X
El empresario planteó la nulidad del proceso judicial por la causa de “la ruta del dinero K”. Argumentó que la ex presidenta nunca fue llamada a indagatoria, pese a estar imputada.
Redacción 13/04/2018 13:03

En el marco de la causa conocida como “la ruta del dinero k”, el empresario Lázaro Báez planteó la nulidad del juicio oral y público en su contra y exigió que antes se resuelva la situación procesal de la ex presidenta Cristina Kirchner.

Vale recordar que la es mandataria hasta el momento no fue citada por el juez Sebastián Casanello pese a que así lo solicitaron el fiscal del caso y las querellas.

En su escrito, Báez sostuvo que el fiscal Guillermo Marijuan así como la Oficina Anticorrupción y la Unidad de Información Financiera "plantearon que la instrucción no se encontraba concluida, siendo esencial a los fines de la investigación y del desarrollo de un juicio oral y público que contase con la totalidad de los elementos de la base fáctica que constituyen la acusación promovida por las mismas".

 

 

Por ello, consideró el empresario detenido, que se debe "incluir el accionar supuestamente imputado a la ex Presidenta Cristina Fernández de Kirchner en el marco de la compleja maniobra constituida por una asociación ilícita de la que ella fuera el nexo central".

Sobre la base de ese argumento, Báez, quien cumplió dos años de prisión preventiva, dijo que la instrucción no está terminada y antes de dar inicio al juicio se debe resolver la situación de la ex mandataria.

De esta manera, Lázaro Báez intenta dilatar el juicio el cual aún no tiene fecha pero ante la posibilidad que cumpla el plazo que le permita salir en libertad, el Tribunal Oral Federal 4 tiene previsto fijar fecha para los próximos meses.

Para el empresario, tal cual el escrito presentado por su defensa, "la instrucción no está terminada y que así se está fragmentando el hecho, lo que impide una adecuada defensa".

Ante el pedido, el Tribunal Oral Federal 4 le pidió opinión al fiscal de juicio Abel Córdoba y luego de ello resolverá si cancela el comienzo del juicio o bien prosigue sin tener los argumentos del empresario.

Lázaro Báez no quiere ir a juicio hasta que se resuelva la situación de CFK

El empresario planteó la nulidad del proceso judicial por la causa de “la ruta del dinero K”. Argumentó que la ex presidenta nunca fue llamada a indagatoria, pese a estar imputada.

En el marco de la causa conocida como “la ruta del dinero k”, el empresario Lázaro Báez planteó la nulidad del juicio oral y público en su contra y exigió que antes se resuelva la situación procesal de la ex presidenta Cristina Kirchner.

Vale recordar que la es mandataria hasta el momento no fue citada por el juez Sebastián Casanello pese a que así lo solicitaron el fiscal del caso y las querellas.

En su escrito, Báez sostuvo que el fiscal Guillermo Marijuan así como la Oficina Anticorrupción y la Unidad de Información Financiera "plantearon que la instrucción no se encontraba concluida, siendo esencial a los fines de la investigación y del desarrollo de un juicio oral y público que contase con la totalidad de los elementos de la base fáctica que constituyen la acusación promovida por las mismas".

 

 

Por ello, consideró el empresario detenido, que se debe "incluir el accionar supuestamente imputado a la ex Presidenta Cristina Fernández de Kirchner en el marco de la compleja maniobra constituida por una asociación ilícita de la que ella fuera el nexo central".

Sobre la base de ese argumento, Báez, quien cumplió dos años de prisión preventiva, dijo que la instrucción no está terminada y antes de dar inicio al juicio se debe resolver la situación de la ex mandataria.

De esta manera, Lázaro Báez intenta dilatar el juicio el cual aún no tiene fecha pero ante la posibilidad que cumpla el plazo que le permita salir en libertad, el Tribunal Oral Federal 4 tiene previsto fijar fecha para los próximos meses.

Para el empresario, tal cual el escrito presentado por su defensa, "la instrucción no está terminada y que así se está fragmentando el hecho, lo que impide una adecuada defensa".

Ante el pedido, el Tribunal Oral Federal 4 le pidió opinión al fiscal de juicio Abel Córdoba y luego de ello resolverá si cancela el comienzo del juicio o bien prosigue sin tener los argumentos del empresario.