X
El diputado reconoció que dentro del massismo “había dudas” sobre si convenía participar en la cumbre peronista, por lo que participó a modo personal.
Redacción 09/02/2018 11:25

El diputado del Frente Renovador Felipe Solá aclaró que él y su colega Daniel Arroyo concurrieron a la reunión con el kirchnerismo y el randazzismo como una "decisión personal" y "no en nombre" del Frente Renovador.

"La decisión fue mía, personal, y de Daniel Arroyo. La actitud del Frente Renovador fue aceptar que yo fuera porque hay confianza en mí, pero como había diferencias no fui en nombre del partido", afirmó el legislador en declaraciones a Radio Continental.

En este sentido, explicó que "dentro del Frente Renovador había algunas dudas sobre si convenía hacer esto ahora o no" pero que en su opinión personal "sí convenía" y por eso asistió al cónclave que se realizó en la sede de la Universidad Metropolinata, que marcó el inicio de las conversaciones para alcanzar la unidad peronista.

 

 

El ex gobernador bonaerense sostuvo que el encuentro fue un "puntapié inicial que significa decir que los tres espacios pueden discutir en público y olvidar las diferencias, que refieren más al pasado que al futuro".

“Los que estábamos ahí coincidimos en que nuestra función no es decir acá estamos los nuevos. El futuro es de otra generación", agregó el diputado.

Consultado sobre la ausencia de los gobernadores del PJ, Solá respondió: "Es una decisión política, pero lo tiene que explicar ellos. Los gobernadores sienten que tienen un rango, que deben ser convocados por gobernadores o gente de más arriba. Los senadores, lo mismo. Entonces, si los que estábamos ahí convocamos, hay un cierto resquemor".

 

 

Por último, se refirió a la figura de Cristina Kirchner y al pedido de algunos sectores vinculados a ella para que el peronismo la apoye como candidata presidencial en 2019 y señaló que el obstáculo a esa estrategia es "el techo" de votos.

"Me parece que hay un sentido común en muchos peronistas y kirchneristas, de que Cristina es la que puede recibir más votos y al mismo tiempo la que menos puede ofrecer, se impone más su techo. La idea del techo genera un problema", analizó.

Solá aclara que no representó al FR y apuesta a “olvidar las diferencias"

El diputado reconoció que dentro del massismo “había dudas” sobre si convenía participar en la cumbre peronista, por lo que participó a modo personal.

El diputado del Frente Renovador Felipe Solá aclaró que él y su colega Daniel Arroyo concurrieron a la reunión con el kirchnerismo y el randazzismo como una "decisión personal" y "no en nombre" del Frente Renovador.

"La decisión fue mía, personal, y de Daniel Arroyo. La actitud del Frente Renovador fue aceptar que yo fuera porque hay confianza en mí, pero como había diferencias no fui en nombre del partido", afirmó el legislador en declaraciones a Radio Continental.

En este sentido, explicó que "dentro del Frente Renovador había algunas dudas sobre si convenía hacer esto ahora o no" pero que en su opinión personal "sí convenía" y por eso asistió al cónclave que se realizó en la sede de la Universidad Metropolinata, que marcó el inicio de las conversaciones para alcanzar la unidad peronista.

 

 

El ex gobernador bonaerense sostuvo que el encuentro fue un "puntapié inicial que significa decir que los tres espacios pueden discutir en público y olvidar las diferencias, que refieren más al pasado que al futuro".

“Los que estábamos ahí coincidimos en que nuestra función no es decir acá estamos los nuevos. El futuro es de otra generación", agregó el diputado.

Consultado sobre la ausencia de los gobernadores del PJ, Solá respondió: "Es una decisión política, pero lo tiene que explicar ellos. Los gobernadores sienten que tienen un rango, que deben ser convocados por gobernadores o gente de más arriba. Los senadores, lo mismo. Entonces, si los que estábamos ahí convocamos, hay un cierto resquemor".

 

 

Por último, se refirió a la figura de Cristina Kirchner y al pedido de algunos sectores vinculados a ella para que el peronismo la apoye como candidata presidencial en 2019 y señaló que el obstáculo a esa estrategia es "el techo" de votos.

"Me parece que hay un sentido común en muchos peronistas y kirchneristas, de que Cristina es la que puede recibir más votos y al mismo tiempo la que menos puede ofrecer, se impone más su techo. La idea del techo genera un problema", analizó.