X

"El peronismo no está dispuesto a regalarle la elección 2019 al macrismo”

La diputada del Movimiento Evita dice que el justicialismo tiene “el deber histórico” de lograr la unidad para vencer a Cambiemos. En su provincia, Santa Fe, no descarta un frente con el socialismo.
Por 09/01/2018 16:55

Tras un fin de año intenso, marcado por la polémica reforma previsional, que dejó heridas, alianzas y mostró una nueva articulación de la oposición en la Cámara baja, distintos sectores del peronismo avanzaron en conversaciones y comenzaron a sondear la posibilidad de llegar a un esquema de unidad de cara a 2019. “Tenemos el deber histórico de volver a proponer un proyecto de futuro que le pueda ganar al macrismo”, dice la diputada del Peronismo para la Victoria y militante del Movimiento Evita Lucila de Ponti.

Mientras toma unos días de descanso, la diputada nacida en Santa Fe – rosarina por adopción – dialogó con Letra P sobre las perspectivas del año que comienza, la discusión interna en el peronismo y la posibilidad de que en su provincia se llegue a un acuerdo con el Frente Progresista, que encabeza el socialismo.

 

DE VACACIONES. Aprovechó el paréntesis en la actividad del Congreso para leer y mirar series. Leyó el libro "Los Monos" - de Germán dos Santos, sobre la familia narco que forjó su poderío en su ciudad, Rosario - y "La guerra contra las mujeres", de Rita Segato. También miró la serie española "La Casa de Papel". Además de pasar unos días en la playa, dedica tiempo para ver a sus amigos, su familia y su novio. 

 

-El Gobierno decidió postergar el tratamiento en el Congreso de la reforma laboral. ¿Cree que la reforma previsional marcó el destino de ese proyecto?

-La reforma previsional era una medida que generaba mucho rechazo social y eso se manifestó en la calle y en el Congreso. Con la reforma laboral creo que hay una situación similar, sumado a que hay una representación institucional sindical que tampoco se mostró inclinada a trabajar para que avance y que no cuenta con otros actores políticos que apoyen. Se ve un escenario muy desfavorable y se podría volver a generar un clima de malestar similar al de diciembre, que ha traído muchos costos para el Gobierno.

-¿Esa ley marcó un cambio hacia adentro de la Cámara?

-Tiene que ver con la nueva configuración del escenario parlamentario y con la perspectiva hacia 2019. Está claro que los distintos sectores del peronismo, con nuestras divisiones y discusiones internas, no están dispuestos a regalarle la elección al macrismo. Es importante que tengamos la responsabilidad de defender los derechos de los sectores a los cuales representamos y que podamos construir acuerdos, alianzas, puntos de encuentro para llegar en las mejores condiciones a 2019. Ese escenario de diciembre fue importante porque expresó la mirada más estructural que tiene el macrismo, en cuanto a las clases sociales.

 

De Ponti durante una actividad en el Barrio Las Flores de Rosario (Foto: gentileza Marcos Jaimes)

-¿Va a haber oportunidad, entonces, para generar una unidad opositora?

-Es un deber histórico que tenemos, volver a proponer un proyecto de futuro que le pueda ganar al macrismo. Creo que hay una determinación muy fuerte también desde afuera, desde la calle. Necesitamos por ahí despojarnos de algunas cuestiones que han caracterizado los primeros dos años, que tienen que ver con personalismos. Pero si en conjunto nos damos un baño de humildad y ponemos lo colectivo por sobre lo personal, creo que hay muchas posibilidades de construir una unidad.

-En su provincia, Santa Fe, también se está hablando de un posible acuerdo entre el peronismo y el Frente Progresista. El diputado socialista Luis Contigiani dijo públicamente que hay que polarizar para enfrentar al macrismo. ¿Hay chances de que eso suceda?

-Sí… Me parece que es una fantasía pensar que el peronismo va a formar parte del Frente Progresista o que el socialismo se va a integrar al peronismo. En todo caso, lo que tenemos que pensar es de qué manera construimos un paraguas, una alternativa que nos pueda acercar a un punto de acuerdo. En las últimas elecciones a gobernador la provincia quedó dividida en tres tercios, pero en estos dos años se fortaleció mucho la opción que se alinea con el Gobierno nacional. Por supuesto, nosotros no queremos que la provincia sea gobernada por el PRO. Pero tampoco vamos a ser furgón de cola del socialismo. En todo caso, tenemos que discutir una estrategia de desarrollo para la provincia. En la Cámara de Diputados tuvimos coincidencia en muchas posiciones con Contigiani. Eso genera un acercamiento, pero tiene que hacerse con responsabilidad porque tenemos historias distintas. Es una fantasía plantear que un sector se va a acoplar detrás del otro.

"El peronismo no está dispuesto a regalarle la elección 2019 al macrismo”

La diputada del Movimiento Evita dice que el justicialismo tiene “el deber histórico” de lograr la unidad para vencer a Cambiemos. En su provincia, Santa Fe, no descarta un frente con el socialismo.

 

Tras un fin de año intenso, marcado por la polémica reforma previsional, que dejó heridas, alianzas y mostró una nueva articulación de la oposición en la Cámara baja, distintos sectores del peronismo avanzaron en conversaciones y comenzaron a sondear la posibilidad de llegar a un esquema de unidad de cara a 2019. “Tenemos el deber histórico de volver a proponer un proyecto de futuro que le pueda ganar al macrismo”, dice la diputada del Peronismo para la Victoria y militante del Movimiento Evita Lucila de Ponti.

Mientras toma unos días de descanso, la diputada nacida en Santa Fe – rosarina por adopción – dialogó con Letra P sobre las perspectivas del año que comienza, la discusión interna en el peronismo y la posibilidad de que en su provincia se llegue a un acuerdo con el Frente Progresista, que encabeza el socialismo.

 

DE VACACIONES. Aprovechó el paréntesis en la actividad del Congreso para leer y mirar series. Leyó el libro "Los Monos" - de Germán dos Santos, sobre la familia narco que forjó su poderío en su ciudad, Rosario - y "La guerra contra las mujeres", de Rita Segato. También miró la serie española "La Casa de Papel". Además de pasar unos días en la playa, dedica tiempo para ver a sus amigos, su familia y su novio. 

 

-El Gobierno decidió postergar el tratamiento en el Congreso de la reforma laboral. ¿Cree que la reforma previsional marcó el destino de ese proyecto?

-La reforma previsional era una medida que generaba mucho rechazo social y eso se manifestó en la calle y en el Congreso. Con la reforma laboral creo que hay una situación similar, sumado a que hay una representación institucional sindical que tampoco se mostró inclinada a trabajar para que avance y que no cuenta con otros actores políticos que apoyen. Se ve un escenario muy desfavorable y se podría volver a generar un clima de malestar similar al de diciembre, que ha traído muchos costos para el Gobierno.

-¿Esa ley marcó un cambio hacia adentro de la Cámara?

-Tiene que ver con la nueva configuración del escenario parlamentario y con la perspectiva hacia 2019. Está claro que los distintos sectores del peronismo, con nuestras divisiones y discusiones internas, no están dispuestos a regalarle la elección al macrismo. Es importante que tengamos la responsabilidad de defender los derechos de los sectores a los cuales representamos y que podamos construir acuerdos, alianzas, puntos de encuentro para llegar en las mejores condiciones a 2019. Ese escenario de diciembre fue importante porque expresó la mirada más estructural que tiene el macrismo, en cuanto a las clases sociales.

 

De Ponti durante una actividad en el Barrio Las Flores de Rosario (Foto: gentileza Marcos Jaimes)

-¿Va a haber oportunidad, entonces, para generar una unidad opositora?

-Es un deber histórico que tenemos, volver a proponer un proyecto de futuro que le pueda ganar al macrismo. Creo que hay una determinación muy fuerte también desde afuera, desde la calle. Necesitamos por ahí despojarnos de algunas cuestiones que han caracterizado los primeros dos años, que tienen que ver con personalismos. Pero si en conjunto nos damos un baño de humildad y ponemos lo colectivo por sobre lo personal, creo que hay muchas posibilidades de construir una unidad.

-En su provincia, Santa Fe, también se está hablando de un posible acuerdo entre el peronismo y el Frente Progresista. El diputado socialista Luis Contigiani dijo públicamente que hay que polarizar para enfrentar al macrismo. ¿Hay chances de que eso suceda?

-Sí… Me parece que es una fantasía pensar que el peronismo va a formar parte del Frente Progresista o que el socialismo se va a integrar al peronismo. En todo caso, lo que tenemos que pensar es de qué manera construimos un paraguas, una alternativa que nos pueda acercar a un punto de acuerdo. En las últimas elecciones a gobernador la provincia quedó dividida en tres tercios, pero en estos dos años se fortaleció mucho la opción que se alinea con el Gobierno nacional. Por supuesto, nosotros no queremos que la provincia sea gobernada por el PRO. Pero tampoco vamos a ser furgón de cola del socialismo. En todo caso, tenemos que discutir una estrategia de desarrollo para la provincia. En la Cámara de Diputados tuvimos coincidencia en muchas posiciones con Contigiani. Eso genera un acercamiento, pero tiene que hacerse con responsabilidad porque tenemos historias distintas. Es una fantasía plantear que un sector se va a acoplar detrás del otro.