X
Escoltado por representantes kirchneristas, el diputado nacional llamó a “construir lo que viene”. Con un enviado del lomense en el escenario, recordó el perfil dialoguista del intendentee.
Redacción 12/03/2018 11:05

El diputado nacional Máximo Kirchner cerró este sábado el acto en el que se inauguró el Ateneo Néstor Kirchner en Lomas de Zamora. No hubo foto completa ante la ausencia del anfitrión del distrito, a quien se lo mencionó a lo largo de los discursos aludiendo a su rol conciliador con la Gobernación bonaerense.

La del sábado sonaba como una instancia para dejar de lado ciertos matices en la relación entre La Cámpora y el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde; azuzadas por las reuniones que el jefe comunal mantuvo con el hijo de la ex presidenta Cristina Fernández, la derrota electoral del peronismo en octubre y los encuentros entre el mandatario local y representantes lomenses de la agrupación kirchnerista.

Sin embargo, no hubo foto que marcara acercamiento. Martín Insaurralde no se acercó al acto en el que participaron legisladores nacionales, provinciales, concejales, dirigentes de organizaciones políticas y sociales. A manera de gesto envió a un alfil de su armado político: el diputado Federico Otermín, quien compartió el flamante escenario del ateneo ubicado en pleno centro de Lomas de Zamora.

 

 

Desde ese espacio Máximo cuestionó a la administración que encabeza Mauricio Macri, llamó a la unidad de los espacios políticos y aludió en su discurso al dueño del territorio.

“Vayan cuando se inaugure el hospital de Llavallol, que la gobernadora vetó y el Intendente compró. Acompañen esas cosas, en la diversidad y pluralidad. Es obvio que era más fácil para Martín ser intendente con Cristina que con Macri. Ella tenía la sensibilidad y sabía lo que su pueblo necesitaba”, arengó el diputado nacional apuntando, con tono conciliador, a quien fuera el candidato del kirchnerismo en 2013, hoy líder de la tropa de jefes comunales dialoguista con María Eugenia Vidal.

Diferenciado su perfil del de los legisladores que se hicieron eco de la jugada de Insaurralde cuando acompañaron el presupuesto provincial, la decana de la Facultad de Periodismo de la Universidad Nacional de La Plata, Florencia Saintout, remarcó: “Nosotros no especulamos, no les damos tiempo, no negociamos, no les damos ninguna tregua ni lugar”.

En la misma línea se expresó su par Teresa García quien remarcó que su “responsabilidad como oposición es votarles en contra el avasallamiento a todos los derechos conquistados, no acompañarlos en ninguna de las medidas liberales. A mí no me importa cuántos bloques hay en la provincia, me importa cómo votan los legisladores provinciales en detrimento de los derechos de los bonaerenses”, sentenció.

A su turno, la ex jefa del bloque de diputados nacional del peronismo, Juliana Di Tullio, también recordó a Insaurralde y le pidió a Otermín que le transmitiera su saludo.

 

 

CRÍTICAS Y UNIDAD. "Se empieza a ver como las promesas electorales se transforman ya no sólo en mentiras sino además en traiciones y en estos meses este proceso se ha acelerado", aseguró el diputado nacional al inaugurar el Ateneo y agregó que "el enorme manual de excusas del gobierno ya no les alcanza como tampoco les alcanza la enorme cortina de hierro mediática que los protege todos los días".

“Necesitamos una dirigencia de pie y lo que lo va hacer es la presión de la gente", añadió.

“La construcción no de una unidad por sí misma, sino firme y consistente, que permita dar las peleas que tiene por delante el pueblo argentino”, pidió Máximo Kirchner y añadió: “Hagan sentir su representación, organícense, discutan, dejen de lado las vanidades, corrijan a los dirigentes vanidosos con la fuerza de la militancia y recorriendo, porque algunos creen que se solucionan las cosas en la televisión. Esto se hace con la gente y trabajando con ellos”, remarcó.

En esa línea, señaló que hay “que ser inteligentes, no hay que reconstruir lo que fue, tenemos que animarnos a construir lo que viene, con lo mejor de los doce años y con esa línea histórica que tenemos con San Martín, Rosas, Yrigoyen, Perón y Alfonsín. Tenemos que tener capacidad de síntesis superadora y no enamorarnos de esos momentos, por buenos que sean.”

“Hoy vemos que algunos piensan cuidarse los zapatos andando de rodillas. Los argentinos necesitamos dirigentes que anden de pie y se banquen las que se tengan que bancar. Porque si los dirigentes andan de rodillas las paritarias tienen techo, nos matan a los pibes con gatillo fácil, empieza a haber menos trabajo y cada vez alcanza para menos".

En el escenario principal también estuvieron el senador bonaerense Santiago Carreras, el diputado provincial Miguel Funes, las ediles de Lomas Daniela Vilar y Laura Berardo, el ex vicegobernador Gabriel Mariotto e integrantes de agrupaciones peronistas que impulsaron la creación del Ateneo Néstor Kirchner.

Además, asistieron el ex vicepresidente Amado Boudou; los diputados nacionales Eduardo “Wado” De Pedro y Carlos Castagneto; el senador bonaerense Juan Manuel Pignocco; la diputada provincial Mariana Larroque; y los concejales peronistas Santiago Carasatorre, Ana Tranfo (Lomas), Juan Fabiani, José Lepere (Brown) y Edgardo Depetri (Lanús).

En Lomas, sin la presencia de Insaurralde, Máximo pidió “unidad política”

Escoltado por representantes kirchneristas, el diputado nacional llamó a “construir lo que viene”. Con un enviado del lomense en el escenario, recordó el perfil dialoguista del intendentee. 

 

El diputado nacional Máximo Kirchner cerró este sábado el acto en el que se inauguró el Ateneo Néstor Kirchner en Lomas de Zamora. No hubo foto completa ante la ausencia del anfitrión del distrito, a quien se lo mencionó a lo largo de los discursos aludiendo a su rol conciliador con la Gobernación bonaerense.

La del sábado sonaba como una instancia para dejar de lado ciertos matices en la relación entre La Cámpora y el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde; azuzadas por las reuniones que el jefe comunal mantuvo con el hijo de la ex presidenta Cristina Fernández, la derrota electoral del peronismo en octubre y los encuentros entre el mandatario local y representantes lomenses de la agrupación kirchnerista.

Sin embargo, no hubo foto que marcara acercamiento. Martín Insaurralde no se acercó al acto en el que participaron legisladores nacionales, provinciales, concejales, dirigentes de organizaciones políticas y sociales. A manera de gesto envió a un alfil de su armado político: el diputado Federico Otermín, quien compartió el flamante escenario del ateneo ubicado en pleno centro de Lomas de Zamora.

 

 

Desde ese espacio Máximo cuestionó a la administración que encabeza Mauricio Macri, llamó a la unidad de los espacios políticos y aludió en su discurso al dueño del territorio.

“Vayan cuando se inaugure el hospital de Llavallol, que la gobernadora vetó y el Intendente compró. Acompañen esas cosas, en la diversidad y pluralidad. Es obvio que era más fácil para Martín ser intendente con Cristina que con Macri. Ella tenía la sensibilidad y sabía lo que su pueblo necesitaba”, arengó el diputado nacional apuntando, con tono conciliador, a quien fuera el candidato del kirchnerismo en 2013, hoy líder de la tropa de jefes comunales dialoguista con María Eugenia Vidal.

Diferenciado su perfil del de los legisladores que se hicieron eco de la jugada de Insaurralde cuando acompañaron el presupuesto provincial, la decana de la Facultad de Periodismo de la Universidad Nacional de La Plata, Florencia Saintout, remarcó: “Nosotros no especulamos, no les damos tiempo, no negociamos, no les damos ninguna tregua ni lugar”.

En la misma línea se expresó su par Teresa García quien remarcó que su “responsabilidad como oposición es votarles en contra el avasallamiento a todos los derechos conquistados, no acompañarlos en ninguna de las medidas liberales. A mí no me importa cuántos bloques hay en la provincia, me importa cómo votan los legisladores provinciales en detrimento de los derechos de los bonaerenses”, sentenció.

A su turno, la ex jefa del bloque de diputados nacional del peronismo, Juliana Di Tullio, también recordó a Insaurralde y le pidió a Otermín que le transmitiera su saludo.

 

 

CRÍTICAS Y UNIDAD. "Se empieza a ver como las promesas electorales se transforman ya no sólo en mentiras sino además en traiciones y en estos meses este proceso se ha acelerado", aseguró el diputado nacional al inaugurar el Ateneo y agregó que "el enorme manual de excusas del gobierno ya no les alcanza como tampoco les alcanza la enorme cortina de hierro mediática que los protege todos los días".

“Necesitamos una dirigencia de pie y lo que lo va hacer es la presión de la gente", añadió.

“La construcción no de una unidad por sí misma, sino firme y consistente, que permita dar las peleas que tiene por delante el pueblo argentino”, pidió Máximo Kirchner y añadió: “Hagan sentir su representación, organícense, discutan, dejen de lado las vanidades, corrijan a los dirigentes vanidosos con la fuerza de la militancia y recorriendo, porque algunos creen que se solucionan las cosas en la televisión. Esto se hace con la gente y trabajando con ellos”, remarcó.

En esa línea, señaló que hay “que ser inteligentes, no hay que reconstruir lo que fue, tenemos que animarnos a construir lo que viene, con lo mejor de los doce años y con esa línea histórica que tenemos con San Martín, Rosas, Yrigoyen, Perón y Alfonsín. Tenemos que tener capacidad de síntesis superadora y no enamorarnos de esos momentos, por buenos que sean.”

“Hoy vemos que algunos piensan cuidarse los zapatos andando de rodillas. Los argentinos necesitamos dirigentes que anden de pie y se banquen las que se tengan que bancar. Porque si los dirigentes andan de rodillas las paritarias tienen techo, nos matan a los pibes con gatillo fácil, empieza a haber menos trabajo y cada vez alcanza para menos".

En el escenario principal también estuvieron el senador bonaerense Santiago Carreras, el diputado provincial Miguel Funes, las ediles de Lomas Daniela Vilar y Laura Berardo, el ex vicegobernador Gabriel Mariotto e integrantes de agrupaciones peronistas que impulsaron la creación del Ateneo Néstor Kirchner.

Además, asistieron el ex vicepresidente Amado Boudou; los diputados nacionales Eduardo “Wado” De Pedro y Carlos Castagneto; el senador bonaerense Juan Manuel Pignocco; la diputada provincial Mariana Larroque; y los concejales peronistas Santiago Carasatorre, Ana Tranfo (Lomas), Juan Fabiani, José Lepere (Brown) y Edgardo Depetri (Lanús).