X
Mientras se prevé que en Gobernación no ofrezcan esa herramienta, los massistas adelantaron que la utilizarán en sus negociaciones municipales. Propuestas de “entre un 15 y 20%”.
Redacción 12/02/2018 12:46

En los umbrales de una de las negociaciones clave en el ámbito bonaerense, la paritaria docente, en donde a priori no se avizora en la agenda del vidalismo la implementación de la cláusula gatillo, intendentes massistas salieron a diferenciarse del Ejecutivo provincial al adelantar que incluirán en las discusiones salariales de sus comunas esta herramienta “que resguarda el poder de compra si la inflación supera al aumento establecido”. En ese marco, detallaron que negocian para los trabajadores de sus municipios subas de “entre un 15 y 20%”.

Tras haber consultado al equipo económico del Frente Renovador, los jefes comunales bonaerenses del espacio liderado por Sergio Massa, acordaron que, a la hora de desarrollar las paritarias locales, se contemple la implementación de dicha cláusula que establece que si la inflación supera el aumento acordado inicialmente, se tenga que realizar una actualización automática de la mencionada suba.

Al respecto, el intendente de Tigre, Julio Zamora, subrayó: “Los trabajadores necesitan tener la seguridad de que, una suba de la inflación superior a la establecida, no va a atentar contra sus salarios y su capacidad de compra. Desde el Municipio de Tigre, vamos a garantizar mediante esta medida que los empleados no se vean perjudicados por las alteraciones de la inflación”.

En esa línea, el intendente de Las Heras, Javier Osuna, manifestó: “Venimos trabajando con los gremios en un entendimiento que nos permita cumplir con la palabra empeñada y a su vez garantizar el poder de compra promoviendo el acompañamiento de la inflación. En este sentido, la cláusula gatillo nos parece razonable necesaria sobre todo cuando las expectativas inflacionarias muchas veces programadas no se alcanzan en su totalidad”.

Por su parte, Germán Di Cesare, intendente de Generañ Alvarado, detalló: “Como cada año vamos a sentarnos con el gremio municipal, para consensuar el incremento salarial, en el cual incluiremos la “cláusula gatillo”, ya que el equipo económico del FR, nos lo sugiere como herramienta imprescindible para garantizarle a los trabajadores municipales que no pierdan su poder adquisitivo actual a manos de la inflación”.
 


De esta manera, los intendentes prometen la inclusión de la cláusula gatillo con propuestas salariales que pueden trepar al 20%, desafiando así el “compromiso” solicitado desde Casa Rosada para que las paritarias cierren en un 15%, tal como lo marca la meta inflacionaria recalculada por el Gobierno para este año, y un contexto donde fuertes versiones indican que la propuesta de Vidal a los docentes no se correrá del techo impuesto por la administración central y sin contemplar la cláusula gatillo, posibilidad que ya fue rechazada de antemano por los gremios.

Sacando a relucir la cláusula gatillo, intendentes FR se diferencian de Vidal

Mientras se prevé que en Gobernación no ofrezcan esa herramienta, los massistas adelantaron que la utilizarán en sus negociaciones municipales. Propuestas de “entre un 15 y 20%”.

En los umbrales de una de las negociaciones clave en el ámbito bonaerense, la paritaria docente, en donde a priori no se avizora en la agenda del vidalismo la implementación de la cláusula gatillo, intendentes massistas salieron a diferenciarse del Ejecutivo provincial al adelantar que incluirán en las discusiones salariales de sus comunas esta herramienta “que resguarda el poder de compra si la inflación supera al aumento establecido”. En ese marco, detallaron que negocian para los trabajadores de sus municipios subas de “entre un 15 y 20%”.

Tras haber consultado al equipo económico del Frente Renovador, los jefes comunales bonaerenses del espacio liderado por Sergio Massa, acordaron que, a la hora de desarrollar las paritarias locales, se contemple la implementación de dicha cláusula que establece que si la inflación supera el aumento acordado inicialmente, se tenga que realizar una actualización automática de la mencionada suba.

Al respecto, el intendente de Tigre, Julio Zamora, subrayó: “Los trabajadores necesitan tener la seguridad de que, una suba de la inflación superior a la establecida, no va a atentar contra sus salarios y su capacidad de compra. Desde el Municipio de Tigre, vamos a garantizar mediante esta medida que los empleados no se vean perjudicados por las alteraciones de la inflación”.

En esa línea, el intendente de Las Heras, Javier Osuna, manifestó: “Venimos trabajando con los gremios en un entendimiento que nos permita cumplir con la palabra empeñada y a su vez garantizar el poder de compra promoviendo el acompañamiento de la inflación. En este sentido, la cláusula gatillo nos parece razonable necesaria sobre todo cuando las expectativas inflacionarias muchas veces programadas no se alcanzan en su totalidad”.

Por su parte, Germán Di Cesare, intendente de Generañ Alvarado, detalló: “Como cada año vamos a sentarnos con el gremio municipal, para consensuar el incremento salarial, en el cual incluiremos la “cláusula gatillo”, ya que el equipo económico del FR, nos lo sugiere como herramienta imprescindible para garantizarle a los trabajadores municipales que no pierdan su poder adquisitivo actual a manos de la inflación”.
 


De esta manera, los intendentes prometen la inclusión de la cláusula gatillo con propuestas salariales que pueden trepar al 20%, desafiando así el “compromiso” solicitado desde Casa Rosada para que las paritarias cierren en un 15%, tal como lo marca la meta inflacionaria recalculada por el Gobierno para este año, y un contexto donde fuertes versiones indican que la propuesta de Vidal a los docentes no se correrá del techo impuesto por la administración central y sin contemplar la cláusula gatillo, posibilidad que ya fue rechazada de antemano por los gremios.