X
La diputada oficialista con pedido de desafuero por lavado de dinero se defendió de las acusaciones y arremetió contra el kirchnerismo. “Se trata de una maniobra política”, afirmó.
Redacción 17/04/2018 12:34

La diputada nacional de Cambiemos con pedido de desafuero y detención en una causa por lavado de dinero, Aída Ayala, negó las acusaciones y aseguró que no va a renunciar a su banca en el Congreso.

“No tengo miedo de ir presa, tengo la tranquilidad de que todas las contrataciones que hice cuando fui intendente se hicieron a derecho”, aseguró en declaraciones a radio La Red.

En este sentido, dijo que no va a someter al Congreso en el tema de los fueros y pidió que la Justicia la siga investigando. “Si soy culpable renunció. Estoy pidiendo la eximición de prisión porque estoy a derecho, yo no tengo acceso a la Municipalidad”, señaló.

 

 

La legisladora de Cambiemos calificó de “gravísima” la acusación en su contra y dijo que se enteró del pedido de detención a través de los medios de comunicación.

“Se me acusa por la contratación de una empresa que fue llamada a licitación en el 2014, en esa época se da una denuncia, que forma un expediente, es juzgado en el fuero provincial, luego asume Jorge Capitanich que sigue con la contratación porque funcionaba, no lo objeta”, aclaró.

Siguiendo esta línea, consideró que la denuncia es “una maniobra política” y acusó al kirchnerismo estar detrás de ella. “Se utiliza a la Justicia con una maniobra política para decir que todos somos lo mismo. No creo que Domingo Peppo está detrás de esto, acá está el kirchnerismo”, sentenció.

Vale recordar que el fiscal, Patricio Sabadini, le requirió a la jueza Niremperger el arresto, previo desafuero, de la legisladora de Cambiemos. La investigación tiene en la mira el contrato que la municipalidad de Resistencia celebró con la empresa PIMP S.A. a cargo de la recolección de basura de esa ciudad. En rigor, la Justicia investiga presuntas negociaciones incompatibles con la función pública.

 

 

En su presentación, el fiscal describió una serie de maniobras a través de las cuales se conformó una red de empresas que tenía como objetivo beneficiar a la exintendenta y "sus socios".

Ayala fue electa diputada por Chaco en 2017 y fue quien encabezó la lista que resultó ganadora, con el 41 por ciento de los votos. En 2015, tras ser 12 años intendenta de Resistencia, fue candidata a gobernadora y obtuvo el 42 por ciento de los votos, pero perdió por 13 puntos de diferencia con Domingo Peppo.

Aída Ayala resiste: “Ahora no voy a renuncia al Congreso”

La diputada oficialista con pedido de desafuero por lavado de dinero se defendió de las acusaciones y arremetió contra el kirchnerismo. “Se trata de una maniobra política”, afirmó.  

La diputada nacional de Cambiemos con pedido de desafuero y detención en una causa por lavado de dinero, Aída Ayala, negó las acusaciones y aseguró que no va a renunciar a su banca en el Congreso.

“No tengo miedo de ir presa, tengo la tranquilidad de que todas las contrataciones que hice cuando fui intendente se hicieron a derecho”, aseguró en declaraciones a radio La Red.

En este sentido, dijo que no va a someter al Congreso en el tema de los fueros y pidió que la Justicia la siga investigando. “Si soy culpable renunció. Estoy pidiendo la eximición de prisión porque estoy a derecho, yo no tengo acceso a la Municipalidad”, señaló.

 

 

La legisladora de Cambiemos calificó de “gravísima” la acusación en su contra y dijo que se enteró del pedido de detención a través de los medios de comunicación.

“Se me acusa por la contratación de una empresa que fue llamada a licitación en el 2014, en esa época se da una denuncia, que forma un expediente, es juzgado en el fuero provincial, luego asume Jorge Capitanich que sigue con la contratación porque funcionaba, no lo objeta”, aclaró.

Siguiendo esta línea, consideró que la denuncia es “una maniobra política” y acusó al kirchnerismo estar detrás de ella. “Se utiliza a la Justicia con una maniobra política para decir que todos somos lo mismo. No creo que Domingo Peppo está detrás de esto, acá está el kirchnerismo”, sentenció.

Vale recordar que el fiscal, Patricio Sabadini, le requirió a la jueza Niremperger el arresto, previo desafuero, de la legisladora de Cambiemos. La investigación tiene en la mira el contrato que la municipalidad de Resistencia celebró con la empresa PIMP S.A. a cargo de la recolección de basura de esa ciudad. En rigor, la Justicia investiga presuntas negociaciones incompatibles con la función pública.

 

 

En su presentación, el fiscal describió una serie de maniobras a través de las cuales se conformó una red de empresas que tenía como objetivo beneficiar a la exintendenta y "sus socios".

Ayala fue electa diputada por Chaco en 2017 y fue quien encabezó la lista que resultó ganadora, con el 41 por ciento de los votos. En 2015, tras ser 12 años intendenta de Resistencia, fue candidata a gobernadora y obtuvo el 42 por ciento de los votos, pero perdió por 13 puntos de diferencia con Domingo Peppo.