X

Intendentes de Cambiemos salen del libreto y perforan el techo salarial del 15%

En al menos ocho distritos vidalistas los alcaldes autorizaron aumentos que superan la meta impuesta por el Gobierno nacional. Algunos ofertaron cláusula gatillo ante nuevos topes inflacionarios.
Por 13/04/2018 14:47

Pese a que los gobiernos nacional y provincial marcaron la cancha del proceso de negaciones paritarias ajustando los acuerdos salariales a la última recalibración inflacionaria, muchos intendentes oficialistas de la provincia de Buenos Aires autorizaron incrementos que superan el 15% recomendado -y ratificado este viernes por el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne. En algunos casos, además, tuvieron en cuenta un posible ajuste de la meta inflacionaria, por lo que incluyeron cláusula gatillo.

El acuerdo paritario del 15% firmado por la administración que comanda María Eugenia Vidal con un sector de los estatales (UPCN y Fegepba) y el conflicto latente con ATE y los docentes, que resisten esa oferta, no opacó las pretensiones de los representantes sindicales en distintos municipios bonaerenses, que lograron perforar ese techo impuesto por Cambiemos.

Además de lograr acuerdos superadores en distritos conducidos por peronistas, la pulseada a favor de la solicitudes gremiales se registró en al menos ocho distritos vidalistas del interior, donde los intendentes autorizaron aumentos que superan la meta salarial del Gobierno y, en algunos casos, se comprometieron a revisar la cifra si la inflación la supera.

 

 

En la segunda sección electoral, los trabajadores municipales de Arrecifes lograron un aumento del 16%. El radical Javier Olaeta pagará en dos tramos el incremento: un 10% a partir de este mes de marzo y el 6% restante desde el mes de julio. Además, el intendente autorizó una recomposición salarial retroactiva al pasado mes de febrero de tres puntos porcentuales, correspondiente a la revisión por inflación del año 2017, y se comprometió a revisar el acuerdo dependiendo la cifra final de la inflación.

En Pergamino, Javier Martínez, jefe comunal del PRO, negoció con los representantes gremiales un acuerdo del 17,7%, también con cláusula gatillo, a pagar en dos tramos: 10% en marzo y 7,7% en septiembre.

En San Nicolás, el pasado 22 de marzo Manuel Passaglia, aliado desde el peronismo, autorizó un aumento para los trabajadores municipales del 21%, retroactivo a marzo. Cuando fue anunciado, desde el Municipio celebraron que se trataba del “mejor aumento” otorgado en toda la provincia.

También en Rojas las subas superarán a fin de año el techo recomendado por el gobierno de Mauricio Macri. Claudio Rossi (UCR) autorizó un 17% en dos tramos y selló el compromiso de reanudar negociaciones en noviembre, cuando se conozca el porcentaje de la inflación acumulada hasta ese mes. 

En tanto, en la cuarta sección son varios los distritos amarillos donde los gremios torcieron las ofertas iniciales de 15 puntos. En General Arenales, Erica Revilla (UCR),  acordó un incremento del 19,1% en dos cuotas. La negociación se había iniciado con una propuesta del 13%. 

 

 

General Villegas fue uno de los primeros distritos en acordar con los gremios municipales. El jefe comunal del PRO, Eduardo Campana autorizó una suba del 16% escalonado. Tal como sucederá en otros distritos, el Ejecutivo se comprometió a que en el caso de corroborar que el índice inflacionario previsto por el Gobierno superase el aumento acumulado, en enero de 2019 se reunirán nuevamente para rever la cifra.

En la quinta sección, tras varias negociaciones, la administración que encabeza Emilio Condonier en Ayacucho, reemplazante del radical Pablo Zubiaurre, mejoró la oferta salarial. Mediante un comunicado, informó que a la propuesta inicial de incrementar los salarios un 15% en tres tramos, prevista por la ordenanza de Recursos y Presupuesto de Gastos para el ejercicio 2018, se sumó un 2%, lo que lleva el incremento salarial al 17% anual, en tres tramos acumulativos:  8% en febrero, 4% en mayo y 5% en agosto. Ante esta variación, el Ejecutivo envío al Concejo Deliberante un proyecto de ordenanza por el que se amplía el presupuesto municipal.

En tanto, en General Madariaga, Esteban Santoro (UCR) firmó un incremento salarial del 24% 3 partes: 12 en marzo, 8 en julio y 4 en octubre.

 

 

En Saladillo, distrito de la Séptima, José Luis Salomón (UCR) acordó con UPCN y el Sindicato Municipal un 37,5% de aumento, ubicándose a la cabeza del listado de intendentes de Cambiemos que saltaron la propuesta salarial promovida por el Gobierno nacional y provincial.

Si bien hay varios distritos que aún no cerraron paritarias, muchos lograron convenios que respetan el objetivo de Cambiemos, como en General Rodríguez, Pilar, Tres de Febrero, Lanús, Lobos, Quilmes, Ameghino, Rivadavia, General Guido, Coronel Dorrego, Salliqueló, Carmen de Patagones y Coronel Rosales.

En varios distritos, como en Bragado, Junín, Rauch y Coronel Pringles, se ofrece o se cerró la misma cifra, pero buscan mejorarla con bonificaciones o compromisos de volver a discutirlo a fin de año.

En tanto, en Trenque Lauquen, Adolfo Alsina y Tornquist, si bien aún no hubo acuerdo, la propuesta de los Ejecutivos no se movió de los 15 puntos.

Por oposición a los convenios que perforaron la meta de Cambiemos, en muchos distritos se están negociando aumentos que están por debajo de esa cifra, como Pinamar (14%); La Plata (12%); Lobería (10%); San Cayetano (10%); Tandil (10%); Mar Chiquita (10%); Azul (9%); Campana (9%) y Coronel Suárez (8%).  

Intendentes de Cambiemos salen del libreto y perforan el techo salarial del 15%

En al menos ocho distritos vidalistas los alcaldes autorizaron aumentos que superan la meta impuesta por el Gobierno nacional. Algunos ofertaron cláusula gatillo ante nuevos topes inflacionarios.

Pese a que los gobiernos nacional y provincial marcaron la cancha del proceso de negaciones paritarias ajustando los acuerdos salariales a la última recalibración inflacionaria, muchos intendentes oficialistas de la provincia de Buenos Aires autorizaron incrementos que superan el 15% recomendado -y ratificado este viernes por el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne. En algunos casos, además, tuvieron en cuenta un posible ajuste de la meta inflacionaria, por lo que incluyeron cláusula gatillo.

El acuerdo paritario del 15% firmado por la administración que comanda María Eugenia Vidal con un sector de los estatales (UPCN y Fegepba) y el conflicto latente con ATE y los docentes, que resisten esa oferta, no opacó las pretensiones de los representantes sindicales en distintos municipios bonaerenses, que lograron perforar ese techo impuesto por Cambiemos.

Además de lograr acuerdos superadores en distritos conducidos por peronistas, la pulseada a favor de la solicitudes gremiales se registró en al menos ocho distritos vidalistas del interior, donde los intendentes autorizaron aumentos que superan la meta salarial del Gobierno y, en algunos casos, se comprometieron a revisar la cifra si la inflación la supera.

 

 

En la segunda sección electoral, los trabajadores municipales de Arrecifes lograron un aumento del 16%. El radical Javier Olaeta pagará en dos tramos el incremento: un 10% a partir de este mes de marzo y el 6% restante desde el mes de julio. Además, el intendente autorizó una recomposición salarial retroactiva al pasado mes de febrero de tres puntos porcentuales, correspondiente a la revisión por inflación del año 2017, y se comprometió a revisar el acuerdo dependiendo la cifra final de la inflación.

En Pergamino, Javier Martínez, jefe comunal del PRO, negoció con los representantes gremiales un acuerdo del 17,7%, también con cláusula gatillo, a pagar en dos tramos: 10% en marzo y 7,7% en septiembre.

En San Nicolás, el pasado 22 de marzo Manuel Passaglia, aliado desde el peronismo, autorizó un aumento para los trabajadores municipales del 21%, retroactivo a marzo. Cuando fue anunciado, desde el Municipio celebraron que se trataba del “mejor aumento” otorgado en toda la provincia.

También en Rojas las subas superarán a fin de año el techo recomendado por el gobierno de Mauricio Macri. Claudio Rossi (UCR) autorizó un 17% en dos tramos y selló el compromiso de reanudar negociaciones en noviembre, cuando se conozca el porcentaje de la inflación acumulada hasta ese mes. 

En tanto, en la cuarta sección son varios los distritos amarillos donde los gremios torcieron las ofertas iniciales de 15 puntos. En General Arenales, Erica Revilla (UCR),  acordó un incremento del 19,1% en dos cuotas. La negociación se había iniciado con una propuesta del 13%. 

 

 

General Villegas fue uno de los primeros distritos en acordar con los gremios municipales. El jefe comunal del PRO, Eduardo Campana autorizó una suba del 16% escalonado. Tal como sucederá en otros distritos, el Ejecutivo se comprometió a que en el caso de corroborar que el índice inflacionario previsto por el Gobierno superase el aumento acumulado, en enero de 2019 se reunirán nuevamente para rever la cifra.

En la quinta sección, tras varias negociaciones, la administración que encabeza Emilio Condonier en Ayacucho, reemplazante del radical Pablo Zubiaurre, mejoró la oferta salarial. Mediante un comunicado, informó que a la propuesta inicial de incrementar los salarios un 15% en tres tramos, prevista por la ordenanza de Recursos y Presupuesto de Gastos para el ejercicio 2018, se sumó un 2%, lo que lleva el incremento salarial al 17% anual, en tres tramos acumulativos:  8% en febrero, 4% en mayo y 5% en agosto. Ante esta variación, el Ejecutivo envío al Concejo Deliberante un proyecto de ordenanza por el que se amplía el presupuesto municipal.

En tanto, en General Madariaga, Esteban Santoro (UCR) firmó un incremento salarial del 24% 3 partes: 12 en marzo, 8 en julio y 4 en octubre.

 

 

En Saladillo, distrito de la Séptima, José Luis Salomón (UCR) acordó con UPCN y el Sindicato Municipal un 37,5% de aumento, ubicándose a la cabeza del listado de intendentes de Cambiemos que saltaron la propuesta salarial promovida por el Gobierno nacional y provincial.

Si bien hay varios distritos que aún no cerraron paritarias, muchos lograron convenios que respetan el objetivo de Cambiemos, como en General Rodríguez, Pilar, Tres de Febrero, Lanús, Lobos, Quilmes, Ameghino, Rivadavia, General Guido, Coronel Dorrego, Salliqueló, Carmen de Patagones y Coronel Rosales.

En varios distritos, como en Bragado, Junín, Rauch y Coronel Pringles, se ofrece o se cerró la misma cifra, pero buscan mejorarla con bonificaciones o compromisos de volver a discutirlo a fin de año.

En tanto, en Trenque Lauquen, Adolfo Alsina y Tornquist, si bien aún no hubo acuerdo, la propuesta de los Ejecutivos no se movió de los 15 puntos.

Por oposición a los convenios que perforaron la meta de Cambiemos, en muchos distritos se están negociando aumentos que están por debajo de esa cifra, como Pinamar (14%); La Plata (12%); Lobería (10%); San Cayetano (10%); Tandil (10%); Mar Chiquita (10%); Azul (9%); Campana (9%) y Coronel Suárez (8%).