X
El jefe comunal de Mar del Plata, Carlos Arroyo, sostuvo que en el contexto de recesión económica ajustó “gastos prescindibles”, pero incrementó el aporte social ante la suba del desempleo.
Redacción 13/06/2018 15:08

El intendente de General Pueyrredón, Carlos Fernando Arroyo, reconoció que su administración ha tenido que incrementar en un 30% el aporte destinado a ayuda social, ante el cuadro recesivo de la economía. Tras reunirse con la gobernadora bonaerense y su equipo de ministros señaló que los intendentes “están preocupados” por el congelamiento del envío de recursos por parte de la administración provincial

Este miércoles por la mañana, intendentes de Cambiemos, legisladores y funcionarios del equipo de gobierno que encabeza la gobernadora María Eugenia Vidal se reunieron en la histórica República de los Niños de La Plata en el marco de un encuentro de Gabinete ampliado. Durante el cónclave, además de analizarse cuestiones relativas a la seguridad, salud y educación, y de hacer un recorrido por las obras desarrolladas durante la gestión actual, se focalizó en cómo menguar el impacto de la crisis económica en los distritos amarillos.

 

 

“Los intendentes no hablamos”, señaló Arroyo en diálogo con Letra P al referirse al encuentro y si bien remarcó que le “hubiese gustado hablar con la gobernadora”, sostuvo que pudieron transmitirle sus inquietudes: “Estamos preocupados por la cantidad de recursos que vamos disponer porque la situación es difícil”, indicó.

En esa línea, Arroyo aseguró que “hasta ahora” han tenido respuestas por parte de la administración vidalista ante la demanda de ayuda, aunque remarcó: “Hubiéramos querido tener más dinero si hubiera sido posible, pero estamos todos sometidos a las limitaciones que ya se conocen”.

El jefe comunal, además, señaló que, en el marco de un escenario de ajuste impulsado por el gobierno de Mauricio Macri, su administración redujo “gastos prescindibles”. Sin embargo, aseguró que ante este la crítica situación económica ha tenido que incrementar el aporte social. “En lo único que no se ha disminuido el gasto, y que por el contrario se ha aumentado, es el gasto social”, señaló y agregó que esa cifra asciende al “30%”.

 

 

“Estamos en un momento, que desde el punto de vista macroeconómico, es necesario apoyar a los más pobres y a los más necesitados para que salgamos del problema que tenemos en este momento”, añadió el polémico jefe comunal.

Consultado los motivos por los cuales esa demanda ha crecido explicó que “sobre todo por falta de trabajo”, y detalló que el alto índice de desocupación “crónico” que tiene la ciudad de Mar del Plata ha aumentado por la llegada de nuevos habitantes “que se enamoran de Mar del Plata y se quedan”. “Son vecinos sin recursos y con muchas necesidades”, completó.

 


 

Intendente de Cambiemos aseguró que aumentó un 30% el gasto social

El jefe comunal de Mar del Plata, Carlos Arroyo, sostuvo que en el contexto de recesión económica ajustó “gastos prescindibles”, pero incrementó el aporte social ante la suba del desempleo.

El intendente de General Pueyrredón, Carlos Fernando Arroyo, reconoció que su administración ha tenido que incrementar en un 30% el aporte destinado a ayuda social, ante el cuadro recesivo de la economía. Tras reunirse con la gobernadora bonaerense y su equipo de ministros señaló que los intendentes “están preocupados” por el congelamiento del envío de recursos por parte de la administración provincial

Este miércoles por la mañana, intendentes de Cambiemos, legisladores y funcionarios del equipo de gobierno que encabeza la gobernadora María Eugenia Vidal se reunieron en la histórica República de los Niños de La Plata en el marco de un encuentro de Gabinete ampliado. Durante el cónclave, además de analizarse cuestiones relativas a la seguridad, salud y educación, y de hacer un recorrido por las obras desarrolladas durante la gestión actual, se focalizó en cómo menguar el impacto de la crisis económica en los distritos amarillos.

 

 

“Los intendentes no hablamos”, señaló Arroyo en diálogo con Letra P al referirse al encuentro y si bien remarcó que le “hubiese gustado hablar con la gobernadora”, sostuvo que pudieron transmitirle sus inquietudes: “Estamos preocupados por la cantidad de recursos que vamos disponer porque la situación es difícil”, indicó.

En esa línea, Arroyo aseguró que “hasta ahora” han tenido respuestas por parte de la administración vidalista ante la demanda de ayuda, aunque remarcó: “Hubiéramos querido tener más dinero si hubiera sido posible, pero estamos todos sometidos a las limitaciones que ya se conocen”.

El jefe comunal, además, señaló que, en el marco de un escenario de ajuste impulsado por el gobierno de Mauricio Macri, su administración redujo “gastos prescindibles”. Sin embargo, aseguró que ante este la crítica situación económica ha tenido que incrementar el aporte social. “En lo único que no se ha disminuido el gasto, y que por el contrario se ha aumentado, es el gasto social”, señaló y agregó que esa cifra asciende al “30%”.

 

 

“Estamos en un momento, que desde el punto de vista macroeconómico, es necesario apoyar a los más pobres y a los más necesitados para que salgamos del problema que tenemos en este momento”, añadió el polémico jefe comunal.

Consultado los motivos por los cuales esa demanda ha crecido explicó que “sobre todo por falta de trabajo”, y detalló que el alto índice de desocupación “crónico” que tiene la ciudad de Mar del Plata ha aumentado por la llegada de nuevos habitantes “que se enamoran de Mar del Plata y se quedan”. “Son vecinos sin recursos y con muchas necesidades”, completó.