X
La Corriente Federal de Trabajadores desmintió rumores y dijo que permanecerá en la CGT. Sin embargo, ratificó la movilización contra las medidas económicas del Gobierno.
Francisco Basualdo 12/03/2018 14:39

La Corriente Federal de Trabajadores, línea interna de la CGT que conduce el bancario Sergio Palazzo, negó que estén implicados en la construcción de un nuevo espacio sindical.

"La CFT no participa de la creación de ningún nuevo nucleamiento gremial ni es apéndice o rama sindical de formación política alguna", dice el comunicado difundido el domingo a la noche, en el que critica sin embargo la situación de "estancamiento institucional" de la Confederación General del Trabajo.

Al abogar por "una unidad con contenido" del sector sindical más crítico de la central obrera, desechó así la posibilidad de que se produzcan nuevas fracturas a contramano del planteo más radicalizado que por estas horas promueve Camioneros.

Pablo Moyano había anunciado la semana pasada su renuncia al cargo de secretario gremial de la CGT y dos días después difundió un comunicado en el que aseguró que de la reunión de los gremios alineados con Camioneros, los de la CFT y los movimientos sociales se planteaban como objetivo "ser una Corriente Sindical Federal y Popular".

La posibilidad de volver a construir un espacio por fuera de la central tuvo otro episodio que pasó casi desapercibido. El mismo día que los convocantes a la marcha del 21 de febrero analizaban el impacto de la medida, Huguito Moyano, hijo del líder de Camioneros y abogado del gremio, posteaba en su cuenta de Twitter una bandera del viejo Movimiento de los Trabajadores Argentinos (MTA).

 

 

La estrategia del sector que conduce Palazzo es dar la pelea interna dentro de la central, al mismo tiempo que seguirán confluyendo "con aquellas organizaciones que dan batalla a las políticas de este Gobierno de los ricos contra los pobres".

Consultado por Letra P, Carlos Minucci, el secretario general del sindicato del Personal Superior de Empresas de Energía e integrante de la CFT, ratificó esta línea.

-El comunicado de la Corriente aclara que entre sus objetivos no está participar de nuevos nucleamientos gremiales. ¿Por qué fue necesario decirlo?

-Después del encuentro de la semana pasada que hicimos en Camioneros, surgieron  versiones que estamos trabajando en la conformación de un nuevo MTA y eso no es así.

-¿De qué se trató entonces la reunión del miércoles?

-Fue un balance sobre la gran movilización del 21 de febrero y cuáles son los pasos que vamos a dar hacia adelante en cumplimiento del documento acordado en diciembre Mar de Plata, que se planteó apoyar y acompañar activamente a las organizaciones que se declaren en conflicto.

-¿No está en la agenda de la CFT integrarse a un eventual MTA?  

-Si los Moyano quieren avanzar en la construcción del MTA, están todo su derecho y seguramente van a ser acompañados por los gremios con los que trabajan, pero nosotros vamos a seguir dentro de la CGT y reclamando una nueva conducción a la altura de las peleas que tenemos que dar. Nuestro espacio es la Corriente Federal dentro de la CGT.

Palazzo se despega del armado del nuevo MTA que fogonea Moyano

La Corriente Federal de Trabajadores desmintió rumores y dijo que permanecerá en la CGT. Sin embargo, ratificó la movilización contra las medidas económicas del Gobierno.

La Corriente Federal de Trabajadores, línea interna de la CGT que conduce el bancario Sergio Palazzo, negó que estén implicados en la construcción de un nuevo espacio sindical.

"La CFT no participa de la creación de ningún nuevo nucleamiento gremial ni es apéndice o rama sindical de formación política alguna", dice el comunicado difundido el domingo a la noche, en el que critica sin embargo la situación de "estancamiento institucional" de la Confederación General del Trabajo.

Al abogar por "una unidad con contenido" del sector sindical más crítico de la central obrera, desechó así la posibilidad de que se produzcan nuevas fracturas a contramano del planteo más radicalizado que por estas horas promueve Camioneros.

Pablo Moyano había anunciado la semana pasada su renuncia al cargo de secretario gremial de la CGT y dos días después difundió un comunicado en el que aseguró que de la reunión de los gremios alineados con Camioneros, los de la CFT y los movimientos sociales se planteaban como objetivo "ser una Corriente Sindical Federal y Popular".

La posibilidad de volver a construir un espacio por fuera de la central tuvo otro episodio que pasó casi desapercibido. El mismo día que los convocantes a la marcha del 21 de febrero analizaban el impacto de la medida, Huguito Moyano, hijo del líder de Camioneros y abogado del gremio, posteaba en su cuenta de Twitter una bandera del viejo Movimiento de los Trabajadores Argentinos (MTA).

 

 

La estrategia del sector que conduce Palazzo es dar la pelea interna dentro de la central, al mismo tiempo que seguirán confluyendo "con aquellas organizaciones que dan batalla a las políticas de este Gobierno de los ricos contra los pobres".

Consultado por Letra P, Carlos Minucci, el secretario general del sindicato del Personal Superior de Empresas de Energía e integrante de la CFT, ratificó esta línea.

-El comunicado de la Corriente aclara que entre sus objetivos no está participar de nuevos nucleamientos gremiales. ¿Por qué fue necesario decirlo?

-Después del encuentro de la semana pasada que hicimos en Camioneros, surgieron  versiones que estamos trabajando en la conformación de un nuevo MTA y eso no es así.

-¿De qué se trató entonces la reunión del miércoles?

-Fue un balance sobre la gran movilización del 21 de febrero y cuáles son los pasos que vamos a dar hacia adelante en cumplimiento del documento acordado en diciembre Mar de Plata, que se planteó apoyar y acompañar activamente a las organizaciones que se declaren en conflicto.

-¿No está en la agenda de la CFT integrarse a un eventual MTA?  

-Si los Moyano quieren avanzar en la construcción del MTA, están todo su derecho y seguramente van a ser acompañados por los gremios con los que trabajan, pero nosotros vamos a seguir dentro de la CGT y reclamando una nueva conducción a la altura de las peleas que tenemos que dar. Nuestro espacio es la Corriente Federal dentro de la CGT.