X
Monzó firmó este viernes la resolución para cambiar la modalidad de cambio de tickets por dinero. Los legisladores podrán optar anualmente entre recibir tramos aéreos y terrestres o plata.
Por 13/04/2018 19:28

Tras el escándalo que se desató en el Congreso luego de que se conociera el polémico régimen que permitía que diputados y senadores pudieran canjear por dinero los tramos aéreos y terrestres que reciben mensualmente cuando no los utilizan, el presidente de la Cámara baja, Emilio Monzó, firmó este viernes una resolución que define el cambio de modalidad y elimina la posibilidad del cambio, pero agrega una suma de 30 mil pesos en concepto de movilidad.

De acuerdo al nuevo régimen, a partir de ahora los 257 diputados recibirán 10 tramos aéreos o terrestres nominados – es decir, a su nombre – por mes, que se vencerán mensualmente. En caso de que el diputado no los utilice en el transcurso del mes, los tramos ya no podrán ser canjeados por dinero, como se hacía hasta ahora. De esta manera, queda garantizada la movilidad de todos los diputados, en su traslado desde y hacia la Cámara.

 

 

Además de los tramos nominados, los diputados podrán ahora optar anualmente entre cobrar 30 mil pesos en concepto de movilidad por mes o recibir 12 tramos aéreos y 20 terrestres de manera innominada, es decir que pueden ser utilizados por otras personas, como asesores de su despacho. La opción podrá cambiarse por 20 mil pesos y 20 tramos terrestres o 10 mil pesos y 12 tramos aéreos.

El diputado deberá elegir entre estas opciones a principio de año y no podrá modificar su decisión hasta el año siguiente y el uso de todos los pasajes quedará registrado en la página web de la Cámara. Todos los tramos tendrán vencimiento mensual.

 

 

Según explicó este viernes ante la prensa acreditada, Monzó aspira a que el cambio en la modalidad represente un ahorro de hasta 30 millones de pesos por año. El presidente del cuerpo cree que la mayoría de los diputados optará por recibir los 30 mil pesos en concepto de movilidad, algo que resulta más económico que el pago de los tramos aéreos y terrestres. Eso se sumaría al recorte de 5 millones que ya se había logrado en 2017 con la digitalización de los tickets.

Hasta ahora, todos los meses los diputados disponían de 40 tramos -20 aéreos y 20 terrestres- para viajar a las provincias. En 2017, Monzó dictó la resolución 498, en la que, tomando como referencia el valor de un pasaje entre Buenos Aires y Córdoba, dispuso que el monto del tramo aéreo sería de 1.350 pesos y el terrestre, de 650 pesos. En caso de que los diputados no utilizaran los tramos para viajar –algo que generalmente sucedía con los representantes del área metropolitana de Buenos Aires- estaban habilitados a canjearlos por el dinero correspondiente. Si canjeaban la totalidad de los tramos mensuales, podían percibir un sobresueldo de hasta 40 mil pesos adicionales. Es decir, hasta 480.000 pesos por año.

 

Oficial: eliminan canje de pasajes pero diputados cobrarán $30 mil más

Monzó firmó este viernes la resolución para cambiar la modalidad de cambio de tickets por dinero. Los legisladores podrán optar anualmente entre recibir tramos aéreos y terrestres o plata.

Tras el escándalo que se desató en el Congreso luego de que se conociera el polémico régimen que permitía que diputados y senadores pudieran canjear por dinero los tramos aéreos y terrestres que reciben mensualmente cuando no los utilizan, el presidente de la Cámara baja, Emilio Monzó, firmó este viernes una resolución que define el cambio de modalidad y elimina la posibilidad del cambio, pero agrega una suma de 30 mil pesos en concepto de movilidad.

De acuerdo al nuevo régimen, a partir de ahora los 257 diputados recibirán 10 tramos aéreos o terrestres nominados – es decir, a su nombre – por mes, que se vencerán mensualmente. En caso de que el diputado no los utilice en el transcurso del mes, los tramos ya no podrán ser canjeados por dinero, como se hacía hasta ahora. De esta manera, queda garantizada la movilidad de todos los diputados, en su traslado desde y hacia la Cámara.

 

 

Además de los tramos nominados, los diputados podrán ahora optar anualmente entre cobrar 30 mil pesos en concepto de movilidad por mes o recibir 12 tramos aéreos y 20 terrestres de manera innominada, es decir que pueden ser utilizados por otras personas, como asesores de su despacho. La opción podrá cambiarse por 20 mil pesos y 20 tramos terrestres o 10 mil pesos y 12 tramos aéreos.

El diputado deberá elegir entre estas opciones a principio de año y no podrá modificar su decisión hasta el año siguiente y el uso de todos los pasajes quedará registrado en la página web de la Cámara. Todos los tramos tendrán vencimiento mensual.

 

 

Según explicó este viernes ante la prensa acreditada, Monzó aspira a que el cambio en la modalidad represente un ahorro de hasta 30 millones de pesos por año. El presidente del cuerpo cree que la mayoría de los diputados optará por recibir los 30 mil pesos en concepto de movilidad, algo que resulta más económico que el pago de los tramos aéreos y terrestres. Eso se sumaría al recorte de 5 millones que ya se había logrado en 2017 con la digitalización de los tickets.

Hasta ahora, todos los meses los diputados disponían de 40 tramos -20 aéreos y 20 terrestres- para viajar a las provincias. En 2017, Monzó dictó la resolución 498, en la que, tomando como referencia el valor de un pasaje entre Buenos Aires y Córdoba, dispuso que el monto del tramo aéreo sería de 1.350 pesos y el terrestre, de 650 pesos. En caso de que los diputados no utilizaran los tramos para viajar –algo que generalmente sucedía con los representantes del área metropolitana de Buenos Aires- estaban habilitados a canjearlos por el dinero correspondiente. Si canjeaban la totalidad de los tramos mensuales, podían percibir un sobresueldo de hasta 40 mil pesos adicionales. Es decir, hasta 480.000 pesos por año.