X

El massismo, opositor a Vidal: “Se está yendo de las manos el ajuste”

El espacio Sergio Massa insiste en que la mandataria bonaerense dé marcha atrás con el revalúo inmobiliario que se aprobó a fines del año pasado con la ley fiscal.
Redacción 09/01/2018 16:50

El bloque de legisladores bonaerenses del Frente Renovador elevó el pedido a la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, para dar marcha atrás con el revalúo inmobiliario que la Legislatura aprobó a fines del año pasado ya que se le suma a los aumentos en los servicios que ya fueron anunciados como, por ejemplo, el transporte. 

“En noviembre planteábamos que no era momento de sacudir el bolsillo de los bonaerenses con semejante revalúo inmobiliario, y hoy, con el conocimiento de cómo impactarán en la inflación de enero y febrero los aumentos de luz, gas, combustibles, transporte y otros servicios, nos parece irracional que se implementen los aumentos previstos para los impuestos inmobiliarios”, sostuvo la diputada provincial del bloque del Frente Renovador, Valeria Arata

La legisladora por la Cuarta sección electoral también sostuvo que “la política de ajuste se está yendo de las manos, y los más perjudicados son los sectores de la clase media trabajadora que ven cómo sus salarios se diluyen detrás de cada medida que adopta el oficialismo”.
 


De esta manera el Frente Renovador empieza a perfilar-al menos discursivamente- un rol más opositor con el Gobierno nacional y, lo que es más sugerente, con el Gobierno provincial del que fue un gran aliado durante los dos primeros años de Gobierno. 

Los bloques massistas tanto en Diputados como en el Senado bonaerense, se habían opuesto a contra de los artículos que modificaban la base de cálculo incrementando las valuaciones fiscales del impuesto inmobiliario, durante el tratamiento de la Ley Fiscal Impositiva 2018. Por eso, ahora piden que Vidal dejé sin efecto el revalúo. 

Sugieren además que “es notoria la imposibilidad del Gobierno de cumplir su meta inflacionaria, que obviamente disparará el aumento de los productos que componen la canasta básica familiar”.

“Todos somos conscientes de las dificultades financieras que afronta la Provincia, pero también es cierto que este año contará con mucho dinero de toma de deuda y muchos millones del fondo del conurbano que recibirá a partir del lamentable pacto fiscal”, agregó Arata.  

En concreto, con el Pacto Fiscal que refrendó la Legislatura bonaerense, la provincia de Buenos Aires recibirá para este 2018 40 mil millones de pesos vía Nación y otros 65 mil millones de pesos para el año que viene.

 

 

El massismo, opositor a Vidal: “Se está yendo de las manos el ajuste”

El espacio Sergio Massa insiste en que la mandataria bonaerense dé marcha atrás con el revalúo inmobiliario que se aprobó a fines del año pasado con la ley fiscal. 

El bloque de legisladores bonaerenses del Frente Renovador elevó el pedido a la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, para dar marcha atrás con el revalúo inmobiliario que la Legislatura aprobó a fines del año pasado ya que se le suma a los aumentos en los servicios que ya fueron anunciados como, por ejemplo, el transporte. 

“En noviembre planteábamos que no era momento de sacudir el bolsillo de los bonaerenses con semejante revalúo inmobiliario, y hoy, con el conocimiento de cómo impactarán en la inflación de enero y febrero los aumentos de luz, gas, combustibles, transporte y otros servicios, nos parece irracional que se implementen los aumentos previstos para los impuestos inmobiliarios”, sostuvo la diputada provincial del bloque del Frente Renovador, Valeria Arata

La legisladora por la Cuarta sección electoral también sostuvo que “la política de ajuste se está yendo de las manos, y los más perjudicados son los sectores de la clase media trabajadora que ven cómo sus salarios se diluyen detrás de cada medida que adopta el oficialismo”.
 


De esta manera el Frente Renovador empieza a perfilar-al menos discursivamente- un rol más opositor con el Gobierno nacional y, lo que es más sugerente, con el Gobierno provincial del que fue un gran aliado durante los dos primeros años de Gobierno. 

Los bloques massistas tanto en Diputados como en el Senado bonaerense, se habían opuesto a contra de los artículos que modificaban la base de cálculo incrementando las valuaciones fiscales del impuesto inmobiliario, durante el tratamiento de la Ley Fiscal Impositiva 2018. Por eso, ahora piden que Vidal dejé sin efecto el revalúo. 

Sugieren además que “es notoria la imposibilidad del Gobierno de cumplir su meta inflacionaria, que obviamente disparará el aumento de los productos que componen la canasta básica familiar”.

“Todos somos conscientes de las dificultades financieras que afronta la Provincia, pero también es cierto que este año contará con mucho dinero de toma de deuda y muchos millones del fondo del conurbano que recibirá a partir del lamentable pacto fiscal”, agregó Arata.  

En concreto, con el Pacto Fiscal que refrendó la Legislatura bonaerense, la provincia de Buenos Aires recibirá para este 2018 40 mil millones de pesos vía Nación y otros 65 mil millones de pesos para el año que viene.