X

Un debate transversal, pero con tendencias en cada bloque

El kirchnerismo aportará la mayor cantidad de votos a favor. Apoyan todos los diputados de la izquierda, el Evita y Evolución. En la UCR hay ventaja positiva. Rechazo en el PRO y el peronismo federal.
Por 12/06/2018 20:32

Aunque el debate por el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo atravesará de manera transversal a cada uno de los bloques de la Cámara de Diputados, la votación final mostrará una tendencia en las bancadas, que mostrarán unanimidad en el apoyo a la ley en la izquierda y el Movimiento Evita, una mayoría abrumadora en el Frente para la Victoria y una leve tendencia a favor en la UCR. En el PRO, el peronismo federal y el Frente Renovador gana el rechazo. 

El interbloque del Peronismo para la Victoria (Movimiento Evita) y Libres del Sur aportará sus cinco votos a favor del proyecto, mientras que la izquierda sumará a sus tres diputados y el bloque Evolución Radical, de Martín Lousteau, a sus tres legisladores. En esos tres casos habrá unanimidad.


 

 

En tanto, el Frente para la Victoria votará masivamente a favor. De los 64 diputados que forman parte del bloque – 63 sin contar a Julio De Vido – una inmensa mayoría acompañará el proyecto.  En la bancada resiste una minoría de solo ocho diputados que confirmaron su voto en contra: José Luis Gioja, Daniela Castro, Ana María Llanos, Sergio Leavy, Julio Solanas, Silvina Frana, Jorge Romero y Mirta Soraire. Sobre el total, 25 pertenecen a la agrupación La Cámpora y, como publicó Letra P, Máximo Kirchner bajó línea a todo el espacio para que vote a favor.

En el interbloque Argentina Federal, la tendencia exactamente inversa. De los 33 diputados que forman parte del espacio, solo ocho anunciaron que votarán a favor. La defensa del proyecto, hacia adentro del espacio, estuvo encabezada por el bonaerense Eduardo “Bali” Bucca, la jujeña Carolina Moisés y el tucumano Pablo Yedlin.

 


 

 

El balance de la UCR también muestra una ventaja de quienes están a favor. Los diputados Brenda Austin, Alejandra Martínez y Facundo Suárez Lastra estuvieron entre los más activos dentro del bloque para aprobar el proyecto y en el seno de la bancada cuentan 21 votos a favor y 18 en contra, sobre un total de 40 diputados. Quienes dudaban recibieron un incentivo para pronunciarse a favor con el video que grabaron dirigentes históricos del partido, como Jesús Rodríguez, Ricardo Alfonsín, Ernesto Sanz y Ricardo Gil Lavedra.

 

 

En contrapartida, sus socios en Cambiemos, el PRO y la Coalición Cívica, votarán mayoritariamente en contra. Apenas 14 diputados sobre los 55 que tiene el bloque que conduce Nicolás Massot – 54 sin contar al presidente de la Cámara, Emilio Monzó – acompañarán la ley. Hacia adentro del espacio fue decisiva la labor de la diputada porteña Silvia Lospennato, quien al comienzo del debate se mostraba en duda y luego se cargó al hombro la militancia interna del proyecto y hasta confrontó en duros términos a sus propios compañeros de bancada.

"A los que manifestaron razones de moral: ¿ustedes me pueden decir que obligarían a sus esposas, hijas y nietas a la maternidad forzada? Si no pueden contestar, les digo: no se llamen nunca más liberales", los apuró durante el debate en comisiones.

 

 

En la Coalición Cívica, en tanto, solo Juan Manuel López adelantó que votará a favor, sobre un total de diez diputados.

En tanto, en los bloques provinciales una gran mayoría de los diputados votará en contra de la iniciativa. En Unidad Justicialista (San Luis), que tiene cuatro integrantes, y el Frente Cívico por Santiago, que tiene seis, no se cuenta ningún voto a favor del proyecto y solo aparece como indecisa la santiagueña Mirta Pastoriza. En el Frente de la Concordia Misionero, sobre un total de cinco legisladores, se cuentan en la previa dos votos positivos, los de Jorge Franco y Daniel Di Stefano, pero las presiones que sufre en su provincia podrían provocar que Franco se ausente de la sesión.

En los monobloques, los votos se reparten. La santafesina Alejandra Rodenas votará a favor, al igual que su comprovinciano Alejandro Ramos.  Mientras, Alma Sapag, del Movimiento Popular Neuquino, lo hará en contra, al igual que el santafesino Luis Contigiani, quien terminó finalmente rompiendo con el socialismo por su decisión de no acompañar el proyecto. En una situación similar quedó el mendocino José Luis Ramón, del Partido Intransigente, quien, tras cambiar de opinión y anunciar su voto negativo, fue expulsado del interbloque de Lousteau. 

Un debate transversal, pero con tendencias en cada bloque

El kirchnerismo aportará la mayor cantidad de votos a favor. Apoyan todos los diputados de la izquierda, el Evita y Evolución. En la UCR hay ventaja positiva. Rechazo en el PRO y el peronismo federal.

Aunque el debate por el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo atravesará de manera transversal a cada uno de los bloques de la Cámara de Diputados, la votación final mostrará una tendencia en las bancadas, que mostrarán unanimidad en el apoyo a la ley en la izquierda y el Movimiento Evita, una mayoría abrumadora en el Frente para la Victoria y una leve tendencia a favor en la UCR. En el PRO, el peronismo federal y el Frente Renovador gana el rechazo. 

El interbloque del Peronismo para la Victoria (Movimiento Evita) y Libres del Sur aportará sus cinco votos a favor del proyecto, mientras que la izquierda sumará a sus tres diputados y el bloque Evolución Radical, de Martín Lousteau, a sus tres legisladores. En esos tres casos habrá unanimidad.


 

 

En tanto, el Frente para la Victoria votará masivamente a favor. De los 64 diputados que forman parte del bloque – 63 sin contar a Julio De Vido – una inmensa mayoría acompañará el proyecto.  En la bancada resiste una minoría de solo ocho diputados que confirmaron su voto en contra: José Luis Gioja, Daniela Castro, Ana María Llanos, Sergio Leavy, Julio Solanas, Silvina Frana, Jorge Romero y Mirta Soraire. Sobre el total, 25 pertenecen a la agrupación La Cámpora y, como publicó Letra P, Máximo Kirchner bajó línea a todo el espacio para que vote a favor.

En el interbloque Argentina Federal, la tendencia exactamente inversa. De los 33 diputados que forman parte del espacio, solo ocho anunciaron que votarán a favor. La defensa del proyecto, hacia adentro del espacio, estuvo encabezada por el bonaerense Eduardo “Bali” Bucca, la jujeña Carolina Moisés y el tucumano Pablo Yedlin.

 


 

 

El balance de la UCR también muestra una ventaja de quienes están a favor. Los diputados Brenda Austin, Alejandra Martínez y Facundo Suárez Lastra estuvieron entre los más activos dentro del bloque para aprobar el proyecto y en el seno de la bancada cuentan 21 votos a favor y 18 en contra, sobre un total de 40 diputados. Quienes dudaban recibieron un incentivo para pronunciarse a favor con el video que grabaron dirigentes históricos del partido, como Jesús Rodríguez, Ricardo Alfonsín, Ernesto Sanz y Ricardo Gil Lavedra.

 

 

En contrapartida, sus socios en Cambiemos, el PRO y la Coalición Cívica, votarán mayoritariamente en contra. Apenas 14 diputados sobre los 55 que tiene el bloque que conduce Nicolás Massot – 54 sin contar al presidente de la Cámara, Emilio Monzó – acompañarán la ley. Hacia adentro del espacio fue decisiva la labor de la diputada porteña Silvia Lospennato, quien al comienzo del debate se mostraba en duda y luego se cargó al hombro la militancia interna del proyecto y hasta confrontó en duros términos a sus propios compañeros de bancada.

"A los que manifestaron razones de moral: ¿ustedes me pueden decir que obligarían a sus esposas, hijas y nietas a la maternidad forzada? Si no pueden contestar, les digo: no se llamen nunca más liberales", los apuró durante el debate en comisiones.

 

 

En la Coalición Cívica, en tanto, solo Juan Manuel López adelantó que votará a favor, sobre un total de diez diputados.

En tanto, en los bloques provinciales una gran mayoría de los diputados votará en contra de la iniciativa. En Unidad Justicialista (San Luis), que tiene cuatro integrantes, y el Frente Cívico por Santiago, que tiene seis, no se cuenta ningún voto a favor del proyecto y solo aparece como indecisa la santiagueña Mirta Pastoriza. En el Frente de la Concordia Misionero, sobre un total de cinco legisladores, se cuentan en la previa dos votos positivos, los de Jorge Franco y Daniel Di Stefano, pero las presiones que sufre en su provincia podrían provocar que Franco se ausente de la sesión.

En los monobloques, los votos se reparten. La santafesina Alejandra Rodenas votará a favor, al igual que su comprovinciano Alejandro Ramos.  Mientras, Alma Sapag, del Movimiento Popular Neuquino, lo hará en contra, al igual que el santafesino Luis Contigiani, quien terminó finalmente rompiendo con el socialismo por su decisión de no acompañar el proyecto. En una situación similar quedó el mendocino José Luis Ramón, del Partido Intransigente, quien, tras cambiar de opinión y anunciar su voto negativo, fue expulsado del interbloque de Lousteau.