X

Se derrumba el castillo de naipes de Unidad Ciudadana en la capital bonaerense

Diputado que reporta al clan Bruera se fue del bloque comandado por Saintout, que arranca debilitada. El escándalo Balcedo, el raid mediático de Tolosa Paz y una familia ganadora: los Castagneto.
Redacción 24/02/2018 14:59

En la capital bonaerense, el castillo de naipes que Unidad Ciudadana (UC) logró construir para competir en 2017, nutriéndose de un variopinto número de jugadores internos, atraviesa un concreto peligro de derrumbe previo al inicio del año legislativo. Muestra de ello es el portazo que dio al bloque de dicho espacio en la Cámara baja provincial el diputado Guillermo Martín Escudero -delfín del ex jefe comunal platense Pablo Bruera- el cual emigró a la bancada “PJ-Unidad y Renovación” que reporta a los intendentes.

Este dato político tiene un mayor impacto si se tiene en cuenta que Escudero abandonó un bloque que es comandado por su compañera de lista el año pasado: la ex decana de la Facultad de Periodismo, Florencia Saintout, quien de esta forma arranca debilitada en el liderazgo que le confió Cristina Fernández de Kirchner.

Con el peronismo fuera del poder en La Plata, las múltiples ambiciones de cara a 2019 no tardaron en salir a la superficie y tensionaron la construcción de la unidad en 2017. Y aunque se pudo llegar a un nutrido consenso en la confección de listas, lo cierto es que los resquemores no se evaporaron con el transcurrir de la campaña. Saintout y la principal candidata para el Concejo Deliberante local, la esposa del ex secretario de Medios de la Nación Enrique “Pepe” Albistur, Victoria Tolosa Paz, compartieron muy pocas actividades de campaña, cristalizando pujas que tienen como telón de fondo la disputa por la candidatura a la intendencia de la ciudad de las diagonales en 2019.
 


EL JUEGO DE LOS BRUERA. Pero otro actor pretende seguir influenciando el termómetro del peronismo platense es Pablo Bruera. Tras la derrota contundente en 2015 y con una imagen negativa que sigue pesando luego de la trágica inundación del 2 de abril de 2013 en la capital provincial, Bruera resignó su apellido en 2017 –su hermano Gabriel tampoco jugó-, pero logró ubicar a Escudero en el segundo casillero de la nómina de candidatos a diputados por la Octava Sección (Capital), a cambio de poner a disposición de UC el armado territorial que –aunque menguado- aún preserva en diversos puntos de La Plata.

Con esa estructura territorial, los Bruera no tardaron en hacer movimientos pensando en la elección ejecutiva. Con el alejamiento de Escudero, se despegaron de una potable competidora interna en 2019 –Saintout-, y buscan que el diputado de su sector tenga un mayor protagonismo dentro del bloque que lo recibirá a partir del próximo lunes. Según pudo saber Letra P, las expectativas brueristas apuntan a mostrar a su ex secretario de Seguridad municipal, colocándolo en un lugar de relevancia dentro de la Comisión de Diputados que aborda este tema –siempre sensible en la sociedad-, algo que no contaban con obtener, de seguir bajo el redil de la bancada kirchnerista.

Asimismo, se le asesta un golpe al novato liderazgo legislativo de Saintout, quien, en diálogo con Letra P días atrás, había hecho foco en la construcción política conjunta: “La oposición puede hablar todo el año, pero si vamos separados es un problema”, había subrayado la jefa del bloque UC.

Señales de la cocción del desembarcó de Escudero a las filas de “PJ-Unidad y Renovación” se dieron en San Martín el pasado jueves durante la reunión del consejo partidario del PJ bonaerense comandado por el intendente de Merlo, Gustavo Menéndez. De ese mitin, participó Gabriel Bruera.
 


MAL COMIENZO. Pero no se trata de la primera desestabilización que sufre Unidad Ciudadana en La Plata. Otra de las patas que conformó el consenso de 2017, la sindical, produjo en el arranque de 2018 el primer cataclismo interno con la detención presunto lavado de activos Marcelo Balcedo, empresario de medios y titular del Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación (Soeme), gremio que en las últimas elecciones jugó fuerte por Unidad Ciudadana en La Plata, colocando a su secretaria Adjunta, Susana Mariño, en el tercer casillo de la nómina para la Legislatura provincial, detrás de Saintout y Escudero.

El dato político de ese escándalo fue que el juez que dispuso el arresto es Ernesto Krepak, ligado a Julián Álvarez, ex secretario de Justicia de la Nación y dirigente de La Cámpora, agrupación directamente conectada en La Plata con la ex decana de la Facultad de Periodismo de esa ciudad.
 


EL RAID DE VICTORIA. El primer acto reflejo interno se advirtió en Victoria Tolosa Paz, quien en una de sus recurrentes apariciones en el programa Intratables, encasilló a Balcedo dentro de "esos señores sindicalistas” que “no pueden explicar, ni su patrimonio, ni su cantidad y centenas de autos".

Con claras ambiciones de competir por la Intendencia, Tolosa Paz tiene una estrategia definida: un aceitado raid mediático en el que se corre de su agenda como edil y delibera sobre temas de vuelo nacional. Aunque no por ello deja de tener pujas internas en el Concejo.

Según pudo saber este medio, previo a que asuma como concejal, Tolosa Paz protagonizó álgidas disputas internas buscando obtener la presidencia del bloque de Unidad Ciudadana en el deliberativo, bancada que está integrada por el alakista Norberto “Chucho” Gómez, Cristian Vander,  Ana Herrán Castagneto y el hijo de ésta última, Gastón Castagneto.

Finalmente, para evitar que las discusiones deriven en posibles rupturas, se definió que la presidencia del bloque quede para el único de estos cinco ediles que viene de 2015: Gastón Castagneto, con lo cual la familia que completa el diputado nacional Carlos Castagneto se posicionó como la gran ganadora en medio de una disputa de poder que apenas exhibe sus primeros capítulos de tensión.  

Se derrumba el castillo de naipes de Unidad Ciudadana en la capital bonaerense

Diputado que reporta al clan Bruera se fue del bloque comandado por Saintout, que arranca debilitada. El escándalo Balcedo, el raid mediático de Tolosa Paz y una familia ganadora: los Castagneto.

En la capital bonaerense, el castillo de naipes que Unidad Ciudadana (UC) logró construir para competir en 2017, nutriéndose de un variopinto número de jugadores internos, atraviesa un concreto peligro de derrumbe previo al inicio del año legislativo. Muestra de ello es el portazo que dio al bloque de dicho espacio en la Cámara baja provincial el diputado Guillermo Martín Escudero -delfín del ex jefe comunal platense Pablo Bruera- el cual emigró a la bancada “PJ-Unidad y Renovación” que reporta a los intendentes.

Este dato político tiene un mayor impacto si se tiene en cuenta que Escudero abandonó un bloque que es comandado por su compañera de lista el año pasado: la ex decana de la Facultad de Periodismo, Florencia Saintout, quien de esta forma arranca debilitada en el liderazgo que le confió Cristina Fernández de Kirchner.

Con el peronismo fuera del poder en La Plata, las múltiples ambiciones de cara a 2019 no tardaron en salir a la superficie y tensionaron la construcción de la unidad en 2017. Y aunque se pudo llegar a un nutrido consenso en la confección de listas, lo cierto es que los resquemores no se evaporaron con el transcurrir de la campaña. Saintout y la principal candidata para el Concejo Deliberante local, la esposa del ex secretario de Medios de la Nación Enrique “Pepe” Albistur, Victoria Tolosa Paz, compartieron muy pocas actividades de campaña, cristalizando pujas que tienen como telón de fondo la disputa por la candidatura a la intendencia de la ciudad de las diagonales en 2019.
 


EL JUEGO DE LOS BRUERA. Pero otro actor pretende seguir influenciando el termómetro del peronismo platense es Pablo Bruera. Tras la derrota contundente en 2015 y con una imagen negativa que sigue pesando luego de la trágica inundación del 2 de abril de 2013 en la capital provincial, Bruera resignó su apellido en 2017 –su hermano Gabriel tampoco jugó-, pero logró ubicar a Escudero en el segundo casillero de la nómina de candidatos a diputados por la Octava Sección (Capital), a cambio de poner a disposición de UC el armado territorial que –aunque menguado- aún preserva en diversos puntos de La Plata.

Con esa estructura territorial, los Bruera no tardaron en hacer movimientos pensando en la elección ejecutiva. Con el alejamiento de Escudero, se despegaron de una potable competidora interna en 2019 –Saintout-, y buscan que el diputado de su sector tenga un mayor protagonismo dentro del bloque que lo recibirá a partir del próximo lunes. Según pudo saber Letra P, las expectativas brueristas apuntan a mostrar a su ex secretario de Seguridad municipal, colocándolo en un lugar de relevancia dentro de la Comisión de Diputados que aborda este tema –siempre sensible en la sociedad-, algo que no contaban con obtener, de seguir bajo el redil de la bancada kirchnerista.

Asimismo, se le asesta un golpe al novato liderazgo legislativo de Saintout, quien, en diálogo con Letra P días atrás, había hecho foco en la construcción política conjunta: “La oposición puede hablar todo el año, pero si vamos separados es un problema”, había subrayado la jefa del bloque UC.

Señales de la cocción del desembarcó de Escudero a las filas de “PJ-Unidad y Renovación” se dieron en San Martín el pasado jueves durante la reunión del consejo partidario del PJ bonaerense comandado por el intendente de Merlo, Gustavo Menéndez. De ese mitin, participó Gabriel Bruera.
 


MAL COMIENZO. Pero no se trata de la primera desestabilización que sufre Unidad Ciudadana en La Plata. Otra de las patas que conformó el consenso de 2017, la sindical, produjo en el arranque de 2018 el primer cataclismo interno con la detención presunto lavado de activos Marcelo Balcedo, empresario de medios y titular del Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación (Soeme), gremio que en las últimas elecciones jugó fuerte por Unidad Ciudadana en La Plata, colocando a su secretaria Adjunta, Susana Mariño, en el tercer casillo de la nómina para la Legislatura provincial, detrás de Saintout y Escudero.

El dato político de ese escándalo fue que el juez que dispuso el arresto es Ernesto Krepak, ligado a Julián Álvarez, ex secretario de Justicia de la Nación y dirigente de La Cámpora, agrupación directamente conectada en La Plata con la ex decana de la Facultad de Periodismo de esa ciudad.
 


EL RAID DE VICTORIA. El primer acto reflejo interno se advirtió en Victoria Tolosa Paz, quien en una de sus recurrentes apariciones en el programa Intratables, encasilló a Balcedo dentro de "esos señores sindicalistas” que “no pueden explicar, ni su patrimonio, ni su cantidad y centenas de autos".

Con claras ambiciones de competir por la Intendencia, Tolosa Paz tiene una estrategia definida: un aceitado raid mediático en el que se corre de su agenda como edil y delibera sobre temas de vuelo nacional. Aunque no por ello deja de tener pujas internas en el Concejo.

Según pudo saber este medio, previo a que asuma como concejal, Tolosa Paz protagonizó álgidas disputas internas buscando obtener la presidencia del bloque de Unidad Ciudadana en el deliberativo, bancada que está integrada por el alakista Norberto “Chucho” Gómez, Cristian Vander,  Ana Herrán Castagneto y el hijo de ésta última, Gastón Castagneto.

Finalmente, para evitar que las discusiones deriven en posibles rupturas, se definió que la presidencia del bloque quede para el único de estos cinco ediles que viene de 2015: Gastón Castagneto, con lo cual la familia que completa el diputado nacional Carlos Castagneto se posicionó como la gran ganadora en medio de una disputa de poder que apenas exhibe sus primeros capítulos de tensión.