X
Le sacó la personería jurídica a los metrodelegados. Ahora, el único interlocutor es la UTA, gremio dialoguista que le quitó apoyo a Moyano en la marcha del #21F. "Vamos a la OIT", avisó Pianelli.
Redacción 14/03/2018 19:20

La Corte Suprema de Justicia confirmó el fallo que declaró la nulidad de la personería gremial otorgada a Asociación Gremial de los Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP) y la paritaria del subterráneo porteño será concentrada por la Unión Tranviarios del Automotor (UTA). Un gesto de complacencia con el Gobierno nacional y el de la Ciudad, ya que esta decisión borra de la discusión salarial a un sindicato combativo y organizado horizontalmente, con mucha presencia en las bases, y le entrega todo el poder en la negociación al sindicato que conduce Roberto Fernández, un dirigente del ala "dialoguista" y de buena sintonía con el oficialismo que, entre otras cosas, decidió no sumarse a la marcha del #21F que convocó semanas atrás el líder camionero, Hugo Moyano.

Los metrodelegados, conducidos por Roberto “Beto” Pianelli, lograron la personería gremial en 2015 de la mano del entonces ministro de Trabajo de la Nación, Carlos Tomada. Este trámite los habilitó para negociar convenios colectivos junto a la UTA y la operadora del servicio del subte en la Ciudad, Metrovías. En cantidad de afiliados, Metrodelegados supera al sindicato de Fernández, pero la compañía del Grupo Roggio y el Gobierno porteño prefiere acordar con el mandamás de la UTA, que la semana pasada acordó una suba salarial del 15% para colectiveros, bajo el techo impartido por la Casa Rosada.

“Es un fallo escandaloso que viola la libertad sindical. Ésta Corte armada por (Mauricio) Macri hace un fallo a medida del Gobierno”, sostuvo Pianelli en diálogo con Letra P. Además, el gremialista ironizó con que la medida “llega un días después de que nosotros paramos porque compran subte chatarra y cancerígeno”.

 

 

"Vamos a ir hasta la Organización Internacional del Trabajo (OIT)" con la demanda, avisó Pianelli.

El martes los trabajadores del subterráneo porteño iniciaron una huelga desde la 20 en todas líneas en reproche a la compra de vagones españoles que presuntamente contienen asbesto en su interior. La presencia de ese material cancerígeno en los coches CAF 5000 encendió la luz de alerta en Madrid a mitad del mes de febrero. Esa serie de vagones opera en la línea porteña y, como medida preventiva, el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta retiró esas formaciones del servicio.

Además, la novedad judicial llega justo en tiempos en que Metrovías negocia con la UTA la paritaria 2018. Metrodelegados quiere un aumento del 35% pero ahora no tendrá más lugar en la mesa de negociación, a la cual se suma el Gobierno local para vigilar el incremento autorizado por la compañía y negociar la masa de subsidios estatales para el privado.

En la actividad de subterráneos, la única entidad sindical que tenía esa personería era la UTA. Cuando el trámite administrativo había avanzado, la UTA denunció que no se había cumplido debidamente con el procedimiento establecido en la ley 23.551 de asociaciones sindicales para que se le concediese la personería a un nuevo sindicato, especialmente, porque no se le había dado la participación necesaria pese a ser la entidad gremial que ya contaba con ella.

 

 

Cuando Tomada reconoció la personería gremial, la UTA buscó frenar la disposición y judicializó el tema. La Sala II de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo consideró que efectivamente el Ministerio no había adoptado las medidas necesarias para dar intervención en el trámite a la UTA y permitirle producir pruebas, lo cual significó “la violación de su derecho de defensa”.

El tribunal concluyó que en las actuaciones administrativas no se había cotejado, con las garantías necesarias, que el sindicato de “metrodelegados” que solicitó la personería fuera el más representativo, es decir, que tuviese un número de afiliados cotizantes considerablemente superior a los de la UTA.

De esta manera, a la hora de convocar a la mesa de negociación salarial se reduce la cantidad de actores. Con este fallo, Metrovías negociará mano a mano con UTA y con supervisores, excluyendo a Metrodelegados de la discusión salarial.

Sin embargo, existe una zona gris que logra que el fallo no cambie mucho la situación actual. Metrodelegados supera en cantidad de afiliados a UTA y en lo informal tiene más poder de fuego que los dirigidos por Fernández. Desde 2015 que, en lo formal, adhieren a la paritaria firmada por UTA pero en lo informal es el grupo que lidera la negociación e impone condiciones.

La Corte le limpia la cancha al Gobierno en la paritaria de los subtes

Le sacó la personería jurídica a los metrodelegados. Ahora, el único interlocutor es la UTA, gremio dialoguista que le quitó apoyo a Moyano en la marcha del #21F. "Vamos a la OIT", avisó Pianelli.

La Corte Suprema de Justicia confirmó el fallo que declaró la nulidad de la personería gremial otorgada a Asociación Gremial de los Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP) y la paritaria del subterráneo porteño será concentrada por la Unión Tranviarios del Automotor (UTA). Un gesto de complacencia con el Gobierno nacional y el de la Ciudad, ya que esta decisión borra de la discusión salarial a un sindicato combativo y organizado horizontalmente, con mucha presencia en las bases, y le entrega todo el poder en la negociación al sindicato que conduce Roberto Fernández, un dirigente del ala "dialoguista" y de buena sintonía con el oficialismo que, entre otras cosas, decidió no sumarse a la marcha del #21F que convocó semanas atrás el líder camionero, Hugo Moyano.

Los metrodelegados, conducidos por Roberto “Beto” Pianelli, lograron la personería gremial en 2015 de la mano del entonces ministro de Trabajo de la Nación, Carlos Tomada. Este trámite los habilitó para negociar convenios colectivos junto a la UTA y la operadora del servicio del subte en la Ciudad, Metrovías. En cantidad de afiliados, Metrodelegados supera al sindicato de Fernández, pero la compañía del Grupo Roggio y el Gobierno porteño prefiere acordar con el mandamás de la UTA, que la semana pasada acordó una suba salarial del 15% para colectiveros, bajo el techo impartido por la Casa Rosada.

“Es un fallo escandaloso que viola la libertad sindical. Ésta Corte armada por (Mauricio) Macri hace un fallo a medida del Gobierno”, sostuvo Pianelli en diálogo con Letra P. Además, el gremialista ironizó con que la medida “llega un días después de que nosotros paramos porque compran subte chatarra y cancerígeno”.

 

 

"Vamos a ir hasta la Organización Internacional del Trabajo (OIT)" con la demanda, avisó Pianelli.

El martes los trabajadores del subterráneo porteño iniciaron una huelga desde la 20 en todas líneas en reproche a la compra de vagones españoles que presuntamente contienen asbesto en su interior. La presencia de ese material cancerígeno en los coches CAF 5000 encendió la luz de alerta en Madrid a mitad del mes de febrero. Esa serie de vagones opera en la línea porteña y, como medida preventiva, el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta retiró esas formaciones del servicio.

Además, la novedad judicial llega justo en tiempos en que Metrovías negocia con la UTA la paritaria 2018. Metrodelegados quiere un aumento del 35% pero ahora no tendrá más lugar en la mesa de negociación, a la cual se suma el Gobierno local para vigilar el incremento autorizado por la compañía y negociar la masa de subsidios estatales para el privado.

En la actividad de subterráneos, la única entidad sindical que tenía esa personería era la UTA. Cuando el trámite administrativo había avanzado, la UTA denunció que no se había cumplido debidamente con el procedimiento establecido en la ley 23.551 de asociaciones sindicales para que se le concediese la personería a un nuevo sindicato, especialmente, porque no se le había dado la participación necesaria pese a ser la entidad gremial que ya contaba con ella.

 

 

Cuando Tomada reconoció la personería gremial, la UTA buscó frenar la disposición y judicializó el tema. La Sala II de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo consideró que efectivamente el Ministerio no había adoptado las medidas necesarias para dar intervención en el trámite a la UTA y permitirle producir pruebas, lo cual significó “la violación de su derecho de defensa”.

El tribunal concluyó que en las actuaciones administrativas no se había cotejado, con las garantías necesarias, que el sindicato de “metrodelegados” que solicitó la personería fuera el más representativo, es decir, que tuviese un número de afiliados cotizantes considerablemente superior a los de la UTA.

De esta manera, a la hora de convocar a la mesa de negociación salarial se reduce la cantidad de actores. Con este fallo, Metrovías negociará mano a mano con UTA y con supervisores, excluyendo a Metrodelegados de la discusión salarial.

Sin embargo, existe una zona gris que logra que el fallo no cambie mucho la situación actual. Metrodelegados supera en cantidad de afiliados a UTA y en lo informal tiene más poder de fuego que los dirigidos por Fernández. Desde 2015 que, en lo formal, adhieren a la paritaria firmada por UTA pero en lo informal es el grupo que lidera la negociación e impone condiciones.