X
El faltazo de Daer, el más enfrentado con la familia del camionero, habilitó la participación de Facundo, Huguito y Pablo Moyano. Justo en la discusión por el apoyo a la marcha del 22.
Redacción 31/01/2018 16:10

La reunión del Consejo Directivo de la CGT se inició cerca de las 14.30 de este miércoles, en la sede Azopardo, con varias curiosidades y particularidades que se dan justo cuando está al rojo vivo el enfrentamiento entre el Gobierno y la familia Moyano. El encuentro, que finalizará -se estima- cerca de las 17, contó con 27 de sus 35 miembros, pero no contó con la asistencia de Héctor Daer, el jefe de Sanidad y uno de los tres miembros del triunvirato que integran Carlos Acuña y Juan Carlos Schmid. Es este último cuadro el más enfrentado con la posición radical de los Moyano, que aprovecharon el convite para copar la parada -aunque sin la presencia de Hugo, el jefe del clan- con su planteo central: el apoyo de la CGT a la marcha de Camioneros convocada para el 22 de febrero.

 

 

Cerca de los lugares de cabecera se los vio a Pablo, Facundo y Huguito Moyano, tres de los hijos del histórico líder del gremio de Camioneros. No es común que en esos encuentros participen en pleno, menos aún Facundo, que para dedicarse netamente a la política decidió alejarse del gremio de trabajadores de peajes.

Fuentes internas del encuentro adelantaron a Letra P que “algunos gremios adhieren en forma institucional y estiman que van a participar” de la marcha del 22, pero la jugada aún no tiene un apoyo masivo.

Los Moyano en pleno le copan la parada al triunvirato y se endurece la CGT

El faltazo de Daer, el más enfrentado con la familia del camionero, habilitó la participación de Facundo, Huguito y Pablo Moyano. Justo en la discusión por el apoyo a la marcha del 22.

 

La reunión del Consejo Directivo de la CGT se inició cerca de las 14.30 de este miércoles, en la sede Azopardo, con varias curiosidades y particularidades que se dan justo cuando está al rojo vivo el enfrentamiento entre el Gobierno y la familia Moyano. El encuentro, que finalizará -se estima- cerca de las 17, contó con 27 de sus 35 miembros, pero no contó con la asistencia de Héctor Daer, el jefe de Sanidad y uno de los tres miembros del triunvirato que integran Carlos Acuña y Juan Carlos Schmid. Es este último cuadro el más enfrentado con la posición radical de los Moyano, que aprovecharon el convite para copar la parada -aunque sin la presencia de Hugo, el jefe del clan- con su planteo central: el apoyo de la CGT a la marcha de Camioneros convocada para el 22 de febrero.

 

 

Cerca de los lugares de cabecera se los vio a Pablo, Facundo y Huguito Moyano, tres de los hijos del histórico líder del gremio de Camioneros. No es común que en esos encuentros participen en pleno, menos aún Facundo, que para dedicarse netamente a la política decidió alejarse del gremio de trabajadores de peajes.

Fuentes internas del encuentro adelantaron a Letra P que “algunos gremios adhieren en forma institucional y estiman que van a participar” de la marcha del 22, pero la jugada aún no tiene un apoyo masivo.