X
El triunviro de la CGT en representación de la central barrionuevista aclaró que su gremio, estacioneros de servicio, no participará de la movilización.
Redacción 11/02/2018 11:19

El dirigente sindical y miembro del triunvirato que conduce la CGT, Carlos Acuña, buscó una justificación a su decisión de no movilizar a su gremio el próximo 21 de febrero, en la marcha convocada por Hugo Moyano junto a algunos aliados. "Que se sume el kirchnerismo hace que varios gremios no movilicen", dijo el titular del sindicato de trabajadores de estaciones de servicio.

"No vamos a movilizar", aseguró Acuña a Toma y Daca, por radio El Mundo, "acompañamos el reclamo pero no vamos a dejar de trabajar". "Pero estamos en contra de las medidas del Gobierno contra los gremios, como el 1% de aporte solidario que le sacó a los bancarios", agregó.

 

 

"Que no movilicemos no quita que apoyemos los reclamos de cada sindicato", dijo Acuña. Y aclaró que su jefe político en la CGT Celeste y Blanca, Luis Barrionuevo, "es muy probable que tampoco movilice".

El barrionuevista sostuvo que está dispuesto a reencauzar el diálogo en la CGT. "No tengo problemas en hablar con (HéctorDaer", afirmó sobre el otro miembro del triunvirato cegetista que se ganó duras apreciaciones de Moyano.

Igualmente, dejó algunas señales de bronca con el Gobierno. Pidió que se vuelva a incorporar la cláusula gatillo en las negociaciones paritarias de este año y dijo que "no tengan dudas que el Gobierno quiere privatizar las obras sociales".

"Cerramos la paritaria con cláusula gatillo. Cerramos por el 20% y en septiembre se acordó un 5,2% por la inflación extra. Pero el Gobierno no homologó el acuerdo", explicó Acuña. "Los diez puntos que se perdieron en 2016 implican entre $ 450 mil y 500 mil millones que fueron a parar a los bolsillos de los empresarios", cuantificó.

Acuña: "Que se sume el kirchnerismo hace que varios no movilicen"

El triunviro de la CGT en representación de la central barrionuevista aclaró que su gremio, estacioneros de servicio, no participará de la movilización.

El dirigente sindical y miembro del triunvirato que conduce la CGT, Carlos Acuña, buscó una justificación a su decisión de no movilizar a su gremio el próximo 21 de febrero, en la marcha convocada por Hugo Moyano junto a algunos aliados. "Que se sume el kirchnerismo hace que varios gremios no movilicen", dijo el titular del sindicato de trabajadores de estaciones de servicio.

"No vamos a movilizar", aseguró Acuña a Toma y Daca, por radio El Mundo, "acompañamos el reclamo pero no vamos a dejar de trabajar". "Pero estamos en contra de las medidas del Gobierno contra los gremios, como el 1% de aporte solidario que le sacó a los bancarios", agregó.

 

 

"Que no movilicemos no quita que apoyemos los reclamos de cada sindicato", dijo Acuña. Y aclaró que su jefe político en la CGT Celeste y Blanca, Luis Barrionuevo, "es muy probable que tampoco movilice".

El barrionuevista sostuvo que está dispuesto a reencauzar el diálogo en la CGT. "No tengo problemas en hablar con (HéctorDaer", afirmó sobre el otro miembro del triunvirato cegetista que se ganó duras apreciaciones de Moyano.

Igualmente, dejó algunas señales de bronca con el Gobierno. Pidió que se vuelva a incorporar la cláusula gatillo en las negociaciones paritarias de este año y dijo que "no tengan dudas que el Gobierno quiere privatizar las obras sociales".

"Cerramos la paritaria con cláusula gatillo. Cerramos por el 20% y en septiembre se acordó un 5,2% por la inflación extra. Pero el Gobierno no homologó el acuerdo", explicó Acuña. "Los diez puntos que se perdieron en 2016 implican entre $ 450 mil y 500 mil millones que fueron a parar a los bolsillos de los empresarios", cuantificó.