X

El menú del almuerzo Macri-Larreta en el sur: gestión y ensaladas de Juliana

El Presidente escuchó durante más de dos horas los proyectos de la Ciudad. También, hablaron del viaje a Davos. La “preocupación” del jefe de Estado.
Por 12/01/2018 12:07

El presidente Mauricio Macri abrió las puertas de la casa en la que se aloja en el Country Club Cumelen de Villa La Angostura para recibir al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. El alcalde llegó con cinco funcionarios, que degustaron las ensaladas que preparó la primera dama, Juliana Awada, y luego le recitaron al jefe del Estado nacional cerca de 100 proyectos que la Ciudad planea concretar antes de 2019.

Larreta llegó a la provincia de Neuquén acompañado por su vicejefe de Gobierno, Diego Santilli; el jefe de Gabinete, Felipe Miguel; el ministro Eduardo Macchiavelli (Ambiente y Espacio Público) y los secretarios Fernando Straface (General y Relaciones Internacionales) y Fernando “Bana” Benegas (Planificación y Coordinación de Gestión). Al estilo macrista, cada uno tuvo su rol y su lugar en el encuentro patagónico.

La comitiva porteña le presentó al Presidente el Plan de Gobierno 2018-2019, con obras de infraestructura y la Reforma Educativa como ejes centrales, como detalló Letra P. Los funcionarios viajaron todos juntos a la mañana desde Aeroparque y regresaron pasadas las 16. El Presidente los esperó en la casa en la que pasa sus vacaciones, junto a Awada y la hija de ambos, Antonia. También, desfilaba por la cabaña lindera al Lago Nahuel Huapi el secretario presidencial Darío “Daro” Nieto.

Al comienzo, hubo una bilateral entre Rodríguez Larreta y Macri en la que intercambiaron información sobre la gira oficial del Presidente por Europa (Rusia, Francia y Suiza) y la actividad en el Foro Económico Mundial en Davos, al que también asistirá el alcalde entre el 24 y el 25 de enero. Macri aprovechó el mano a mano para pedir opinión a Larreta sobre la marcha del gobierno de Cambiemos, como suele hacer con funcionarios o dirigentes PRO que no están bajo la órbita nacional.

 

 

Mientras tanto, el resto de la delegación porteña aguardaba en otro costado de la casa del Country Club patagónico, que cuenta con cancha de Golf y Paddle, deportes que el Presidente gusta de practicar. En ese ínterin, según pudo reconstruir Letra P, la primera dama puso la mesa y sirvió ensaladas de rúcula y calabaza asada, otra de repollo y una última de palta y choclo. Al mismo tiempo, los ministros escuchaban crepitar el lomo a la parilla que más tarde degustaron.

Culminada la bilateral, todos los comensales se ubicaron en la mesa. Rodríguez Larreta y Santilli hicieron la introducción y la presentación del Plan de Gobierno. Felipe Miguel brindó detalles del Plan de Integral de Seguridad, Straface se encargó de un tema primordial para el Presidente: el plan de reducción de gastos enmarcado en el pacto fiscal acordado entre los gobernadores y la Casa Rosada.

 

 

Juliana Awada hizo ensaladas para agasajar a la comitiva porteña que viajó hacia Cumelen. En la Quinta Presidencial de Olivos, la primera dama tiene su propia huerta (FOTO: Presidencia)

 

En tanto, el ministro Macchiavelli presentó las obras públicas, con eje en urbanización de villas, la Villa Olímpica y el Paseo del Bajo (conexión AU Illia con AU Buenos Aires - La Plata). Con respecto a los viaductos que eliminan los pasos a nivel en el corredor norte, el primer mandatario mostró “preocupación” por qué va a hacer la Ciudad con los espacios lindantes a esos terrenos ferroviarios. El Ejecutivo buscará habilitar locales comerciales y extender espacios verdes. El secretario Benegas, administrador del tablero de control de la gestión porteña, informó sobre los plazos previstos en cada obra, de las casi 100 que la comitiva presentó al Presidente.

Tras dos horas y treinta minutos de reunión, Macri agasajó a los porteños con helado y las cerezas que le había llevado el miércoles el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck. En ese encuentro, del que participó el ministro Rogelio Frigerio (Interior), el mandatario patagónico se llevó la misma instrucción que Larreta: trabajar por la reducción de gastos en sus respectivos gobiernos.

“Viene todo muy en marcha”, evaluó el Presidente luego del encuentro con la comitiva porteña. Previamente, Macri les marcó a Larreta y su equipo la “responsabilidad” que conlleva gobernar la Ciudad cuna del PRO y vidriera por excelencia de la gestión macrista.

El menú del almuerzo Macri-Larreta en el sur: gestión y ensaladas de Juliana

El Presidente escuchó durante más de dos horas los proyectos de la Ciudad. También, hablaron del viaje a Davos. La “preocupación” del jefe de Estado.

El presidente Mauricio Macri abrió las puertas de la casa en la que se aloja en el Country Club Cumelen de Villa La Angostura para recibir al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. El alcalde llegó con cinco funcionarios, que degustaron las ensaladas que preparó la primera dama, Juliana Awada, y luego le recitaron al jefe del Estado nacional cerca de 100 proyectos que la Ciudad planea concretar antes de 2019.

Larreta llegó a la provincia de Neuquén acompañado por su vicejefe de Gobierno, Diego Santilli; el jefe de Gabinete, Felipe Miguel; el ministro Eduardo Macchiavelli (Ambiente y Espacio Público) y los secretarios Fernando Straface (General y Relaciones Internacionales) y Fernando “Bana” Benegas (Planificación y Coordinación de Gestión). Al estilo macrista, cada uno tuvo su rol y su lugar en el encuentro patagónico.

La comitiva porteña le presentó al Presidente el Plan de Gobierno 2018-2019, con obras de infraestructura y la Reforma Educativa como ejes centrales, como detalló Letra P. Los funcionarios viajaron todos juntos a la mañana desde Aeroparque y regresaron pasadas las 16. El Presidente los esperó en la casa en la que pasa sus vacaciones, junto a Awada y la hija de ambos, Antonia. También, desfilaba por la cabaña lindera al Lago Nahuel Huapi el secretario presidencial Darío “Daro” Nieto.

Al comienzo, hubo una bilateral entre Rodríguez Larreta y Macri en la que intercambiaron información sobre la gira oficial del Presidente por Europa (Rusia, Francia y Suiza) y la actividad en el Foro Económico Mundial en Davos, al que también asistirá el alcalde entre el 24 y el 25 de enero. Macri aprovechó el mano a mano para pedir opinión a Larreta sobre la marcha del gobierno de Cambiemos, como suele hacer con funcionarios o dirigentes PRO que no están bajo la órbita nacional.

 

 

Mientras tanto, el resto de la delegación porteña aguardaba en otro costado de la casa del Country Club patagónico, que cuenta con cancha de Golf y Paddle, deportes que el Presidente gusta de practicar. En ese ínterin, según pudo reconstruir Letra P, la primera dama puso la mesa y sirvió ensaladas de rúcula y calabaza asada, otra de repollo y una última de palta y choclo. Al mismo tiempo, los ministros escuchaban crepitar el lomo a la parilla que más tarde degustaron.

Culminada la bilateral, todos los comensales se ubicaron en la mesa. Rodríguez Larreta y Santilli hicieron la introducción y la presentación del Plan de Gobierno. Felipe Miguel brindó detalles del Plan de Integral de Seguridad, Straface se encargó de un tema primordial para el Presidente: el plan de reducción de gastos enmarcado en el pacto fiscal acordado entre los gobernadores y la Casa Rosada.

 

 

Juliana Awada hizo ensaladas para agasajar a la comitiva porteña que viajó hacia Cumelen. En la Quinta Presidencial de Olivos, la primera dama tiene su propia huerta (FOTO: Presidencia)

 

En tanto, el ministro Macchiavelli presentó las obras públicas, con eje en urbanización de villas, la Villa Olímpica y el Paseo del Bajo (conexión AU Illia con AU Buenos Aires - La Plata). Con respecto a los viaductos que eliminan los pasos a nivel en el corredor norte, el primer mandatario mostró “preocupación” por qué va a hacer la Ciudad con los espacios lindantes a esos terrenos ferroviarios. El Ejecutivo buscará habilitar locales comerciales y extender espacios verdes. El secretario Benegas, administrador del tablero de control de la gestión porteña, informó sobre los plazos previstos en cada obra, de las casi 100 que la comitiva presentó al Presidente.

Tras dos horas y treinta minutos de reunión, Macri agasajó a los porteños con helado y las cerezas que le había llevado el miércoles el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck. En ese encuentro, del que participó el ministro Rogelio Frigerio (Interior), el mandatario patagónico se llevó la misma instrucción que Larreta: trabajar por la reducción de gastos en sus respectivos gobiernos.

“Viene todo muy en marcha”, evaluó el Presidente luego del encuentro con la comitiva porteña. Previamente, Macri les marcó a Larreta y su equipo la “responsabilidad” que conlleva gobernar la Ciudad cuna del PRO y vidriera por excelencia de la gestión macrista.