X
Denuncian que no fueron convocados por el titular de la Corte Suprema, Lorenzetti, para debatir sobre los contenidos de la “educación legal y abogacía”. El antecedente bonaerense.
Por 13/03/2018 9:22

El Consejo Permanente de Decanos de Facultades de Derecho de Universidades Nacionales emitió un duro documento sobre la reforma judicial planteada por la Corte Suprema de Justicia nacional dado a conocer el lunes 5 de marzo último por el titular cortesano Ricardo Lorenzetti durante el discurso de apertura del año judicial. Los decanos de todo el país aseveraron que comparten el trazo grueso de la propuesta pero resaltaron que receptaron el proyecto con “sorpresa” y “malestar” por la omisión de un llamado a la “participación mayoritaria de los interesados”. Además, según el documento al que accedió Letra P, el Consejo rechazó “cualquier injerencia o avance del Poder Judicial en temas relativos a la formación y capacitación de abogados sin la debida convocatoria y participación real de las universidades”.

La iniciativa fue lanzada en el año declarado de la “Reforma Universitaria” al cumplirse cien años que hecho histórico que tuvo sus orígenes en el movimiento estudiantil y que sentó las principales bases del actual sistema universitario Nacional, tales como la autonomía universitaria, el cogobierno, la extensión universitaria, la libertad y periodicidad de las cátedras.

El Consejo en pleno dejó en claro su “total disconformidad” y “rechazo” a cualquier injerencia o avance del Poder Judicial en temas relativos a la formación y capacitación de abogados “sin la debida convocatoria y participación real de las universidades”.

 

 

Los decanos recordaron que ni el Poder Judicial nacional o provincial ni el ministerio de Justicia federal o provinciales pueden “definir políticas referidas a la enseñanza del derecho y a la formación científica y profesional de los abogados, como así también para instrumentar exámenes de aptitud profesional que resten carácter habilitante a los títulos expedidos por las instituciones universitarias”.

Foco bonaerense. Este documento de los decanos nacionales es posterior al que emitieron los titulares de las Facultades de Derecho con sede en la provincia de Buenos Aires, quienes se opusieron a la idea impulsada por el ministro de Justicia provincial, Gustavo Ferrari, quien impulsa la aprobación de un examen habilitante por fuera del ámbito universitario, para el ejercicio de la abogacía.

En su documento, los decanos bonaerenses rechazaron “cualquier intento de establecer un régimen de examen o evaluación previo a la habilitación para el ejercicio profesional, así como todo intento de descalificar la validez para la habilitación profesional que poseen los títulos expedidos por las Universidades Nacionales”.

En otro pasaje del documento al que también accedió Letra P, los decanos dejaron en claro que la propuesta impulsada por el ministerio de Justicia de la Provincia de Buenos Aires “tiende a desconocer el carácter habilitante de los títulos expedidos por las Casas de Estudios, las que funcionan en el marco de la autonomía establecida por la Constitución Nacional y en el marco reglamentario establecido en la Ley de Educación Superior”. “Cualquier intromisión sobre ello, no hace más que avasallar la institución universitaria”.

Cabe recordar que la Universidades son reconocidas en la Constitución Nacional en un marco de autonomía y autarquía institucional, pedagógica, política, económica y científica. Tienen como misión “exclusiva y excluyente” la formación profesional, la capacitación permanente y la investigación científica.

Los decanos apoyan los debates y espacios de reflexión para mejorar la calidad del derecho y de la enseñanza para los profesionales, pero “con la debida participación de las Universidades” ya que “no existen abogados que puedan ser formados por fuera de las Universidades”.

 

 

Reforma judicial: duro documento de las Facultades de Derecho del país

Denuncian que no fueron convocados por el titular de la Corte Suprema, Lorenzetti, para debatir sobre los contenidos de la “educación legal y abogacía”. El antecedente bonaerense.

El Consejo Permanente de Decanos de Facultades de Derecho de Universidades Nacionales emitió un duro documento sobre la reforma judicial planteada por la Corte Suprema de Justicia nacional dado a conocer el lunes 5 de marzo último por el titular cortesano Ricardo Lorenzetti durante el discurso de apertura del año judicial. Los decanos de todo el país aseveraron que comparten el trazo grueso de la propuesta pero resaltaron que receptaron el proyecto con “sorpresa” y “malestar” por la omisión de un llamado a la “participación mayoritaria de los interesados”. Además, según el documento al que accedió Letra P, el Consejo rechazó “cualquier injerencia o avance del Poder Judicial en temas relativos a la formación y capacitación de abogados sin la debida convocatoria y participación real de las universidades”.

La iniciativa fue lanzada en el año declarado de la “Reforma Universitaria” al cumplirse cien años que hecho histórico que tuvo sus orígenes en el movimiento estudiantil y que sentó las principales bases del actual sistema universitario Nacional, tales como la autonomía universitaria, el cogobierno, la extensión universitaria, la libertad y periodicidad de las cátedras.

El Consejo en pleno dejó en claro su “total disconformidad” y “rechazo” a cualquier injerencia o avance del Poder Judicial en temas relativos a la formación y capacitación de abogados “sin la debida convocatoria y participación real de las universidades”.

 

 

Los decanos recordaron que ni el Poder Judicial nacional o provincial ni el ministerio de Justicia federal o provinciales pueden “definir políticas referidas a la enseñanza del derecho y a la formación científica y profesional de los abogados, como así también para instrumentar exámenes de aptitud profesional que resten carácter habilitante a los títulos expedidos por las instituciones universitarias”.

Foco bonaerense. Este documento de los decanos nacionales es posterior al que emitieron los titulares de las Facultades de Derecho con sede en la provincia de Buenos Aires, quienes se opusieron a la idea impulsada por el ministro de Justicia provincial, Gustavo Ferrari, quien impulsa la aprobación de un examen habilitante por fuera del ámbito universitario, para el ejercicio de la abogacía.

En su documento, los decanos bonaerenses rechazaron “cualquier intento de establecer un régimen de examen o evaluación previo a la habilitación para el ejercicio profesional, así como todo intento de descalificar la validez para la habilitación profesional que poseen los títulos expedidos por las Universidades Nacionales”.

En otro pasaje del documento al que también accedió Letra P, los decanos dejaron en claro que la propuesta impulsada por el ministerio de Justicia de la Provincia de Buenos Aires “tiende a desconocer el carácter habilitante de los títulos expedidos por las Casas de Estudios, las que funcionan en el marco de la autonomía establecida por la Constitución Nacional y en el marco reglamentario establecido en la Ley de Educación Superior”. “Cualquier intromisión sobre ello, no hace más que avasallar la institución universitaria”.

Cabe recordar que la Universidades son reconocidas en la Constitución Nacional en un marco de autonomía y autarquía institucional, pedagógica, política, económica y científica. Tienen como misión “exclusiva y excluyente” la formación profesional, la capacitación permanente y la investigación científica.

Los decanos apoyan los debates y espacios de reflexión para mejorar la calidad del derecho y de la enseñanza para los profesionales, pero “con la debida participación de las Universidades” ya que “no existen abogados que puedan ser formados por fuera de las Universidades”.