X
18 días antes que comiencen las clases, Vidal recibirá a los dirigentes sindicales del sector, quienes anticiparon que rechazan el techo impuesto por el Gobierno. En agenda, el plus por presentismo.
Redacción 09/02/2018 10:40

Finalmente, la administración que encabeza la gobernadora María Eugenia Vidal convocó a los representantes sindicales de los docentes a dar comienzo a las negociaciones paritarias para el ciclo lectivo 2018. El primer encuentro, que se desarrollará en la sede del Ministerio de Economía bonaerense el próximo jueves a las 17, será en el medio de un clima de tensión por la proximidad con el comienzo de las clases y ante versiones de una oferta salarial del 15% sin cláusula gatillo.

Casi en tiempo de descuento, 18 días antes que comiencen las clases, el gobierno bonaerense se sentará con los representantes sindicales de los docentes para comenzar a discutir salario. El encuentro que romperá el hielo sucederá en el medio de un clima marcado por versiones que, sin una presentación formal, ya fueron rechazados por los gremios.

Con la advertencia de la Casa Rosada de cerrar todos los acuerdos salariales ajustados a la meta inflacionaria del 15%, los gremios docentes analizan que esa será la oferta que Vidal les extienda. Sin embargo, la cifra ya fue rechazada por los representantes gremiales nacionales, quienes aseguraron que “nadie” aceptará esa propuesta.

 

 

A este rumor se le suma la posibilidad de que en estas negociaciones el aumento no cuente con claúsula gatillo. Hace unas semanas atrás, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, consideró que "no hay que enamorarse de los instrumentos como la cláusula gatillo”.

“Fue un buen instrumento. Hoy necesitamos el apoyo de todos los sectores", agregó reforzando así el pedido del Gobierno de cerrar las paritarias en torno al 15% y sin la cláusula gatillo que permitió a algunos gremios ajustar el porcentaje de la suba salarial perdida por la inflación.

 

 

A la ola de versiones se sumó esta semana la posible extensión por parte del gobierno provincial de una remuneración extra en concepto de presentismo; herramienta a la que la gobernadora apeló en 2017 en pleno conflicto salarial. En aquel momento, los maestros que no pararon recibieron una compensación de mil pesos por única vez; medida que se sumó a la aplicación de descuentos para quienes no se plegaran a los paros.

Con esta tensión como telón de fondo, el Gobierno bonaerense convocó a los representantes sindicales en la sede del Ministerio de Economía el próximo jueves a las 17.

El último acuerdo salarial, el de 2017, se alcanzó cuatro meses después de comenzadas las clases y tras 17 días de paro.

 

 

El rumor de un 15% sin cláusula gatillo marca el clima de la paritaria docente

18 días antes que comiencen las clases, Vidal recibirá a los dirigentes sindicales del sector, quienes anticiparon que rechazan el techo impuesto por el Gobierno. En agenda, el plus por presentismo.

Finalmente, la administración que encabeza la gobernadora María Eugenia Vidal convocó a los representantes sindicales de los docentes a dar comienzo a las negociaciones paritarias para el ciclo lectivo 2018. El primer encuentro, que se desarrollará en la sede del Ministerio de Economía bonaerense el próximo jueves a las 17, será en el medio de un clima de tensión por la proximidad con el comienzo de las clases y ante versiones de una oferta salarial del 15% sin cláusula gatillo.

Casi en tiempo de descuento, 18 días antes que comiencen las clases, el gobierno bonaerense se sentará con los representantes sindicales de los docentes para comenzar a discutir salario. El encuentro que romperá el hielo sucederá en el medio de un clima marcado por versiones que, sin una presentación formal, ya fueron rechazados por los gremios.

Con la advertencia de la Casa Rosada de cerrar todos los acuerdos salariales ajustados a la meta inflacionaria del 15%, los gremios docentes analizan que esa será la oferta que Vidal les extienda. Sin embargo, la cifra ya fue rechazada por los representantes gremiales nacionales, quienes aseguraron que “nadie” aceptará esa propuesta.

 

 

A este rumor se le suma la posibilidad de que en estas negociaciones el aumento no cuente con claúsula gatillo. Hace unas semanas atrás, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, consideró que "no hay que enamorarse de los instrumentos como la cláusula gatillo”.

“Fue un buen instrumento. Hoy necesitamos el apoyo de todos los sectores", agregó reforzando así el pedido del Gobierno de cerrar las paritarias en torno al 15% y sin la cláusula gatillo que permitió a algunos gremios ajustar el porcentaje de la suba salarial perdida por la inflación.

 

 

A la ola de versiones se sumó esta semana la posible extensión por parte del gobierno provincial de una remuneración extra en concepto de presentismo; herramienta a la que la gobernadora apeló en 2017 en pleno conflicto salarial. En aquel momento, los maestros que no pararon recibieron una compensación de mil pesos por única vez; medida que se sumó a la aplicación de descuentos para quienes no se plegaran a los paros.

Con esta tensión como telón de fondo, el Gobierno bonaerense convocó a los representantes sindicales en la sede del Ministerio de Economía el próximo jueves a las 17.

El último acuerdo salarial, el de 2017, se alcanzó cuatro meses después de comenzadas las clases y tras 17 días de paro.