X
El presidentechavista explicó que esos cambios se darán en el sector productivo, en especial en el comercio. La oposición marchó para denunciar que el Gobierno prepara un fraude para el domingo.
Redacción 17/05/2018 13:37

El presidente de Venezuela y candidato a la reelección, Nicolás Maduro, prometió impulsar "una revolución económica" para salir de la crisis que mantiene al país, sumido en un masivo desabastecimiento de productos de primera necesidad.

"Si ustedes me hacen presidente de la República el domingo 20 de mayo para el periodo 2019-2025, haré una gran revolución económica para la paz, la prosperidad y la felicidad de este pueblo”, prometió durante un acto en la localidad de San Félix, en el noreste del país.

En ese contexto, Maduro explicó el miércoles que esos cambios apuntarán especialmente al sector comercial, que es donde, según él, se comete la mayor especulación de precios.

 

 

Asimismo, instó a los miembros del Partido Socialista Unido de Venezuela a ser los primeros en votar y convocó al pueblo del estado de Zulia para que aporte un millón de votos en los comicios presidenciales del domingo.

Mientras Maduro hablaba, cientos de opositores marchaba por el centro de Caracas, donde tenían planeado ir hasta la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA) para denunciar "el fraude electoral". Sin embargo, policías antidisturbios les bloquearon el paso y los obligaron a dispersarse.

Poco después, los manifestantes, convocados por el opositor Frente Amplio Venezuela Libre -un grupo de reciente creación que nuclea a líderes políticos opositores, organizaciones sindicales, empresariales, académicas, estudiantiles y civiles- se concentraron en una plaza cercana y desde ahí, gritando consignas como "no al fraude, elecciones ya", fueron hasta la sede de la OEA para presentar un documento.

El domingo están convocados a votar más de 20,5 millones de venezolanos y la gran incógnita es cuánta gente irá a las urnas, el único elemento que podría generar alguna sorpresa sobre el resultado, que a priori debería ser favorable a Maduro.

La principal fuerza política opositora, la Mesa de Unidad Democrática (MUD), decidió no participar de los comicios ya que dos de sus principales líderes -Henrique Capriles y Leopoldo López- están inhabilitado y detenido, respectivamente.

Pese a este boicot, otros tres candidatos se presentaron: los ex chavistas devenidos en opositores Henri Falcón y Reinaldo Quijada, y el pastor evangelista y recién llegado a la política, Javier Bertucci. Falcón parece el mejor posicionado para darle un a sorpresa al chavismo, pero depende de que la asistencia a las urnas sea mucho mayor que lo que sugieren por ahora los sondeos.

Maduro promete una “revolución económica” después de los comicios

El presidentechavista explicó que esos cambios se darán en el sector productivo, en especial en el comercio. La oposición marchó para denunciar que el Gobierno prepara un fraude para el domingo.

El presidente de Venezuela y candidato a la reelección, Nicolás Maduro, prometió impulsar "una revolución económica" para salir de la crisis que mantiene al país, sumido en un masivo desabastecimiento de productos de primera necesidad.

"Si ustedes me hacen presidente de la República el domingo 20 de mayo para el periodo 2019-2025, haré una gran revolución económica para la paz, la prosperidad y la felicidad de este pueblo”, prometió durante un acto en la localidad de San Félix, en el noreste del país.

En ese contexto, Maduro explicó el miércoles que esos cambios apuntarán especialmente al sector comercial, que es donde, según él, se comete la mayor especulación de precios.

 

 

Asimismo, instó a los miembros del Partido Socialista Unido de Venezuela a ser los primeros en votar y convocó al pueblo del estado de Zulia para que aporte un millón de votos en los comicios presidenciales del domingo.

Mientras Maduro hablaba, cientos de opositores marchaba por el centro de Caracas, donde tenían planeado ir hasta la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA) para denunciar "el fraude electoral". Sin embargo, policías antidisturbios les bloquearon el paso y los obligaron a dispersarse.

Poco después, los manifestantes, convocados por el opositor Frente Amplio Venezuela Libre -un grupo de reciente creación que nuclea a líderes políticos opositores, organizaciones sindicales, empresariales, académicas, estudiantiles y civiles- se concentraron en una plaza cercana y desde ahí, gritando consignas como "no al fraude, elecciones ya", fueron hasta la sede de la OEA para presentar un documento.

El domingo están convocados a votar más de 20,5 millones de venezolanos y la gran incógnita es cuánta gente irá a las urnas, el único elemento que podría generar alguna sorpresa sobre el resultado, que a priori debería ser favorable a Maduro.

La principal fuerza política opositora, la Mesa de Unidad Democrática (MUD), decidió no participar de los comicios ya que dos de sus principales líderes -Henrique Capriles y Leopoldo López- están inhabilitado y detenido, respectivamente.

Pese a este boicot, otros tres candidatos se presentaron: los ex chavistas devenidos en opositores Henri Falcón y Reinaldo Quijada, y el pastor evangelista y recién llegado a la política, Javier Bertucci. Falcón parece el mejor posicionado para darle un a sorpresa al chavismo, pero depende de que la asistencia a las urnas sea mucho mayor que lo que sugieren por ahora los sondeos.