X

Temor en las provincias por mega deuda en dólares tomada en la gestión Macri

14 provincias tomaron más de U$S 12.000 millones desde el levantamiento del cepo. Buenos Aires lidera el ranking, con más de 5 mil millones. La devaluación presiona sobre los presupuestos.
Por 14/05/2018 19:39

La caída abrupta del peso frente al dólar, que comenzó hace 20 días y aún no se detiene, no solo complica al Gobierno nacional sino que comenzó a generar una enorme preocupación en las provincias, que salieron al mercado internacional tras la salida del cepo cambiario y, en lo que va del gobierno de Mauricio Macri, ya tomaron deuda por más de 12 mil millones de dólares.

La llegada de Cambiemos a la Casa Rosada y el levantamiento del cepo cambiario – a lo que sumó el pago a los fondos buitre, en abril de 2016-, allanaron el camino para la salida de las provincias al mercado internacional y, al día de hoy, son 14 las jurisdicciones que emitieron deuda en dólares.

La primera en salir al mercado tras el cambio de Gobierno fue Buenos Aires, con María Eugenia Vidal a la cabeza. En marzo de 2016, la administración bonaerense tomó deuda por 1.250 millones de dólares a una tasa del 9,4 por ciento. A esa emisión se sumaron otras en junio y en octubre de 2016 y en febrero y octubre de 2017. En total, entre 2016 y 2018 tomó deuda por 5.082 millones de dólares, con tasas que oscilaron entre 4,5 – por 250 millones - y 9,4 por ciento, y quedó a la cabeza de las provincias más tomadoras de deuda.

En los dos años y medio que lleva Cambiemos en el Gobierno, a Buenos Aires se le sumaron otras 13 jurisdicciones. Entre 2016 y enero de 2018, también tomaron deuda en los mercados internacionales la Ciudad de Buenos Aires, Neuquén, Mendoza, Santa Fe, Chubut, Córdoba, Salta, Chaco, Entre Ríos, La Rioja, Río Negro, Jujuy y Tierra del Fuego. La tasa más baja, del 4,5%, la consiguió Buenos Aires en octubre de 2016, con una emisión de 250 millones. La más alta, del 9,8%, corresponde a los 200 millones que colocó La Rioja en febrero de 2017 para construir un parque eólico.

 

 

Para las provincias, que habían proyectado en sus presupuestos el pago de su deuda con un dólar a 20 pesos, el aumento a un valor que ronda los 26 pesos, genera un descalabro en las cuentas. “Todas las provincias vamos a tener que pagar más de intereses este año porque habíamos proyectado un dólar mucho más bajo. Nos va a salir mucho más caro”, dice un ministro de Economía provincial.  

“Afrontar los futuros pagos de deuda va a ser difícil en un contexto de contracción del consumo y de la actividad económica, fundamentalmente en las provincias más pobres. El agro y la construcción, que serían los motores de la economía, están más vinculados a provincias como Buenos Aires, Santa Fe o Córdoba mientras que las provincias con menos recursos están más vinculadas a las economías regionales o a actividades como pueden ser la minería, la pesca, pero que no tienen un dinamismo tan importante”, explicó el economista Mariano Kestelboim en diálogo con FM Cultura

Si bien para todas las jurisdicciones endeudadas representa una preocupación -  ya que la recaudación es en pesos y el pago, en moneda dura - el nivel de endeudamiento en dólares tendrá un impacto mayor o menor en función del presupuesto provincial. En número concretos, por ejemplo, el endeudamiento que pidió Mendoza en enero de 2018, de 90 millones de dólares, representaba hasta hace 20 días 1.800 millones de pesos. Este lunes, a última hora, esa cifra había ascendido a 2.295 millones, sobre un total de casi 100 mil millones de pesos.

 

 

La presión que ejerce la devaluación sobre las cuentas provinciales fue uno de los temas que tocó el presidente Macri en la reunión que mantuvo con los gobernadores el jueves pasado en Casa Rosada, y también uno de los elementos que tienen en cuenta los mandatarios provinciales frente al pedido de apoyo al acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) que, según la Casa Rosada, garantizaría cierta estabilidad.

 

 

La calificadora de riesgo Moody´s advirtió al respecto en un informe difundido este lunes, que asegura que la devaluación “afectará la rentabilidad de los deudores cuyos ingresos son principalmente en pesos, pero que enfrentan costos operativos en dólares estadounidenses, y ejercerá presión sobre los resultados operativos de los gobiernos provinciales". En octubre de 2017, la misma entidad había emitido un documento en el señaló que “la creciente dependencia de los mercados internacionales de bonos aumenta los riesgos de descalce de moneda” de las provincias argentinas.

 

 

 

 

 

Temor en las provincias por mega deuda en dólares tomada en la gestión Macri

14 provincias tomaron más de U$S 12.000 millones desde el levantamiento del cepo. Buenos Aires lidera el ranking, con más de 5 mil millones. La devaluación presiona sobre los presupuestos. 

La caída abrupta del peso frente al dólar, que comenzó hace 20 días y aún no se detiene, no solo complica al Gobierno nacional sino que comenzó a generar una enorme preocupación en las provincias, que salieron al mercado internacional tras la salida del cepo cambiario y, en lo que va del gobierno de Mauricio Macri, ya tomaron deuda por más de 12 mil millones de dólares.

La llegada de Cambiemos a la Casa Rosada y el levantamiento del cepo cambiario – a lo que sumó el pago a los fondos buitre, en abril de 2016-, allanaron el camino para la salida de las provincias al mercado internacional y, al día de hoy, son 14 las jurisdicciones que emitieron deuda en dólares.

La primera en salir al mercado tras el cambio de Gobierno fue Buenos Aires, con María Eugenia Vidal a la cabeza. En marzo de 2016, la administración bonaerense tomó deuda por 1.250 millones de dólares a una tasa del 9,4 por ciento. A esa emisión se sumaron otras en junio y en octubre de 2016 y en febrero y octubre de 2017. En total, entre 2016 y 2018 tomó deuda por 5.082 millones de dólares, con tasas que oscilaron entre 4,5 – por 250 millones - y 9,4 por ciento, y quedó a la cabeza de las provincias más tomadoras de deuda.

En los dos años y medio que lleva Cambiemos en el Gobierno, a Buenos Aires se le sumaron otras 13 jurisdicciones. Entre 2016 y enero de 2018, también tomaron deuda en los mercados internacionales la Ciudad de Buenos Aires, Neuquén, Mendoza, Santa Fe, Chubut, Córdoba, Salta, Chaco, Entre Ríos, La Rioja, Río Negro, Jujuy y Tierra del Fuego. La tasa más baja, del 4,5%, la consiguió Buenos Aires en octubre de 2016, con una emisión de 250 millones. La más alta, del 9,8%, corresponde a los 200 millones que colocó La Rioja en febrero de 2017 para construir un parque eólico.

 

 

Para las provincias, que habían proyectado en sus presupuestos el pago de su deuda con un dólar a 20 pesos, el aumento a un valor que ronda los 26 pesos, genera un descalabro en las cuentas. “Todas las provincias vamos a tener que pagar más de intereses este año porque habíamos proyectado un dólar mucho más bajo. Nos va a salir mucho más caro”, dice un ministro de Economía provincial.  

“Afrontar los futuros pagos de deuda va a ser difícil en un contexto de contracción del consumo y de la actividad económica, fundamentalmente en las provincias más pobres. El agro y la construcción, que serían los motores de la economía, están más vinculados a provincias como Buenos Aires, Santa Fe o Córdoba mientras que las provincias con menos recursos están más vinculadas a las economías regionales o a actividades como pueden ser la minería, la pesca, pero que no tienen un dinamismo tan importante”, explicó el economista Mariano Kestelboim en diálogo con FM Cultura

Si bien para todas las jurisdicciones endeudadas representa una preocupación -  ya que la recaudación es en pesos y el pago, en moneda dura - el nivel de endeudamiento en dólares tendrá un impacto mayor o menor en función del presupuesto provincial. En número concretos, por ejemplo, el endeudamiento que pidió Mendoza en enero de 2018, de 90 millones de dólares, representaba hasta hace 20 días 1.800 millones de pesos. Este lunes, a última hora, esa cifra había ascendido a 2.295 millones, sobre un total de casi 100 mil millones de pesos.

 

 

La presión que ejerce la devaluación sobre las cuentas provinciales fue uno de los temas que tocó el presidente Macri en la reunión que mantuvo con los gobernadores el jueves pasado en Casa Rosada, y también uno de los elementos que tienen en cuenta los mandatarios provinciales frente al pedido de apoyo al acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) que, según la Casa Rosada, garantizaría cierta estabilidad.

 

 

La calificadora de riesgo Moody´s advirtió al respecto en un informe difundido este lunes, que asegura que la devaluación “afectará la rentabilidad de los deudores cuyos ingresos son principalmente en pesos, pero que enfrentan costos operativos en dólares estadounidenses, y ejercerá presión sobre los resultados operativos de los gobiernos provinciales". En octubre de 2017, la misma entidad había emitido un documento en el señaló que “la creciente dependencia de los mercados internacionales de bonos aumenta los riesgos de descalce de moneda” de las provincias argentinas.