X
La entidad, que preside Carlos Iannizzotto, se mostró en contra de la intención de frenar la baja del impuesto a la soja y aclaró que la situación de los productores es “mucho peor” de lo que se cree.
Redacción 24/05/2018 13:35

Coninagro se mostró en desacuerdo con la intención del Gobierno de frenar la baja gradual de las retenciones a la soja para reducir el déficit fiscal del Estado y alertó que la situación de los productores sojeros “es peor de lo que muchos creen” como consecuencia de la sequía y luego de las excesivas lluvias.

El presidente de la entidad, Carlos Iannizzotto, coincidió con las declaraciones del ministro de Agroindustria, Luis Etchevehere, al asegurar que las retenciones son “un impuesto ridículo”.

A través de un comunicado, explicó que “la actual cosecha de soja se redujo por efecto de la sequía en más de 20 millones de toneladas, a 36 millones de toneladas” y reveló que “también ha bajado la calidad como consecuencia de la excesiva de humedad que recientemente afectó al cultivo”.

 

 

“La proporción de la soja de primera en condición mala se eleva a 58% y, peor aún, para la soja de segunda más del 70% de la producción se encuentra en malas condiciones, según la Bolsa de Comercio de Buenos Aires. En lugares claves de la zona núcleo, como Venado Tuerto, la producción ha sido mala en el 70% para la soja de primera y 80% para la segunda”, señala el texto.

“El deterioro en la calidad del grano ha llevado a que los productores deban sufrir descuentos que van desde el 20 hasta el 80%, con el consiguiente quebranto económico”, advirtió el titular de CONINAGRO.

Ante esta situación, la Mesa de Enlace solicitó una audiencia urgente con el presidente Mauricio Macri para discutir sobre esta medida, que todavía no fue descartada por ningún funcionario.

Coninagro también consideró que las retenciones son “un impuesto ridículo”

La entidad, que preside Carlos Iannizzotto, se mostró en contra de la intención de frenar la baja del impuesto a la soja y aclaró que la situación de los productores es “mucho peor” de lo que se cree.

Coninagro se mostró en desacuerdo con la intención del Gobierno de frenar la baja gradual de las retenciones a la soja para reducir el déficit fiscal del Estado y alertó que la situación de los productores sojeros “es peor de lo que muchos creen” como consecuencia de la sequía y luego de las excesivas lluvias.

El presidente de la entidad, Carlos Iannizzotto, coincidió con las declaraciones del ministro de Agroindustria, Luis Etchevehere, al asegurar que las retenciones son “un impuesto ridículo”.

A través de un comunicado, explicó que “la actual cosecha de soja se redujo por efecto de la sequía en más de 20 millones de toneladas, a 36 millones de toneladas” y reveló que “también ha bajado la calidad como consecuencia de la excesiva de humedad que recientemente afectó al cultivo”.

 

 

“La proporción de la soja de primera en condición mala se eleva a 58% y, peor aún, para la soja de segunda más del 70% de la producción se encuentra en malas condiciones, según la Bolsa de Comercio de Buenos Aires. En lugares claves de la zona núcleo, como Venado Tuerto, la producción ha sido mala en el 70% para la soja de primera y 80% para la segunda”, señala el texto.

“El deterioro en la calidad del grano ha llevado a que los productores deban sufrir descuentos que van desde el 20 hasta el 80%, con el consiguiente quebranto económico”, advirtió el titular de CONINAGRO.

Ante esta situación, la Mesa de Enlace solicitó una audiencia urgente con el presidente Mauricio Macri para discutir sobre esta medida, que todavía no fue descartada por ningún funcionario.