X

En una señal a los intendentes del interior, Menéndez no adhiere al Pacto Fiscal

El jefe del PJ bonaerense rechazó la norma que impulsó Vidal para “ordenar” las arcas municipales. Los mandatarios del interior se reunieron en Azul y sacaron un documento que cuestiona la iniciativa.
Por 09/02/2018 17:24

El presidente del Partido Justicialista bonaerense e intendente de Merlo, Gustavo Menéndez, no adherirá al Pacto Fiscal que impulsa el ejecutivo bonaerense de María Eugenia Vidal y tensa a la relación con la administración central, al igual que varios intendentes peronistas del interior provincial que se reunieron este viernes en la localidad de Azul y describieron a la norma como “flagrantemente violatoria de la autonomía de los municipios”.

“El Pacto Fiscal puede ser una herramienta interesante pero debe ser más abarcativa porque no se puede tomar a la provincia de Buenos Aires como un solo esquema de resolución de temas”, le dijo Menéndez a Letra P en el marco del Encuentro por la Militancia que se realizó este jueves en la sede de la UMET en la ciudad de Buenos Aires, aclarando su distrito “no” adherirá a la ley.  

El intendente de Merlo sostuvo además que escuchó a los intendentes del interior que a principios de enero, empezaron a reunirse con el objetivo de poner en agenda “la presión”, que “padecían”, desde el Ejecutivo provincial para adherir al Pacto Fiscal. 

La norma, como explicó este medio, fue aprobada por la legislatura bonaerense a fin del año pasado bajo el nombre de Ley de Responsabilidad Fiscal Municipal y es “condición necesaria para la obtención de nuevos endeudamientos y/o otorgamientos de avales y garantías y/o suscribir de fideicomisos y/u obtener ayuda financiera “. Remarca además que el nivel de endeudamiento que pueden tomar los municipios no deberá superar el 8% “de los recursos corrientes”.

“Es una política contradictoria tanto del gobierno nacional como provincial. Por un lado, ellos salen a endeudarse de forma exponencial y nos dicen a nosotros que no podemos tomar deuda”, le describió a este medio el jefe comunal de Gonzáles Cháves, Marcelo Santillán, que participó de la reunión de este viernes. 

EN FANAZUL. Los intendentes que se reunieron este viernes en la localidad de Azul, visitaron el complejo de Fabricaciones Militares, FANAZUL, que desde fines de diciembre cerró su producción por decisión del ministerio de Defensa de la Nación dejando sin empleo a más de 200 trabajadores. En el encuentro también acordaron que el espacio que viene juntándose tenga fortalezca una mesa de toma de decisiones pero que sea un espacio del Peronismo del Interior, que incluya concejales, legisladores y organizaciones políticas y gremiales.

 



Con el Pacto Fiscal Vidal buscó, “homogeneizar, armonizar y simplificar tasas municipales así como también evitar una amplia dispersión en la presión impositiva”. Sin embargo, reticente, el jefe del PJ bonaerense sostuvo que “Guaminí no tiene nada que ver con Merlo y 9 de Julio no tiene nada que ver con La Plata”.

Menéndez también aseguró que “los argumentos de los intendentes del interior para rechazar el Pacto Fiscal son contundentes y muy concretos”. En el documento que acordaron los mandatarios de los municipios peronistas este viernes recalcan que el Pacto Fiscal “nada tiene de consenso ya que se están ejerciendo presiones verdaderamente extorsivas para conseguir su firma”.

Los intendentes que se reunieron en Azul también le pidieron a Vidal que reactive el Fondo de Infraestructura Municipal (FIM), una herramienta de gestión que se incluyó en los presupuestos provinciales 2016 y 2017 que incluía una transferencia directa de fondos a los 135 municipios para destinarse exclusivamente a obras de orden local. 

 

En una señal a los intendentes del interior, Menéndez no adhiere al Pacto Fiscal

El jefe del PJ bonaerense rechazó la norma que impulsó Vidal para “ordenar” las arcas municipales. Los mandatarios del interior se reunieron en Azul y sacaron un documento que cuestiona la iniciativa.

El presidente del Partido Justicialista bonaerense e intendente de Merlo, Gustavo Menéndez, no adherirá al Pacto Fiscal que impulsa el ejecutivo bonaerense de María Eugenia Vidal y tensa a la relación con la administración central, al igual que varios intendentes peronistas del interior provincial que se reunieron este viernes en la localidad de Azul y describieron a la norma como “flagrantemente violatoria de la autonomía de los municipios”.

“El Pacto Fiscal puede ser una herramienta interesante pero debe ser más abarcativa porque no se puede tomar a la provincia de Buenos Aires como un solo esquema de resolución de temas”, le dijo Menéndez a Letra P en el marco del Encuentro por la Militancia que se realizó este jueves en la sede de la UMET en la ciudad de Buenos Aires, aclarando su distrito “no” adherirá a la ley.  

El intendente de Merlo sostuvo además que escuchó a los intendentes del interior que a principios de enero, empezaron a reunirse con el objetivo de poner en agenda “la presión”, que “padecían”, desde el Ejecutivo provincial para adherir al Pacto Fiscal. 

La norma, como explicó este medio, fue aprobada por la legislatura bonaerense a fin del año pasado bajo el nombre de Ley de Responsabilidad Fiscal Municipal y es “condición necesaria para la obtención de nuevos endeudamientos y/o otorgamientos de avales y garantías y/o suscribir de fideicomisos y/u obtener ayuda financiera “. Remarca además que el nivel de endeudamiento que pueden tomar los municipios no deberá superar el 8% “de los recursos corrientes”.

“Es una política contradictoria tanto del gobierno nacional como provincial. Por un lado, ellos salen a endeudarse de forma exponencial y nos dicen a nosotros que no podemos tomar deuda”, le describió a este medio el jefe comunal de Gonzáles Cháves, Marcelo Santillán, que participó de la reunión de este viernes. 

EN FANAZUL. Los intendentes que se reunieron este viernes en la localidad de Azul, visitaron el complejo de Fabricaciones Militares, FANAZUL, que desde fines de diciembre cerró su producción por decisión del ministerio de Defensa de la Nación dejando sin empleo a más de 200 trabajadores. En el encuentro también acordaron que el espacio que viene juntándose tenga fortalezca una mesa de toma de decisiones pero que sea un espacio del Peronismo del Interior, que incluya concejales, legisladores y organizaciones políticas y gremiales.

 



Con el Pacto Fiscal Vidal buscó, “homogeneizar, armonizar y simplificar tasas municipales así como también evitar una amplia dispersión en la presión impositiva”. Sin embargo, reticente, el jefe del PJ bonaerense sostuvo que “Guaminí no tiene nada que ver con Merlo y 9 de Julio no tiene nada que ver con La Plata”.

Menéndez también aseguró que “los argumentos de los intendentes del interior para rechazar el Pacto Fiscal son contundentes y muy concretos”. En el documento que acordaron los mandatarios de los municipios peronistas este viernes recalcan que el Pacto Fiscal “nada tiene de consenso ya que se están ejerciendo presiones verdaderamente extorsivas para conseguir su firma”.

Los intendentes que se reunieron en Azul también le pidieron a Vidal que reactive el Fondo de Infraestructura Municipal (FIM), una herramienta de gestión que se incluyó en los presupuestos provinciales 2016 y 2017 que incluía una transferencia directa de fondos a los 135 municipios para destinarse exclusivamente a obras de orden local.