X

Macri cambia al director nacional Electoral para empujar su trabada reforma

El Gobierno confirmó la renuncia de Fernando Álvarez al frente de la DINE. Suenan Rodrigo y Esteban Conte Grand, del clan familiar que integra Julio, procurador de la gobernadora María Eugenia Vidal.
Por 19/03/2018 21:02

A 20 meses de las próximas elecciones presidenciales, mientras Cambiemos lanza un operativo para instalar la reelección de Mauricio Macri, fuentes de la Casa Rosada confiaron a Letra P que aguardan la publicación de un decreto para oficializar la partida de Fernando Álvarez al frente de la Dirección Nacional Electoral (DiNE), que depende del secretario de Asuntos Políticos e Institucionales, José Adrián Perez, y del ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

Los voceros consultados confirmaron que Álvarez había planteado dejar el cargo “por motivos personales”, pero negaron que la partida tenga que ver con "cualquier intento de empujar la reforma electoral" que está trabada en el Congreso. Sin embargo, en los pasillos de Casa de Gobierno resuena el nombre de Rodrigo Conte Grand, que forma parte del equipo de Pérez, y también el de Esteban Conte Grand, ex jefe de Gabinete del Ministerio de Justicia e hijo mayor de Gerardo, abogado de añeja trayectoria en el peronismo y luego en la Coalición Cívica. Ambos son familiares de Julio Conte Grand, procurador general de la Corte de la provincia de Buenos Aires y miembro del influyente estudio jurídico Conte – Grand, Doncell Jones y Aicega.

 

 

“No podemos confirmar la nueva designación”, contestó a este medio una fuente cercana al secretario Pérez para negar la postulación y asegurar que el reemplazante de Álvarez no está definido. La Secretaría de Asuntos Políticos fue reducida la semana pasada, mediante la decisión administrativa 300/2018, que publicó el Boletín Oficial el 13 de marzo. El nuevo organigrama del Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda aplica la reducción de cargos prevista por el Decreto 174/2018 del 2 de marzo pasado, que implicó la anulación de 974 cargos jerárquicos de la burocracia política de Cambiemos. De acuerdo a la nueva estructura orgánica de la Secretaría de Asuntos Políticos, perdió la Subsecretaría de Asuntos Electorales, a cargo de Ezequiel Martín Fernandez Langan; la Subsecretaría de Reforma Institucional y Fortalecimiento de la Democracia, que estaba en manos de Marina Carbajal, y la Subsecretaría de Asuntos Políticos, conducida por Salvador Julio Postiglioni. En su lugar, el nuevo esquema de cargos, conocidos en la jerga administrativa como “ravioles”, el secretario Pérez no tendrá más subsecretarios y contará con tres direcciones nacionales: la de Reforma Política, la de Relaciones con la Comunidad y la histórica Dirección Nacional Electoral, que mantiene sus direcciones de Campañas Electorales, de Procesos Electorales, de Información y Capacitación Electoral, de Estadística y Cartografía Electoral, de Financiamiento Partidario Electoral y de Cooperación y Asistencia Electoral.

 

 

Entre las áreas que fueron anuladas está la Dirección Nacional de Asuntos Políticos y Reforma Política, a cargo de María Cristina Girotti. Fuentes del Gobierno confiaron que la funcionaria también anunció su renuncia la semana pasada, como consecuencia de los reacomodamientos del área, encargada de la organización de los comicios nacionales del año que viene por parte del Poder Ejecutivo Nacional.

 

Fernando Álvarez, renunciante Director Nacional Electoral.

Si la Casa Rosada confirma el nombramiento de Rodrigo Conte Grand, habrá ascendido a un funcionario que ahora es jefe de Gabinete de Pérez. Pasaría a ser el nuevo director Electoral al frente de un sector atravesado por las dificultades del oficialismo para lograr la sanción en el Senado del proyecto de Reforma Electoral, que logró la aprobación en Diputados pero quedó frenado en la Cámara alta.

En el caso de Esteban, sería el regreso al Ejecutivo del ex jefe de Gabinete del ministro de Justicia, Germán Garavano. Renunció a ese cargo “por motivos personales” y fue reemplazado por Martín Casares, que era subsecretario de Política Criminal. Pertenece al mismo clan familiar y mantiene una larga relación con el diputado nacional Martín Lousteau, ex embajador argentino en Estados Unidos y ex cabeza de lista de la UCR en la Ciudad de Buenos Aires durante los últimos comicios de medio término. 

"Es un cambio técnico y de mejora de funcionamiento de equipo. No hay un tema político detrás y es muy posible que el nuevo director sea Rodrigo, que ya trabaja con nosotros", agregó una fuente de la cartera de Interior que también mencionó a Barbara Schneider como nueva directora nacional de Reforma Electoral. 

 

 

 

Fuentes parlamentarias de Cambiemos confiaron que existe un proyecto para sortear el obstáculo de la reforma dentro del Senado con “el desdoblamiento del texto en distintas partes para obtener su aprobación”.

La iniciativa intentaría desmenuzar la norma, con proyectos especialmente dedicados a la implementación de la Boleta Única Electrónica, otros a la creación de un ente autárquico de control electoral y otros orientados a impulsar reformas específicas dentro del Código Electoral. En medio de esa contramarcha, la Casa Rosada se prepara para oficializar la partida de Álvarez de la DINE, aunque -como suele ocurrir- continuará en el área como asesor, "con temas vinculados a la redacción de leyes, decretos y reglamentaciones", explicaron desde la Casa Rosada. 

Macri cambia al director nacional Electoral para empujar su trabada reforma

El Gobierno confirmó la renuncia de Fernando Álvarez al frente de la DINE. Suenan Rodrigo y Esteban Conte Grand, del clan familiar que integra Julio, procurador de la gobernadora María Eugenia Vidal.

A 20 meses de las próximas elecciones presidenciales, mientras Cambiemos lanza un operativo para instalar la reelección de Mauricio Macri, fuentes de la Casa Rosada confiaron a Letra P que aguardan la publicación de un decreto para oficializar la partida de Fernando Álvarez al frente de la Dirección Nacional Electoral (DiNE), que depende del secretario de Asuntos Políticos e Institucionales, José Adrián Perez, y del ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

Los voceros consultados confirmaron que Álvarez había planteado dejar el cargo “por motivos personales”, pero negaron que la partida tenga que ver con "cualquier intento de empujar la reforma electoral" que está trabada en el Congreso. Sin embargo, en los pasillos de Casa de Gobierno resuena el nombre de Rodrigo Conte Grand, que forma parte del equipo de Pérez, y también el de Esteban Conte Grand, ex jefe de Gabinete del Ministerio de Justicia e hijo mayor de Gerardo, abogado de añeja trayectoria en el peronismo y luego en la Coalición Cívica. Ambos son familiares de Julio Conte Grand, procurador general de la Corte de la provincia de Buenos Aires y miembro del influyente estudio jurídico Conte – Grand, Doncell Jones y Aicega.

 

 

“No podemos confirmar la nueva designación”, contestó a este medio una fuente cercana al secretario Pérez para negar la postulación y asegurar que el reemplazante de Álvarez no está definido. La Secretaría de Asuntos Políticos fue reducida la semana pasada, mediante la decisión administrativa 300/2018, que publicó el Boletín Oficial el 13 de marzo. El nuevo organigrama del Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda aplica la reducción de cargos prevista por el Decreto 174/2018 del 2 de marzo pasado, que implicó la anulación de 974 cargos jerárquicos de la burocracia política de Cambiemos. De acuerdo a la nueva estructura orgánica de la Secretaría de Asuntos Políticos, perdió la Subsecretaría de Asuntos Electorales, a cargo de Ezequiel Martín Fernandez Langan; la Subsecretaría de Reforma Institucional y Fortalecimiento de la Democracia, que estaba en manos de Marina Carbajal, y la Subsecretaría de Asuntos Políticos, conducida por Salvador Julio Postiglioni. En su lugar, el nuevo esquema de cargos, conocidos en la jerga administrativa como “ravioles”, el secretario Pérez no tendrá más subsecretarios y contará con tres direcciones nacionales: la de Reforma Política, la de Relaciones con la Comunidad y la histórica Dirección Nacional Electoral, que mantiene sus direcciones de Campañas Electorales, de Procesos Electorales, de Información y Capacitación Electoral, de Estadística y Cartografía Electoral, de Financiamiento Partidario Electoral y de Cooperación y Asistencia Electoral.

 

 

Entre las áreas que fueron anuladas está la Dirección Nacional de Asuntos Políticos y Reforma Política, a cargo de María Cristina Girotti. Fuentes del Gobierno confiaron que la funcionaria también anunció su renuncia la semana pasada, como consecuencia de los reacomodamientos del área, encargada de la organización de los comicios nacionales del año que viene por parte del Poder Ejecutivo Nacional.

 

Fernando Álvarez, renunciante Director Nacional Electoral.

Si la Casa Rosada confirma el nombramiento de Rodrigo Conte Grand, habrá ascendido a un funcionario que ahora es jefe de Gabinete de Pérez. Pasaría a ser el nuevo director Electoral al frente de un sector atravesado por las dificultades del oficialismo para lograr la sanción en el Senado del proyecto de Reforma Electoral, que logró la aprobación en Diputados pero quedó frenado en la Cámara alta.

En el caso de Esteban, sería el regreso al Ejecutivo del ex jefe de Gabinete del ministro de Justicia, Germán Garavano. Renunció a ese cargo “por motivos personales” y fue reemplazado por Martín Casares, que era subsecretario de Política Criminal. Pertenece al mismo clan familiar y mantiene una larga relación con el diputado nacional Martín Lousteau, ex embajador argentino en Estados Unidos y ex cabeza de lista de la UCR en la Ciudad de Buenos Aires durante los últimos comicios de medio término. 

"Es un cambio técnico y de mejora de funcionamiento de equipo. No hay un tema político detrás y es muy posible que el nuevo director sea Rodrigo, que ya trabaja con nosotros", agregó una fuente de la cartera de Interior que también mencionó a Barbara Schneider como nueva directora nacional de Reforma Electoral. 

 

 

 

Fuentes parlamentarias de Cambiemos confiaron que existe un proyecto para sortear el obstáculo de la reforma dentro del Senado con “el desdoblamiento del texto en distintas partes para obtener su aprobación”.

La iniciativa intentaría desmenuzar la norma, con proyectos especialmente dedicados a la implementación de la Boleta Única Electrónica, otros a la creación de un ente autárquico de control electoral y otros orientados a impulsar reformas específicas dentro del Código Electoral. En medio de esa contramarcha, la Casa Rosada se prepara para oficializar la partida de Álvarez de la DINE, aunque -como suele ocurrir- continuará en el área como asesor, "con temas vinculados a la redacción de leyes, decretos y reglamentaciones", explicaron desde la Casa Rosada.