — y no, no es un simple caso de variación sociolingüística, es a propósito. El fenómeno gramatical es tan curioso que hasta cierta periodista mujer, cuyo odio la consume cada día más, resalta cada vez que puede su rechazo a admitir que la Presidenta pertenece al género femenino. Y habla de sus zapatos y sus carteras, que la obsesionan políticamente.

La tildaron de “bipolar” desde la tapa de Noticias, en una insólita “investigación periodística” que incluyó la voz experta de psicólogos que la diagnosticaron a distancia sin nunca haberla atendido y a los que sólo les faltó medicarla. No: lo hicieron en otra tapa, después de la muerte del marido. Claro: locas siempre fueron ellas — locas, brujas, sin alma, histéricas y con desórdenes hormonales que afectan sus facultades mentales. En una columna sobre las actividades de la agrupación “Vatayón Militante” en las cárceles, el insufrible Reynaldo Azevedo, de la brasileña Veja, eligió como título: “Cristina Kirchner, la loca, moviliza ahora presidiarios para su tropa de choque fascistoide”. Veja es la revista de información general más leída en Brasil y Azevedo —sí, siempre escribe así— es una de sus estrellas. “La loca”, decía el título.

Loca. Bipolar. Medicada. Títere del marido. Viuda negra. “La Monto”

Cuando Cristina eligió a Amado Boudou como candidato a vicepresidente, Noticias la mostró en tapa en un fotomontaje andando en moto con él —y él manejaba, claro—, con la frase “CFK-Boudou: secretos de la pareja del año” y el título: “Amado mío”. Más directa, la página Tribuna de Periodistas, dirigida por el fantasioso Christian Sanz, tituló: “El vínculo amoroso entre Cristina y Boudou, el secreto oficial mejor guardado”, usando la tapa de Noticias como ilustración de la nota. Desde que murió Néstor, muchos parecen estar buscándole a la Presidenta un nuevo macho que la controle, porque no puede una mujer gobernar sola. En otro artículo del diario español La Razón, el elegido para ello fue Axel Kiciloff: “A doña Bótox, la viuda negra, se le rocían las enaguas cuando lo mira. Es joven, guapo y peronista, casi montonero, íntimo amigo del niño Kirchner, que será el próximo Presidente de Argentina. Kicillof es un muchacho violento, chulo, arrabalero”, escribió en sus páginas el columnista Alfonso Ussía. Es en serio.

Hace un tiempo empezaron a decirle “la Yegua”. Es el apodo preferido de los que no la quieren en ciertos barrios porteños y en las redes sociales. En otras épocas, fue “la Perona”. Yegua, además, remite a puta, la palabra a la que tarde o temprano se llega en estos casos.

¿Hay algo que sintetice mejor el machismo que moviliza una parte importante del odio a Cristina?

Sí, hay. La tapa de Noticias de esta semana, ocupada por una ilustración —extraída de un video erótico que circula por internet— que muestra a la Presidenta de la Nación masturbándose, despeinada y en éxtasis frente a una torre de texto que luce vertical frente a su boca abierta y lleva por título: “El goce de Cristina”. Nunca fue todo tan, digamos, explícito.

A él —a cualquier él— no se lo hubieran hecho.

Pero a esa yegua…