X
Al igual que durante el kirchnerismo, el balance de su empresa mostró una ganancia importante de $11.582 millones, contra los $2085 millones de 2016. Galicia y Aluar, otros ganadores.
Redacción 08/02/2018 17:09

En el pelotón de los empresarios que han sabido trabajar con éxito en todos los gobiernos, Eduardo Elsztain, el magnate de las obras, los shoppings, los bancos y las tarjetas, tiene un luar de privilegio. De la mano del Procrear y los ladrillos, hizo punta en los años del kirchnerismo y con el macrismo -fuerza política que apoya abiertamente- tampoco le está yendo mal. La desarrolladora inmobiliaria y comercial IRSA, su firma emblema, cerró el segundo semestre de 2017 con una ganancia de $ 11.582 millones, casi seis veces más que lo reportado en el último balance de 2016. Según los reportes a la Comisión Nacional de Valores (CNV), otros de los que arrojaron buenos números fueron el Grupo Galicia, con una rentabilidad anual de $ 8.329 millones, y Aluar, con un beneficio también anual de $ 1.467 millones.

Según la información presentada por IRSA, solo del segundo semestre, dado que los balances de la compañía van de julio a junio del siguiente año, las ganancias en el periodo alcanzaron los $ 11.582 millones, cifra que resultó cinco veces y media superior a los $ 2.085,7 millones de los últimos seis meses de 2016.

Por su parte, el Grupo Galicia registró en todo 2017 una renta de $8.329.469.000, que representó un crecimiento de 38,41% interanual. Del resultado del Grupo, $ 6.914.843.000 correspondieron al Banco Galicia, cuyas ganancias fueron 35,75% superiores a las del año anterior. En tanto, la compañía financiera Naranja registró una utilidad neta de $ 2.467.644.000 en el año que significó un crecimiento interanual de 70,76.

Por su lado, Aluar cerró el 2017 con una rentabilidad de $ 1.774.677.939, cifra que resultó 104,18% mayor a la del año previo. Tarshop, empresa propiedad del Banco Hipotecario y de IRSA, recortó pérdidas desde los $ 44.524.795 con que cerró el 2016 a los $ 4.089.768 que registró el año pasado.

Por último, la productora de vidrio Rigoleau, que lleva sus estados contables de diciembre a noviembre del año siguiente, cerró con una ganancia de $ 71.088.828, pero que fue 48% inferior a la del balance anterior.

Elsztain gana con todos: IRSA obtuvo casi seis veces más que en 2016

Al igual que durante el kirchnerismo, el balance de su empresa mostró una ganancia importante de $11.582 millones, contra los $2085 millones de 2016. Galicia y Aluar, otros ganadores.

En el pelotón de los empresarios que han sabido trabajar con éxito en todos los gobiernos, Eduardo Elsztain, el magnate de las obras, los shoppings, los bancos y las tarjetas, tiene un luar de privilegio. De la mano del Procrear y los ladrillos, hizo punta en los años del kirchnerismo y con el macrismo -fuerza política que apoya abiertamente- tampoco le está yendo mal. La desarrolladora inmobiliaria y comercial IRSA, su firma emblema, cerró el segundo semestre de 2017 con una ganancia de $ 11.582 millones, casi seis veces más que lo reportado en el último balance de 2016. Según los reportes a la Comisión Nacional de Valores (CNV), otros de los que arrojaron buenos números fueron el Grupo Galicia, con una rentabilidad anual de $ 8.329 millones, y Aluar, con un beneficio también anual de $ 1.467 millones.

Según la información presentada por IRSA, solo del segundo semestre, dado que los balances de la compañía van de julio a junio del siguiente año, las ganancias en el periodo alcanzaron los $ 11.582 millones, cifra que resultó cinco veces y media superior a los $ 2.085,7 millones de los últimos seis meses de 2016.

Por su parte, el Grupo Galicia registró en todo 2017 una renta de $8.329.469.000, que representó un crecimiento de 38,41% interanual. Del resultado del Grupo, $ 6.914.843.000 correspondieron al Banco Galicia, cuyas ganancias fueron 35,75% superiores a las del año anterior. En tanto, la compañía financiera Naranja registró una utilidad neta de $ 2.467.644.000 en el año que significó un crecimiento interanual de 70,76.

Por su lado, Aluar cerró el 2017 con una rentabilidad de $ 1.774.677.939, cifra que resultó 104,18% mayor a la del año previo. Tarshop, empresa propiedad del Banco Hipotecario y de IRSA, recortó pérdidas desde los $ 44.524.795 con que cerró el 2016 a los $ 4.089.768 que registró el año pasado.

Por último, la productora de vidrio Rigoleau, que lleva sus estados contables de diciembre a noviembre del año siguiente, cerró con una ganancia de $ 71.088.828, pero que fue 48% inferior a la del balance anterior.