X
Asistieron Menéndez, el vicepresidente del partido Fernando Gray y un puñado más. Para conquistar a sus pares empezarán a despegarse del dialoguismo con Vidal.
Por 08/02/2018 20:16

En soledad, la cúpula del PJ bonaerense concurrió este jueves al Encuentro por la Unidad que convocó el titular del Suther, Víctor Santa María. Hasta la sede la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET) llegaron el intendente de Merlo y presidente del partido, Gustavo Menéndez; el vicepresidente y jefe comunal de Esteban Echeverría, Fernando Gray, y sus pares de San Martín, La Costa, Malvinas Argentinas y Navarro. A la cumbre, que ofició de primer paso formal para avanzar hacia la unidad en 2019 con un mensaje unificador -que el enemigo está en la Casa Rosada y no adentro del espacio- faltaron el dúo matancero Espinoza-Magario y el núcleo duro de alcaldes K.

Menéndez les bajó el precio a esos faltazos. Puntualizó que, por ejemplo, el enojo de los jefes comunales peronistas del interior -que desde hace un tiempo vienen marcando diferencias con la conducción partidaria- “tiene que dar lugar a ideas”. Aseguró, además, que habló con varios de ellos y que les transmitieron su inquietud por las acciones del gobierno provincial, puntualmente, la presión del Ejecutivo para adherir al Régimen Provincial de Responsabilidad Fiscal

 



“Me he comunicado con la gobernadora por el Pacto Fiscal, respecto de la inquietud de algunos intendentes del interior que se ven obligados a adherir”, enfatizó el titular del PJ bonaerense. A la par que informó que Merlo no se sumará a la ley de ordenamiento de cuentas que propone Vidal, tal como lo hicieron otros municipios peronistas, como Berazategui. 

“La Provincia dice que con el Pacto Fiscal se busca un esquema de orden y transparencia, me parece bien. Pero la verdad es que el municipio de Guaminí no tiene nada que ver con Merlo y 9 de Julio no tiene nada que ver con La Plata”, opinó Menéndez. 

En sus dichos hay un camino que asoma. Los intendentes que integran la nueva conducción del PJ bonaerense decidieron -al menos discursivamente- alejarse del perfil dialoguista que mantuvieron con el gobierno provincial de María Eugenia Vidal. Buscan, así, conquistar a sus pares. 

Una muestra la dio el vicepresidente del partido, Gray. El jefe comunal de Esteban Echevarría fue el orador que cerró el primer panel de debate del encuentro. El intendente cargó duramente contra el gobierno provincial. Fustigó el aumento en el servicio de agua de un 40% y el revalúo inmobiliario. 
 


“El revalúo fiscal es un escándalo, hay que instalar ese tema. No puede pasar como si nada”, dijo frente al auditorio. Y vaticinó que “esta gente” –por los gobiernos nacional y provincial- “nos están llevando al abismo”.

Santiago Maggiotti, intendente de Navarro; Juan Pablo de Jesús, de La Costa; Gabriel Katopodis, de San Martín, y Leonardo Nardini, de Malvinas Argentinas. fueron los cuatro restantes que participaron del encuentro de este jueves. “La unidad entera no se da por los egos de los dirigentes. La gente nos pide que estemos unidos”, le dijo uno de ellos a este medio. 

A contramano, los ausentes este jueves formaron un nuevo espacio de alcaldes: el Grupo Resistencia. Forjado a raíz del aniversario de la capital chaqueña, los dirigentes que lo integran son Verónica Magario, de La Matanza; Jorge Ferraresi, de Avellaneda; Walter Festa, de Moreno, y Francisco Durañona, de San Antonio de Areco. Ninguno de ellos acompañó a la conducción del PJ este jueves.

 

Poco del PJ bonaerense: seis intendentes en el encuentro por la unidad 

Asistieron Menéndez, el vicepresidente del partido Fernando Gray y un puñado más. Para conquistar a sus pares empezarán a despegarse del dialoguismo con Vidal. 

En soledad, la cúpula del PJ bonaerense concurrió este jueves al Encuentro por la Unidad que convocó el titular del Suther, Víctor Santa María. Hasta la sede la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET) llegaron el intendente de Merlo y presidente del partido, Gustavo Menéndez; el vicepresidente y jefe comunal de Esteban Echeverría, Fernando Gray, y sus pares de San Martín, La Costa, Malvinas Argentinas y Navarro. A la cumbre, que ofició de primer paso formal para avanzar hacia la unidad en 2019 con un mensaje unificador -que el enemigo está en la Casa Rosada y no adentro del espacio- faltaron el dúo matancero Espinoza-Magario y el núcleo duro de alcaldes K.

Menéndez les bajó el precio a esos faltazos. Puntualizó que, por ejemplo, el enojo de los jefes comunales peronistas del interior -que desde hace un tiempo vienen marcando diferencias con la conducción partidaria- “tiene que dar lugar a ideas”. Aseguró, además, que habló con varios de ellos y que les transmitieron su inquietud por las acciones del gobierno provincial, puntualmente, la presión del Ejecutivo para adherir al Régimen Provincial de Responsabilidad Fiscal

 



“Me he comunicado con la gobernadora por el Pacto Fiscal, respecto de la inquietud de algunos intendentes del interior que se ven obligados a adherir”, enfatizó el titular del PJ bonaerense. A la par que informó que Merlo no se sumará a la ley de ordenamiento de cuentas que propone Vidal, tal como lo hicieron otros municipios peronistas, como Berazategui. 

“La Provincia dice que con el Pacto Fiscal se busca un esquema de orden y transparencia, me parece bien. Pero la verdad es que el municipio de Guaminí no tiene nada que ver con Merlo y 9 de Julio no tiene nada que ver con La Plata”, opinó Menéndez. 

En sus dichos hay un camino que asoma. Los intendentes que integran la nueva conducción del PJ bonaerense decidieron -al menos discursivamente- alejarse del perfil dialoguista que mantuvieron con el gobierno provincial de María Eugenia Vidal. Buscan, así, conquistar a sus pares. 

Una muestra la dio el vicepresidente del partido, Gray. El jefe comunal de Esteban Echevarría fue el orador que cerró el primer panel de debate del encuentro. El intendente cargó duramente contra el gobierno provincial. Fustigó el aumento en el servicio de agua de un 40% y el revalúo inmobiliario. 
 


“El revalúo fiscal es un escándalo, hay que instalar ese tema. No puede pasar como si nada”, dijo frente al auditorio. Y vaticinó que “esta gente” –por los gobiernos nacional y provincial- “nos están llevando al abismo”.

Santiago Maggiotti, intendente de Navarro; Juan Pablo de Jesús, de La Costa; Gabriel Katopodis, de San Martín, y Leonardo Nardini, de Malvinas Argentinas. fueron los cuatro restantes que participaron del encuentro de este jueves. “La unidad entera no se da por los egos de los dirigentes. La gente nos pide que estemos unidos”, le dijo uno de ellos a este medio. 

A contramano, los ausentes este jueves formaron un nuevo espacio de alcaldes: el Grupo Resistencia. Forjado a raíz del aniversario de la capital chaqueña, los dirigentes que lo integran son Verónica Magario, de La Matanza; Jorge Ferraresi, de Avellaneda; Walter Festa, de Moreno, y Francisco Durañona, de San Antonio de Areco. Ninguno de ellos acompañó a la conducción del PJ este jueves.