X

Aborto: Macri ordenó no intervenir en Diputados y hay cautela con el Senado

"Parece un show". Así evaluaron cerca del Presidente la reacción de Carrió en el debate. En la Casa Rosada no comparten el optimismo de Pichetto. Macri felicitó "por el debate" desde Corrientes.
"Parece un show". Así evaluaron cerca del Presidente la reacción de Carrió en el debate. En la Casa Rosada no comparten el optimismo de Pichetto. Macri felicitó "por el debate" desde Corrientes.
Por 14/06/2018 13:12

El Gobierno siguió, en silencio, todo el desarrollo de la sesión de la Cámara baja que concluyó con la media sanción del proyecto de ley que despenaliza el aborto, pero los interlocutores de la Casa Rosada con el Congreso se mostraron prescindentes por orden de Mauricio Macri. "Es la primera vez que lo miramos desde afuera por pedido expreso del Presidente", confió a Letra P uno de los funcionarios de Balcarce 50 que arrancó este jueves con la media sanción y continúa la jornada en vela, pero con la atención concentrada en la nueva volatilidad del dólar. 

Sin embargo, durante una visita oficial en Corrientes, Macri habló del tema. Resaltó "el trabajo de estos de meses de la Cámara de Diputados y de todos los argentinos que han dado un debate histórico, propio de la democracia. Hemos podido dirimir nuestras diferencias con respeto, con tolerancia y escuchando al otro, entendiendo que el diálogo es el camino que va a fortalecer nuestro futuro. Así que mis felicitaciones para todos, sabiendo que este debate continúa ahora en el Senado”. 

 

 

Dentro del Ejecutivo, las posiciones de los funcionarios son tan disímiles como las que atraviesan al bloque de diputados de Cambiemos y del PRO. Una muestra de las tensiones contenidas, de las que Macri busca mostrarse distante, la aportó la chaqueña Elisa Carrió, cuando estalló en una sesión que arañó las 24 horas de debate. "Parece más show que realidad", deslizó un vocero presidencial para bajarle el tono a la bravata de la socia menor de Cambiemos. 

La cautela que adoptó el Ejecutivo para el debate en diputados, será redoblada en el Senado, donde el peronista Miguel Ángel Pichetto anticipó que podría ser sancionada. Un añejo conocedor de la presión de último momento que puede hacer el lobby eclesiástico se negó a confirmar la certeza que deslizó el rionegrino titular del bloque Argentina Federal de la Cámara Alta. "No hacemos balance y no queremos arriesgar sobre lo que pueda pasar en el Senado. Esto recién arranca", cintureó. 

A pesar de la presunta equidistancia presidencial, hubo llamados y telefonazos del sector antiabortista para reclamar una actitud "más proactiva", confió una fuente eclesiástica, pero en el Ministerio del Interior negaron diálogo alguno del titular de la cartera Rogelio Frigerio con algunos diputados propios que hicieron tronar su malestar. 
 

Aborto: Macri ordenó no intervenir en Diputados y hay cautela con el Senado

"Parece un show". Así evaluaron cerca del Presidente la reacción de Carrió en el debate. En la Casa Rosada no comparten el optimismo de Pichetto. Macri felicitó "por el debate" desde Corrientes.
 

El Gobierno siguió, en silencio, todo el desarrollo de la sesión de la Cámara baja que concluyó con la media sanción del proyecto de ley que despenaliza el aborto, pero los interlocutores de la Casa Rosada con el Congreso se mostraron prescindentes por orden de Mauricio Macri. "Es la primera vez que lo miramos desde afuera por pedido expreso del Presidente", confió a Letra P uno de los funcionarios de Balcarce 50 que arrancó este jueves con la media sanción y continúa la jornada en vela, pero con la atención concentrada en la nueva volatilidad del dólar. 

Sin embargo, durante una visita oficial en Corrientes, Macri habló del tema. Resaltó "el trabajo de estos de meses de la Cámara de Diputados y de todos los argentinos que han dado un debate histórico, propio de la democracia. Hemos podido dirimir nuestras diferencias con respeto, con tolerancia y escuchando al otro, entendiendo que el diálogo es el camino que va a fortalecer nuestro futuro. Así que mis felicitaciones para todos, sabiendo que este debate continúa ahora en el Senado”. 

 

 

Dentro del Ejecutivo, las posiciones de los funcionarios son tan disímiles como las que atraviesan al bloque de diputados de Cambiemos y del PRO. Una muestra de las tensiones contenidas, de las que Macri busca mostrarse distante, la aportó la chaqueña Elisa Carrió, cuando estalló en una sesión que arañó las 24 horas de debate. "Parece más show que realidad", deslizó un vocero presidencial para bajarle el tono a la bravata de la socia menor de Cambiemos. 

La cautela que adoptó el Ejecutivo para el debate en diputados, será redoblada en el Senado, donde el peronista Miguel Ángel Pichetto anticipó que podría ser sancionada. Un añejo conocedor de la presión de último momento que puede hacer el lobby eclesiástico se negó a confirmar la certeza que deslizó el rionegrino titular del bloque Argentina Federal de la Cámara Alta. "No hacemos balance y no queremos arriesgar sobre lo que pueda pasar en el Senado. Esto recién arranca", cintureó. 

A pesar de la presunta equidistancia presidencial, hubo llamados y telefonazos del sector antiabortista para reclamar una actitud "más proactiva", confió una fuente eclesiástica, pero en el Ministerio del Interior negaron diálogo alguno del titular de la cartera Rogelio Frigerio con algunos diputados propios que hicieron tronar su malestar.