X
Ramón Muerza, secretario de Organización del gremio, pide pista para desbancar al eterno Gitano. Paritarias a la baja y la ausencia en los conflictos, detrás de la decisión.
Redacción 19/03/2018 16:02

Después de más de tres décadas al frente del Sindicato de Empleados de Comercio de la Capital Federal, habituado a renovar su mandato de manera automática, Armando Cavalieri va a tener que medir fuerzas en las elecciones internas de este año con una lista de oposición. El dirigente que se le atreve es el actual secretario de Organización, Ramón Muerza, que ya empezó a reunir voluntades entre afiliados y miembros de la comisión directiva para jubilar a uno de los pesos pesados del sindicalismo argentino.

La avanzada opositora se entiende por el descontento generalizado que provocó la decisión de Cavalieri de someter a sus representados a las directivas del Ministerio de Trabajo y firmar una paritaria del 15% anual, un número que se achicó aún más con los últimos índices de inflación registrados por el Indec (2,4% en febrero, 4,2% en el primer bimestre de 2018).

Antes de esto, diferentes dirigentes de Comercio, ahora alineados con Muerza, venían cuestionando internamente la indiferencia de Cavalieri ante el impacto de la política económica de Cambiemos en el sector.

 

 

La caída pronunciada del consumo tuvo entre sus primeras víctimas a los pequeños comerciantes que, frente a los números en rojo, cortaban por lo más fino despidiendo trabajadores sin que esto generara reacción gremial alguna. A esto se suma el planteo de reestructuración lanzado por dos de las principales multinacionales de comercio, Jumbo y Carrefour, para avanzar en modificaciones del convenios y achicamientos.

En este contexto, Muerza empezó a principios de año un raíd por los principales supermercados para tomar contacto directo con los afiliados y escuchar los reclamos, una práctica poco frecuente en el gremio. Además, su secretaría viene impulsado actividades que visibilizan su trabajo y lo proyecten en la interna. Este fin de semana, la campaña empezó a mostrarse en los paredones de la ciudad, donde aparecieron pintadas contra Cavalieri y criticando el acuerdo salarial. 

El último intento para presentar una lista opositora en Comercio fue en 2011, cuando Oscar Nieva, apadrinado por Moyano y con el apoyo del kirchnerismo, armó la lista Verde/Bordó para competir contra Cavalieri, que finalmente ganó las elecciones con más del 70% de los votos.

Cavalieri ya tiene quién le dispute el poder en Comercio

Ramón Muerza, secretario de Organización del gremio, pide pista para desbancar al eterno Gitano. Paritarias a la baja y la ausencia en los conflictos, detrás de la decisión.

Después de más de tres décadas al frente del Sindicato de Empleados de Comercio de la Capital Federal, habituado a renovar su mandato de manera automática, Armando Cavalieri va a tener que medir fuerzas en las elecciones internas de este año con una lista de oposición. El dirigente que se le atreve es el actual secretario de Organización, Ramón Muerza, que ya empezó a reunir voluntades entre afiliados y miembros de la comisión directiva para jubilar a uno de los pesos pesados del sindicalismo argentino.

La avanzada opositora se entiende por el descontento generalizado que provocó la decisión de Cavalieri de someter a sus representados a las directivas del Ministerio de Trabajo y firmar una paritaria del 15% anual, un número que se achicó aún más con los últimos índices de inflación registrados por el Indec (2,4% en febrero, 4,2% en el primer bimestre de 2018).

Antes de esto, diferentes dirigentes de Comercio, ahora alineados con Muerza, venían cuestionando internamente la indiferencia de Cavalieri ante el impacto de la política económica de Cambiemos en el sector.

 

 

La caída pronunciada del consumo tuvo entre sus primeras víctimas a los pequeños comerciantes que, frente a los números en rojo, cortaban por lo más fino despidiendo trabajadores sin que esto generara reacción gremial alguna. A esto se suma el planteo de reestructuración lanzado por dos de las principales multinacionales de comercio, Jumbo y Carrefour, para avanzar en modificaciones del convenios y achicamientos.

En este contexto, Muerza empezó a principios de año un raíd por los principales supermercados para tomar contacto directo con los afiliados y escuchar los reclamos, una práctica poco frecuente en el gremio. Además, su secretaría viene impulsado actividades que visibilizan su trabajo y lo proyecten en la interna. Este fin de semana, la campaña empezó a mostrarse en los paredones de la ciudad, donde aparecieron pintadas contra Cavalieri y criticando el acuerdo salarial. 

El último intento para presentar una lista opositora en Comercio fue en 2011, cuando Oscar Nieva, apadrinado por Moyano y con el apoyo del kirchnerismo, armó la lista Verde/Bordó para competir contra Cavalieri, que finalmente ganó las elecciones con más del 70% de los votos.