X
El jefe comunal de Ayacucho anunció que durante cuatro meses el municipio no percibirá el porcentaje que le corresponde por alumbrado público. El beneficio será para los comerciantes.
Redacción 15/05/2018 8:43

El intendente de Ayacucho, Emilio Cordonnier, anunció que no percibirá durante cuatro meses el porcentaje que le corresponde por alumbrado público, que representará una baja de casi 10% en las tarifas de energía eléctrica que abonen los comerciantes.

La medida de Cordonnier está atada al pedido pronunciado por el presidente Mauricio Macri y la gobernadora María Eugenia Vidal, quienes semanas atrás solicitaron que se excluyan impuestos de las facturas de servicios públicos para reducir los montos a pagar de los usuarios. En la provincia de Buenos Aires, la mandataria informó reducciones para la luz, el gas y el agua. Por decreto, Vidal dejó sin efecto las leyes 7290/67 y 9038/78, apostando una reducción del 15,7 % en electricidad, 6,3% en gas y 6,2 % en agua de lo que actualmente pagan los consumidores finales.

En esa línea, el municipio de Ayacucho adoptó la determinación de no percibir durante cuatro meses el porcentaje que le corresponde por alumbrado público, que representará una baja de casi 10% en las tarifas de energía eléctrica que abonen los comerciantes, publica 0223.

“La provincia hará una reducción de impuestos en las tarifas de las empresas que prestan los servicios de agua, luz y gas, y si bien el municipio no tiene incumbencia en el esquema tarifario, sí tenemos concretamente en Ayacucho el cobro de una contribución en la boleta de energía eléctrica. A partir de la ley 10740, la empresa cobra el alumbrado público y se deposita en el municipio”, explicó el jefe comunal al respecto.

 

 

En conferencia de prensa y acompañado de dos funcionarias, agregó: “Analizando y escuchando los pedidos de la Cámara de Comercio, como de los vecinos, y viendo que en la provincia se está estudiando una reducción que está en tratamiento aún, y considerando que en Ayacucho hay un 30% de consumo beneficiario alcanzado por la tarifa social, haremos un aporte en la medida que podamos y nos sumaremos al esfuerzo que está haciendo la provincia, como los comercios locales, al suspender el cobro del alumbrado público para el comercio local. Esto significa que en las facturas de energía eléctrica de cada comercio de Ayacucho, por cuatro meses que son los de mayor consumo y con opción de prorrogarse, la parte de alumbrado público vendrá en cero”.

A la hora de mencionar sobre la manera en que la comuna afrontará el monto no recaudado, el titular del Ejecutivo local explicó: “hemos hecho el control presupuestario y estado encima de la ejecución presupuestaria. En abril se ahorró en gastos que no eran necesarios y ese pequeño ahorro nos posibilitará atender esta medida”.

“Esta reducción en los ingresos del municipio no significará en absoluto dejar de realizar lo previsto, sino que es una pequeña disponibilidad dada la utilización de los recursos de manera eficiente. Se seguirá con un monitoreo permanente del gasto corriente. Los comercios pagan desde 100 a 3.400 pesos en la boleta por alumbrado público, lo que representará una reducción en la factura de un 8 ó 9%. Es el momento de poner el hombro”, sostuvo Cordonnier que se hizo cargo del municipio tras la renuncia de Pablo Zubiaurre.

Intendente radical atiende el pedido de Vidal y suspende cobro de tasa municipal

El jefe comunal de Ayacucho anunció que durante cuatro meses el municipio no percibirá el porcentaje que le corresponde por alumbrado público. El beneficio será para los comerciantes.

El intendente de Ayacucho, Emilio Cordonnier, anunció que no percibirá durante cuatro meses el porcentaje que le corresponde por alumbrado público, que representará una baja de casi 10% en las tarifas de energía eléctrica que abonen los comerciantes.

La medida de Cordonnier está atada al pedido pronunciado por el presidente Mauricio Macri y la gobernadora María Eugenia Vidal, quienes semanas atrás solicitaron que se excluyan impuestos de las facturas de servicios públicos para reducir los montos a pagar de los usuarios. En la provincia de Buenos Aires, la mandataria informó reducciones para la luz, el gas y el agua. Por decreto, Vidal dejó sin efecto las leyes 7290/67 y 9038/78, apostando una reducción del 15,7 % en electricidad, 6,3% en gas y 6,2 % en agua de lo que actualmente pagan los consumidores finales.

En esa línea, el municipio de Ayacucho adoptó la determinación de no percibir durante cuatro meses el porcentaje que le corresponde por alumbrado público, que representará una baja de casi 10% en las tarifas de energía eléctrica que abonen los comerciantes, publica 0223.

“La provincia hará una reducción de impuestos en las tarifas de las empresas que prestan los servicios de agua, luz y gas, y si bien el municipio no tiene incumbencia en el esquema tarifario, sí tenemos concretamente en Ayacucho el cobro de una contribución en la boleta de energía eléctrica. A partir de la ley 10740, la empresa cobra el alumbrado público y se deposita en el municipio”, explicó el jefe comunal al respecto.

 

 

En conferencia de prensa y acompañado de dos funcionarias, agregó: “Analizando y escuchando los pedidos de la Cámara de Comercio, como de los vecinos, y viendo que en la provincia se está estudiando una reducción que está en tratamiento aún, y considerando que en Ayacucho hay un 30% de consumo beneficiario alcanzado por la tarifa social, haremos un aporte en la medida que podamos y nos sumaremos al esfuerzo que está haciendo la provincia, como los comercios locales, al suspender el cobro del alumbrado público para el comercio local. Esto significa que en las facturas de energía eléctrica de cada comercio de Ayacucho, por cuatro meses que son los de mayor consumo y con opción de prorrogarse, la parte de alumbrado público vendrá en cero”.

A la hora de mencionar sobre la manera en que la comuna afrontará el monto no recaudado, el titular del Ejecutivo local explicó: “hemos hecho el control presupuestario y estado encima de la ejecución presupuestaria. En abril se ahorró en gastos que no eran necesarios y ese pequeño ahorro nos posibilitará atender esta medida”.

“Esta reducción en los ingresos del municipio no significará en absoluto dejar de realizar lo previsto, sino que es una pequeña disponibilidad dada la utilización de los recursos de manera eficiente. Se seguirá con un monitoreo permanente del gasto corriente. Los comercios pagan desde 100 a 3.400 pesos en la boleta por alumbrado público, lo que representará una reducción en la factura de un 8 ó 9%. Es el momento de poner el hombro”, sostuvo Cordonnier que se hizo cargo del municipio tras la renuncia de Pablo Zubiaurre.