X
El ex diputado radical se sumó a las voces de la oposición en el cuestionamiento al reciente Decreto de Necesidad y Urgencia. Le pide a la UCR que realice advertencias.
Redacción 13/01/2018 16:47

Uno de los socios radicales más críticos a la marcha del gobierno de Cambiemos, el ex diputado Ricardo Alfonsín, fustigó el reciente Decreto de Necesidad  y Urgencia (DNU) firmado por el presidente Mauricio Macri que, bajo el amparo de la desburocratización de diversas áreas del Estado, modificó más de 140 leyes y normativas que, en muchos casos, dispararon fuertes polémicas y objeciones del arco opositor. En las redes sociales, el ex legislador apuntó: “Además de procurar un Estado cada vez menos burocrático, también hay que procurar que sea cada vez más de Derecho. El mega DNU no va en esa dirección”.

En esa línea, Alfonsín volvió a focalizar en el rol de su partido dentro de la alianza gobernante. Así, exigió: “La UCR debe advertir ante una eventual deriva decisionista en el Gobierno”.

Entre algunos de los alcances del tupido DNU, se reducen las sanciones a empresas que incumplen con la legislación laboral, se habilitan embargos directos sobre cuentas-sueldo, se modifican leyes fitosanitarias y aquellas que regulan venta de activos estatales.

Teniendo en cuenta el grueso paquete de reformas contemplado en el DNU, sin pasar por el Congreso, diversos sectores de la oposición pedirán su derogación. "Afecta seriamente la división de poderes, vulnera derechos y modifica un centenar de leyes", sostuvo la titular del GEN, Margarita Stolbizer, quien presentará una demanda el mes próximo, focalizando en la inconstitucionalidad de la medida.

Por su parte, el jefe del bloque de diputados nacionales del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, sostuvo: "Está claro que el presidente Mauricio Macri se burla del Parlamento y saca este decreto con la excusa de desburocratizar el Estado".

A esas voces críticas se sumó Alfonsín, quien observó que el eventual “decisionismo” que advierte en el gobierno de Macri “entre otras cosas no le permite a la sociedad conocer las razones de lo que se resuelve. No es ni lo más republicano ni lo más apto para asegurar el clima de certezas que requieren las inversiones”.

Alfonsín arremetió contra el mega DNU de Macri

El ex diputado radical se sumó a las voces de la oposición en el cuestionamiento al reciente Decreto de Necesidad y Urgencia. Le pide a la UCR que realice advertencias.

Uno de los socios radicales más críticos a la marcha del gobierno de Cambiemos, el ex diputado Ricardo Alfonsín, fustigó el reciente Decreto de Necesidad  y Urgencia (DNU) firmado por el presidente Mauricio Macri que, bajo el amparo de la desburocratización de diversas áreas del Estado, modificó más de 140 leyes y normativas que, en muchos casos, dispararon fuertes polémicas y objeciones del arco opositor. En las redes sociales, el ex legislador apuntó: “Además de procurar un Estado cada vez menos burocrático, también hay que procurar que sea cada vez más de Derecho. El mega DNU no va en esa dirección”.

En esa línea, Alfonsín volvió a focalizar en el rol de su partido dentro de la alianza gobernante. Así, exigió: “La UCR debe advertir ante una eventual deriva decisionista en el Gobierno”.

Entre algunos de los alcances del tupido DNU, se reducen las sanciones a empresas que incumplen con la legislación laboral, se habilitan embargos directos sobre cuentas-sueldo, se modifican leyes fitosanitarias y aquellas que regulan venta de activos estatales.

Teniendo en cuenta el grueso paquete de reformas contemplado en el DNU, sin pasar por el Congreso, diversos sectores de la oposición pedirán su derogación. "Afecta seriamente la división de poderes, vulnera derechos y modifica un centenar de leyes", sostuvo la titular del GEN, Margarita Stolbizer, quien presentará una demanda el mes próximo, focalizando en la inconstitucionalidad de la medida.

Por su parte, el jefe del bloque de diputados nacionales del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, sostuvo: "Está claro que el presidente Mauricio Macri se burla del Parlamento y saca este decreto con la excusa de desburocratizar el Estado".

A esas voces críticas se sumó Alfonsín, quien observó que el eventual “decisionismo” que advierte en el gobierno de Macri “entre otras cosas no le permite a la sociedad conocer las razones de lo que se resuelve. No es ni lo más republicano ni lo más apto para asegurar el clima de certezas que requieren las inversiones”.