X
El delegado del Enacom en la provincia de Entre Ríos se suma a la lista de familiares macristas que deben dejar su cargo en el Estado.
Redacción 08/02/2018 18:11

El decreto antinepotismo llegó a la familia del ministro de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, tras una semana de la publicación de la medida anunciada por el presidente Mauricio Macri. Juan Diego Etchevehere es el familiar número 13 que tuvo que presentar su renuncia a un organismo público producto de ser familiar directo de un miembro del gabinete nacional.

El hermano del ex titular de la Sociedad Rural asumió en mayo de 2016 como delegado en Entre Ríos del Ente Nacional de Comunicaciones. Llegó al cargo un año y medio antes de la asunción de Etchevehere en Agroindustria, pero el decreto antinepotismo igual lo obliga a dar un paso al costado antes del 28 de febrero.

La confirmación de la renuncia de Etchevehere llega con un retraso de una semana, tras la ráfaga de anuncios de familiares que abandonaban el Estado tras la presentación formal de Macri de la medida, que se elaboró para tapar el escándalo del ministro Jorge Triaca con su empleada doméstica.

Para algunos familiares de ministros, la renuncia al Estado fue inmediata. Otros aún preparan su retirada. Pero muchos parientes de altos funcionarios de Cambiemos se quedarán en la función, al no quedar alcanzados por la letra chica del decreto cuyo espíritu es evitar el nepotismo.

A pocas horas del anuncio de Macri, renunciaron dos hijos de ministros: Francisco Langieri, hijo de Patricia Bullrich y funcionario de Modernización, y Matías Santos, nombrado jefe de asesores en el Ministerio de Turismo, que conduce su padre Gustavo.

También, renunció el yerno del ministro Oscar Aguad (Defensa), Rodrigo De Loredo, que conducía la empresa estatal Arsat. El clan Triaca fue el más afectado por el decreto: su esposa, su cuñado y dos de sus hermanas dejaron sus cargos. Su hermana Mariana debió renunciar a su cargo como directora del Banco Nación y su esposa, María Cecilia Loccisano, dejará su lugar como subsecretaria de Coordinación Administrativa del Ministerio de Salud.

Completan la lista Victoria Costoya, esposa del ministro Rogelio Frigerio (Interior), que ocupaba el cargo de coordinadora de Articulación de Asuntos Internacionales de Desarrollo Social. Elena Bordeu, media hermana del secretario General de la Presidencia, Fernando De Andreis, tuvo que dejar su lugar en la Jefatura de Gabinete. Lo mismo sucedió con Andrés Peña, el hermano del jefe de Gabinete (Marcos) que hasta la semana pasada se desempeñó como subsecretario de Desarrollo Institucional Productivo.

Ahora son 13: renunció el hermano de Etchevehere al Enacom

El delegado del Enacom en la provincia de Entre Ríos se suma a la lista de familiares macristas que deben dejar su cargo en el Estado.

El decreto antinepotismo llegó a la familia del ministro de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, tras una semana de la publicación de la medida anunciada por el presidente Mauricio Macri. Juan Diego Etchevehere es el familiar número 13 que tuvo que presentar su renuncia a un organismo público producto de ser familiar directo de un miembro del gabinete nacional.

El hermano del ex titular de la Sociedad Rural asumió en mayo de 2016 como delegado en Entre Ríos del Ente Nacional de Comunicaciones. Llegó al cargo un año y medio antes de la asunción de Etchevehere en Agroindustria, pero el decreto antinepotismo igual lo obliga a dar un paso al costado antes del 28 de febrero.

La confirmación de la renuncia de Etchevehere llega con un retraso de una semana, tras la ráfaga de anuncios de familiares que abandonaban el Estado tras la presentación formal de Macri de la medida, que se elaboró para tapar el escándalo del ministro Jorge Triaca con su empleada doméstica.

Para algunos familiares de ministros, la renuncia al Estado fue inmediata. Otros aún preparan su retirada. Pero muchos parientes de altos funcionarios de Cambiemos se quedarán en la función, al no quedar alcanzados por la letra chica del decreto cuyo espíritu es evitar el nepotismo.

A pocas horas del anuncio de Macri, renunciaron dos hijos de ministros: Francisco Langieri, hijo de Patricia Bullrich y funcionario de Modernización, y Matías Santos, nombrado jefe de asesores en el Ministerio de Turismo, que conduce su padre Gustavo.

También, renunció el yerno del ministro Oscar Aguad (Defensa), Rodrigo De Loredo, que conducía la empresa estatal Arsat. El clan Triaca fue el más afectado por el decreto: su esposa, su cuñado y dos de sus hermanas dejaron sus cargos. Su hermana Mariana debió renunciar a su cargo como directora del Banco Nación y su esposa, María Cecilia Loccisano, dejará su lugar como subsecretaria de Coordinación Administrativa del Ministerio de Salud.

Completan la lista Victoria Costoya, esposa del ministro Rogelio Frigerio (Interior), que ocupaba el cargo de coordinadora de Articulación de Asuntos Internacionales de Desarrollo Social. Elena Bordeu, media hermana del secretario General de la Presidencia, Fernando De Andreis, tuvo que dejar su lugar en la Jefatura de Gabinete. Lo mismo sucedió con Andrés Peña, el hermano del jefe de Gabinete (Marcos) que hasta la semana pasada se desempeñó como subsecretario de Desarrollo Institucional Productivo.