X

La grieta, afuera: una marea joven y una muestra anti aborto rodean el Congreso

Del lado de Rivadavia se juntaron desde temprano las feministas, en su mayoría jóvenes, y algunas organizaciones. Sobre Yrigoyen, los que rechazan el proyecto mostraron imágenes de bebés.
Por 13/06/2018 17:13

El debate iniciado este miércoles por la Cámara de Diputados en torno a la legalización del aborto, que comenzó y tomó vigor en las calles, se replica con fuerza en las inmediaciones al Congreso, donde miles de personas se congregan para apoyar o rechazar la iniciativa.

Banderas, vinculadas a espacios políticos o agrupaciones estudiantiles, cánticos y una marea de jóvenes que pueblan las calles aledañas al edificio legislativo decoran el debate. Puertas afuera, el café y el mate se convierten en elementos indispensables para paliar el frío de la tarde del miércoles 13, en el marco de una histórica sesión que promete extenderse hasta la madrugada del jueves y que cuenta con una definición incierta. Con el correr de las horas, como informó Letra P, hubo cambios de votos y la normativa está más cerca de aprobarse.

 

 

Por el momento, la balanza que mide la cantidad de gente presente en las calles está inclinada en favor de quienes apoyan la legalización, que colmaron el sector norte del Congreso. Sin embargo, quienes se autodenominan “Pro vida”, ubicados en el costado sur, convocaron a partir de las 18. Se espera que para esa franja horaria se triplique la cantidad de asistentes a la marcha.

Días antes de la jornada histórica, los dos sectores acordaron con el Gobierno de la Ciudad la división en dos de la Plaza del Congreso. Tras este acuerdo, el Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad ubicó rejas y montó un vallado a la mitad de la Plaza, generando un espacio para los "Pro vida" desde la calle Hipólito Yrigoyen y otro para quienes están a favor, desde la Avenida Rivadavia hacia el sector oeste del distrito.

 

 

Las inmediaciones del Congreso están cerradas al tránsito desde la mañana y la circulación restringida desde la calle Sarandí hasta la Avenida 9 de Julio. Al haber tantas vías cortadas, las columnas de manifestantes ingresaban por distintas calles de la zona: quienes se pronuncian a favor de la legalización del aborto lo hacían por Bartolomé Mitre, Juan Domingo Péron y Sarmiento, para luego desembocar en la Avenida Callao, regada de banderas de partidos políticos y pañuelos verdes. Al margen de la convocatoria desde los espacios políticos, la calle fue tomada por jóvenes que representan un reclamo genuino y que se hizo notar, al menos desde el sector a favor de la ley, desde la Avenida Callao hasta la Avenida 9 de Julio, por medio una inmensa columna de mujeres.

 

Sobre el costado sur,quienes rechazan la iniciativa portaban banderas con la leyenda “Salvemos las dos vidas” y stickers, pegados en sus ropas, con la frase “No me mates”. La columna es menor y centrada en la esquina de la Avenida Entre Ríos e Hipólito Yrigoyen, aunque se espera que este sector arribe pasadas las 18. También, abundan las banderas argentinas y se instaló un escenario en el cruce de la Avenida Entre Ríos con la calle Moreno.

 

A tono con el Mundial de Fútbol, que comienza el jueves en Rusia, el sector “Pro vida” parafraseaba canciones de cancha para volcar su rechazo a la ley que debatirá Diputados hasta la madrugada. “Diputados, a ver si ponen huevos, que toda la Argentina le dice sí a la vida”, entonaban los manifestantes. El otro hit repetido fue “Argentina unidad le dice sí a la vida”.

La grieta, afuera: una marea joven y una muestra anti aborto rodean el Congreso

Del lado de Rivadavia se juntaron desde temprano las feministas, en su mayoría jóvenes, y algunas organizaciones. Sobre Yrigoyen, los que rechazan el proyecto mostraron imágenes de bebés.

El debate iniciado este miércoles por la Cámara de Diputados en torno a la legalización del aborto, que comenzó y tomó vigor en las calles, se replica con fuerza en las inmediaciones al Congreso, donde miles de personas se congregan para apoyar o rechazar la iniciativa.

Banderas, vinculadas a espacios políticos o agrupaciones estudiantiles, cánticos y una marea de jóvenes que pueblan las calles aledañas al edificio legislativo decoran el debate. Puertas afuera, el café y el mate se convierten en elementos indispensables para paliar el frío de la tarde del miércoles 13, en el marco de una histórica sesión que promete extenderse hasta la madrugada del jueves y que cuenta con una definición incierta. Con el correr de las horas, como informó Letra P, hubo cambios de votos y la normativa está más cerca de aprobarse.

 

 

Por el momento, la balanza que mide la cantidad de gente presente en las calles está inclinada en favor de quienes apoyan la legalización, que colmaron el sector norte del Congreso. Sin embargo, quienes se autodenominan “Pro vida”, ubicados en el costado sur, convocaron a partir de las 18. Se espera que para esa franja horaria se triplique la cantidad de asistentes a la marcha.

Días antes de la jornada histórica, los dos sectores acordaron con el Gobierno de la Ciudad la división en dos de la Plaza del Congreso. Tras este acuerdo, el Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad ubicó rejas y montó un vallado a la mitad de la Plaza, generando un espacio para los "Pro vida" desde la calle Hipólito Yrigoyen y otro para quienes están a favor, desde la Avenida Rivadavia hacia el sector oeste del distrito.

 

 

Las inmediaciones del Congreso están cerradas al tránsito desde la mañana y la circulación restringida desde la calle Sarandí hasta la Avenida 9 de Julio. Al haber tantas vías cortadas, las columnas de manifestantes ingresaban por distintas calles de la zona: quienes se pronuncian a favor de la legalización del aborto lo hacían por Bartolomé Mitre, Juan Domingo Péron y Sarmiento, para luego desembocar en la Avenida Callao, regada de banderas de partidos políticos y pañuelos verdes. Al margen de la convocatoria desde los espacios políticos, la calle fue tomada por jóvenes que representan un reclamo genuino y que se hizo notar, al menos desde el sector a favor de la ley, desde la Avenida Callao hasta la Avenida 9 de Julio, por medio una inmensa columna de mujeres.

 

Sobre el costado sur,quienes rechazan la iniciativa portaban banderas con la leyenda “Salvemos las dos vidas” y stickers, pegados en sus ropas, con la frase “No me mates”. La columna es menor y centrada en la esquina de la Avenida Entre Ríos e Hipólito Yrigoyen, aunque se espera que este sector arribe pasadas las 18. También, abundan las banderas argentinas y se instaló un escenario en el cruce de la Avenida Entre Ríos con la calle Moreno.

 

A tono con el Mundial de Fútbol, que comienza el jueves en Rusia, el sector “Pro vida” parafraseaba canciones de cancha para volcar su rechazo a la ley que debatirá Diputados hasta la madrugada. “Diputados, a ver si ponen huevos, que toda la Argentina le dice sí a la vida”, entonaban los manifestantes. El otro hit repetido fue “Argentina unidad le dice sí a la vida”.